Un médico ORL puede ejercer actividad por cuenta propia una vez jubilado siempre y cuando no esté dado de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).

“El otorrinolaringólogo debe darse de alta en una Mutualidad para cubrir contingencias de jubilación, muerte, invalidez y dependencia. En este caso Mutual Médica es la única alternativa a autónomos en toda España para los médicos que ejercen la medicina por cuenta propia”, explican Cabrera&Gil Abogados.

Consulta el documento completo de Cabrera&Gil Abogados sobre las diferentes posibilidades tras la jubilación aquí