• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
Los anticuerpos monoclonales, eficaces para la rinosinusitis crónica con poliposis nasal

Los anticuerpos monoclonales, eficaces para la rinosinusitis crónica con poliposis nasal

Los tratamientos biológicos a base de anticuerpos monoclonales han demostrado en diferentes estudios ser eficaces en el tratamiento de la rinosinusitis crónica grave con poliposis nasal, cuando los tratamientos convencionales no funcionan. Esta patología afecta a cerca de un 5% de la población general y suele tratarse con lavados nasales con soluciones salinas y  con corticoides intranasales. Los síntomas más característicos de esta patología son la obstrucción nasal, rinorrea, dolor o presión facial, y alteraciones en el olfato, en mayor medida. En ocasiones será necesaria la cirugía para corregir el problema y mejorar la calidad de vida del paciente.

Un metanálisis publicado en Cochrane concluye que en pacientes con rinosinusitis crónica grave y pólipos nasales que utilizan esteroides nasales tópicos, el anticuerpo monoclonal Dupilumab reduce la extensión de la enfermedad, puede mejorar los síntomas y la necesidad de una cirugía adicional. Dupilumab es un anticuerpo monoclonal completamente humano que inhibe la señalización de la interleucina (IL) -4 e IL-13, impulsores clave de la inflamación tipo 2. Su uso ya está aprobado para la dermatitis atópica y el asma.

Por otro lado, dos estudios multicéntricos recientes publicados en The Lancet y realizados con 276 y 448 pacientes, han demostrado que Dupilumab permite reducir el tamaño de los pólipos, la opacificación de los senos paranasales y la gravedad de los síntomas en pacientes con  rinosinusitis crónica con pólipos nasales. Además, se demostró que este medicamento biológico es bien tolerado por lo que podría incluirse cómo una opción terapéutica para estos pacientes. En este estudio participó el doctor Joaquim Mullol, responsable del área de Rinología y de la Clínica del Olfato del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Clínic, miembro también de la SEORL-CCC.

Por último, un metanálisis publicado en la revista International Forum of Allergy & Rhinology concluye que los tratamientos biológicos tienen un efecto positivo sobre la función olfativa de los pacientes con rinosinusitis crónica con pólipos nasales.

Causas de la rinosinusitis crónica

La rinosinusitis crónica es una enfermedad que consiste en la inflamación nasal y de los senos paranasales que puede acompañarse de la presencia de lesiones polipoides lisas, gelatinosas, translúcidas y piriformes, que van ocupando los senos paranasales hacia las fosas nasales, por lo que se denomina rinosinusitis crónica con poliposis nasal. En ella pueden estar implicados diversos factores como la alergia, alteraciones morfológicas o vasculares, así como agentes infecciosos.

Se trata de una patología que causa gran impacto en la calidad de vida de quien la sufre pues, además de los síntomas antes señalados, también pueden aparecer halitosis, fatiga, dolor de dientes, tos, otalgia presión o sensación de plenitud en el oído.

El diagnóstico de la rinosinusitis crónica con pólipos debe contemplar los antecedentes del paciente y su sintomatología clínica e implica la realización de una exploración. Con la endoscopia nasosinusal se podrá detectar la presencia de pólipos.

¿Cuál es el principal tratamiento de la rinosinusitis crónica?

La rinosinusitis crónica consiste en la inflamación de las fosas nasales y los senos paranasales que persiste más de 12 semanas. Afecta de forma más frecuente en la edad adulta, sobre todo a partir de los 50 años. El doctor José Miguel Villacampa, miembro de la Comisión de Rinología, Alergia y Base de Cráneo Anterior de la SEORL explica en este vídeo cuáles son los principales síntomas y el tratamiento de esta patología.

El tratamiento principal de la rinosinusitis crónica consiste en la práctica de lavados nasales con agua de mar o suero fisiológico, acompañado de un antiinflamatorio de tipo esteroideo en forma de spray nasal.En caso de que los síntomas persistan o se agraven, lo mejor es que el paciente acuda a un otorrinolaringólogo para estudiar la posibilidad de aplicar otros fármacos o si fuera necesario realizar una cirugía. En aquellos casos en los que, pese a un tratamiento médico correcto, el paciente siga con una sintomatología que afecte a su calidad de vida podría beneficiarse de cirugía nasal. Habitualmente esta cirugía consiste en la apertura de los senos paranasales por vía endoscópica, facilitando el drenaje de los senos y favoreciendo que el tratamiento médico alcance mejor todos los rincones de las cavidades nasosinusales.

Las causas de rinosinusitis crónica son muy variadas. Pueden deberse a virus o bacterias que cronifican esa inflamación que hace que se pierdan células ciliadas y se incrementen las células caliciformes responsables de la rinorrea. Por otro lado, el aumento de la permeabilidad capilar da lugar a edema y obstrucción nasal con la consiguiente estimulación de  las terminaciones nerviosas encargadas de los estornudos. Suele dar síntomas de obstrucción nasal, rinorrea con mucosidad externa y posterior y, en ocasiones, alteraciones del olfato o cefalea. También puede deberse a algunas enfermedades cuya causa está aún por descubrir como la rinosinusitis crónica con pólipos.

La calidad de vida de las personas que la sufren está bastante limitada y se compara incluso con la de los pacientes de patologías cardíacas, pues influyen en el trabajo o en el sueño.

La rinosinusitis crónica afecta a un 4% de la población

La rinosinusitis crónica afecta a un 4% de la población

La rinosinusitis crónica afecta a un 4% de la población, existiendo una íntima relación con enfermedades respiratorias como el asma, según datos presentados en la XIX Reunión de Primavera de la Comisión de Rinología, Alergia y Base de Cráneo Anterior de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Un estudio publicado en la revista Otolaringology Head and Neck Surgery concluye que el promedio de edad está en 50,4 años; que cerca del 60% son mujeres y que en el 35% coexisten con rinitis alérgica, en el 13,3% con poliposis nasal, y en el 4,4% con asma. Consiste en un proceso permanente de sinusitis y rinitis que afecta mucho a la calidad de vida de quien lo sufre, más incluso que otras enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes o el asma. Entre los síntomas que puede provocar se encuentran la obstrucción o congestión nasal, rinorrea, dolor o sensación de presión facial, cefalea,  alteraciones en el olfato, fatiga y tos. Tiene además consecuencias sobre el sueño, favoreciendo el insomnio, el ronquido y el síndrome de apnea obstructiva.

La prevalencia de esta enfermedad se ha incrementado en los últimos años como consecuencia de la contaminación atmosférica. Esto es debido a que se produce una inflamación del epitelio respiratorio que aumenta la permeabilidad a los alérgenos y disminuye la capacidad de la eliminación mediante el tapiz mucociliar. Una investigación realizada en China y publicada en la revista International Journal of Environmental Research and Public Health confirma la asociación entre los contaminantes ambientales y la prevalencia de efectos respiratorios como la rinitis alérgica. De hecho, diversos estudios demuestran como en las zonas contaminadas, las industriales, hay más casos que en lugares más rurales. Otro estudio publicado en The Journal of Preventive Medicine and Public Health concluye que los contaminantes atmosféricos son responsables de las visitas a urgencias por asma, en especial en sujetos con rinitis alérgica.

El tratamiento de la rinosinusitis crónica puede ser farmacológico, mediante antibioterapia, corticoterapia sistémica o tópica nasal, o también puede ser quirúrgico, dependiendo del grado de severidad de la enfermedad. Actualmente las investigaciones para el tratamiento de esta patología va enfocado en terapias biológicas.

La Comisión de Rinología celebra su Reunión de Primavera

La Comisión de Rinología celebra su Reunión de Primavera

La Comisión de Rinología, Alergia y Base de Cráneo Anterior de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) celebra su XIX Reunión de Primavera los próximos 24 y 25 de marzo en Barcelona. Las jornadas cuentan con la colaboración de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y el aval de la Sociedad Catalana de Otorrinolaringología y Patología Cervico-Facial (SCORL) y la Sociedad Catalana de Alergia e Inmunología Clínica (SCAIC).

Durante la reunión los ponentes participantes ofrecerán las últimas novedades y actualizaciones científicas relacionadas con la rinosinusitis crónica y la rinitis alérgica. Así, se abordarán cuestiones como el diagnóstico por componentes en alergia que permite conocer el alérgeno concreto causante y los últimos tratamientos con inmunoterapia, las distintas soluciones para la rinosinusitis crónica y la poliposis nasal con cirugía.

A las jornadas asistirán dos invitados internacionales. Uno de ellos es el doctor Claus Bachert, jefe del Laboratorio de investigación de inflamación en vías respiratorias altas y jefe de Servicio de ORL en la  Universidad de Gante, en Bélgica. Además, asistirá el doctor Ludger Klimek, jefe de Servicio de Rinología y Alergia, Presidente de la Sociedad Alemana de Alergología, en Wiesbaden, Alemania.

Para acceder al programa pincha aquí