• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
¿En qué consiste el tratamiento de la disfonía espasmódica?

¿En qué consiste el tratamiento de la disfonía espasmódica?

La disfonía espasmódica es un trastorno de la voz considerado una enfermedad rara ya que afecta a entre 3 y 4 personas de cada 100.000, según datos de la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER). Su diagnóstico debe ser muy minucioso por parte del otorrinolaringólogo para que pueda valorar las distintas opciones de tratamiento que hay. Un trabajo reciente publicado en Auris, Nasus, Larynx confirma que afecta en mayor medida a mujeres y con un mayor predominio de iniciarse a una edad joven.

La disfonía espasmódica se caracteriza por unas contracciones involuntarias de la musculatura de las cuerdas vocales que dan lugar a espasmos en las mismas. Es por eso que lo más característico de las personas que lo sufren es la voz entrecortada o quebrada cuando suceden los espasmos. Sin estos, son capaces de emitir su voz de forma normal. Por lo general, supone un gran impacto en su calidad de vida al interferir en su forma de comunicarse con los demás.

El tratamiento de la disfonía espasmódica tiene como objetivo reducir los espasmos para mejorar la calidad de la voz y la comunicación de estas personas. Deberá hacerse de forma individualizada teniendo en cuenta las características del paciente.

En la actualidad el tratamiento que ha mostrado mejores resultados y el que es utilizado en la mayoría de los casos es la toxina botulínica. Consiste en inyectar la toxina en la musculatura de las cuerdas vocales con el objetivo de reducir la intensidad de los espasmos. Se repetirá de nuevo la infiltración en caso de que reaparezcan los espasmos. Se debe acompañar con tratamiento de rehabilitación de voz.

Las infiltraciones con toxina botulínica pueden acompañarse con una rehabilitación o reeducación vocal, en la que se harán una serie de ejercicios de respiración y vocales, que permitirán a las personas con disfonía espasmódica reducir los espasmos y producir el habla de forma normal.

También puede contemplarse el tratamiento psicológico adyuvante, ya que se trata de un trastorno que tiene un componente psicológico. Por un lado, el estrés y la ansiedad de la vida diaria pueden influir en la frecuencia de espasmos que sufre la persona y, al mismo tiempo, los espasmos y el propio trastorno disfónico puede generar situaciones de estrés ante las dificultades de comunicarse con sus relaciones sociales, familiares o personales. En todo caso, la terapia debe ser un complemento al tratamiento de base de la disfonía espasmódica y no llevarse a cabo de forma aislada pues no se obtendrían los resultados deseados.

En cuanto al tratamiento farmacológico, hay que partir de la base de que no existe ningún medicamento que cure la disfonía espasmódica.

Algunos consejos para cuidar la voz

En general, y en particular para las personas con disfonía espasmódica, desde la SEORL-CCC se recomiendan los siguientes consejos para cuidar la voz:

  • No hablar ni forzar la voz, sobre todo si se tiene un catarro o una infección de garganta.
  • Evitar entornos con humos o contaminados, así como el aire acondicionado
  • Evitar el alcohol y el tabaco
  • Hidratar bien las cuerdas vocales tomando mucho líquido, sobre todo agua
  • Hablar de forma articulada y abriendo bien la boca, sin tensionar el cuello
  • Evitar hablar de forma continuada durante un tiempo prolongado
  • Proporcionar a la voz un buen descanso durmiendo el número de horas aconsejado.
  • No automedicarse y acudir al otorrinolaringólogo ante problemas en la voz persistentes.
¿La cirugía de tiroides conlleva problemas de voz?

¿La cirugía de tiroides conlleva problemas de voz?

La cirugía de tiroides puede suponer problemas en la voz, como disfonía en menor o mayor grado, hasta para el 80% de los pacientes. Así lo refleja el documento Recomendaciones sobre el uso de la neuromonitorización en cirugía de tiroides y paratiroides, presentado durante la IV Reunión de la Comisión de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la SEORL-CCC celebrada en Sevilla el 14 y 15 de junio. Para reducir estas dificultades vocales se ha introducido en los últimos años la técnica de neuromonitorización del nervio laríngeo ya que permite al cirujano localizar e identificar el nervio laríngeo recurrente para minimizar el daño.

Diversos estudios confirman las consecuencias de la cirugía de tiroides en las cuerdas vocales. Así, un trabajo publicado en Laryngoscope concluye que a mayor edad las posibilidades de desarrollar problemas de voz y deglución tras una tiroidectomía aumentan un 5% por año. Otra investigación publicada en Jama Otolaryngology- Head & Neck Surgery concluye que los síntomas de voz persistieron en el 50% de los pacientes analizados hasta al menos un año de seguimiento, lo que afecta a su calidad de vida.

Después de la tiroidectomía se pueden suceder una serie de trastornos en la voz como consecuencia de una lesión producida en los nervios laríngeos, por traumatismos que pueden surgir en las maniobras de intubación y extubación, por una disfunción en los músculos extrínsecos de la laringe o incluso porque el paciente sufra una reacción psicológica a la operación, entre otros motivos. Así lo advierte el documento mencionado, elaborado por diferentes médicos de la Comisión de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la SEORL-CCC. Por estas complicaciones que pueden tener lugar durante la cirugía de cáncer de tiroides los otorrinolaringólogos-cirujanos de cabeza y cuello recomiendan evaluar las cuerdas vocales antes de la cirugía, la protección del nervio laríngeo superior durante la intervención y la valoración de los cambios en la voz entre 2 semanas y 2 meses después de la cirugía.

Para reducir estos problemas se está empleando la neuromonitorización intraoperatoria que consiste en la transformación en señal acústica y electromiográfica de la actividad neuromuscular de los músculos intrínsecos de la laringe tras su estímulo eléctrico. Esta herramienta aumenta la seguridad del cirujano de cabeza y cuello y le ayuda, no solo a identificar el nervio laríngeo recurrente, sino a su disección y a la predicción de una posible parálisis laríngea (PL), ya que informa sobre su estado funcional al terminar la cirugía. Además, contribuye a reducir la incidencia de parálisis laríngea bilateral y al registro de datos para la investigación, además de aportar más seguridad al paciente.

La precisión de esta técnica depende de distintos factores como la técnica realizada, la tecnología empleada y la formación del cirujano para la correcta ejecución e interpretación de la señal. En este sentido, es necesario una experiencia y entrenamientos previos para poder solventar cualquier tipo de dificultad que pueda surgir durante la cirugía. De ahí la importancia del otorrinolaringólogo-cirujano de cabeza y cuello en cirugía de tiroides.

Por otra parte, el empleo de técnicas mínimamente invasivas, con ayuda de la endoscopia cervical para realizar procedimientos menos agresivos, permite también reducir las secuelas de la cirugía de tiroides.

¿En qué consiste la rehabilitación de la voz?

La rehabilitación de la voz consiste en la valoración de la mecánica de la producción vocal y en el establecimiento de ciertas técnicas y ejercicios para restablecer la función correcta de la misma. Este conjunto de terapias son necesarias en todos los pacientes que presenten alteraciones en su voz de forma persistente, en aquellos que vayan someterse a una cirugía o en quienes ya se han realizado este tipo de intervenciones. En esta fase de la recuperación, el paciente recibe las directrices  sobre cómo realizar la respiración para modular la voz de forma adecuada, cómo producir  la voz a un volumen y a una intensidad correctos y aprender a no realizar esfuerzos innecesarios ni agresiones en los órganos que producen la voz durante el habla.

El doctor Pedro Cabrera, presidente de la Comisión de Laringología, Voz, Foniatría y Deglución de la SEORL-CCC, explica en este vídeo que la rehabilitación de la voz tiene la función de realizar una reeducación de la función vocal para fomentar unos buenos hábitos y comportamientos adecuados que eviten daños.

Este tipo de terapias se basan en la mejora de la función respiratoria y vocal, el enriquecimiento de la variedad de armónicos vocales de cada paciente, la mejora de la articulación y la relajación, el condicionamiento muscular de las vías respiratorias y la corrección del uso de los resonadores naturales de cada persona así como la articulación y modulación en la emisión de la voz.

Todos los tratamientos  se suelen realizar de forma combinada y progresiva, en función de las necesidades concretas de cada caso, por lo que es fundamental que exista una comunicación entre todos los profesionales implicados en el proceso rehabilitador.

¿Qué profesionales intervienen en la rehabilitación de la voz?

En la rehabilitación de la voz deben estar implicados desde el propio paciente hasta diferentes profesionales como el otorrinolaringólogo, el foniatra o el logopeda. Todos ellos deben trabajar de forma conjunta para poder recuperar la función vocal y conseguir que los hábitos adquiridos por el paciente no dañen los órganos ni el sistema encargado de la producción de la voz.

En algunas ocasiones, en función de las características particulares de cada paciente, también es conveniente que en este proceso de rehabilitador participen otros profesionales como profesores de canto u otros profesionales de la voz que puedan contribuir al proceso de aprendizaje y reparación de la función vocal.

¿Qué papel juega el otorrinolaringólogo en la rehabilitación de la voz?

El otorrinolaringólogo juega un papel muy importante en la rehabilitación de la voz ya que es el responsable de diagnosticar el problema principal que causa las dolencias y la pérdida de la función vocal.  Una vez realizado el diagnóstico, también se ocupa de transmitirlo al profesional encargado de dicha rehabilitación y de establecer la terapia para cada paciente de manera individual trabajando conjuntamente con otros expertos en rehabilitación de la voz, como foniatras o logopedas.  Este paso es fundamental ya que sin un correcto diagnóstico no se puede establecer la terapéutica adecuada.

Una vez realizado el diagnóstico, la primera etapa de la rehabilitación es la demostración y la concienciación del paciente de que realiza una mala producción vocal y gestual en la emisión del sonido. Por su parte, la segunda etapa va enfocada en el trabajo conjunto del propio paciente  con los distintos profesionales. Así,   el otorrinolaringólogo es el responsable de evaluar los progresos, su evolución o persistencia de las dolencias que pueda tener el paciente durante la rehabilitación a través de un seguimiento visual de las lesiones que pudieran existir previamente.

La SEORL celebra el Día Mundial de la Voz

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) ha organizado este lunes 16 de abril la jornada Mira tu voz con motivo del Día Mundial de la Voz. La misma contó con la presencia de los doctores Isabel García López, Pedro Cabrera, y Mario Fernández, presidenta y vocal de la Comisión de Laringología, Voz, Foniatría y Deglución y secretario general de la SEORL-CCC, respectivamente;  Maite Arenas, de la Asociación de Pacientes Laringectomizados ARMAREL; Pilar Pérez-Iñigo, profesora de la Escuela Superior de Canto;  Roxana Coll, fonoaudióloga y logopeda; Mamen Márquez, vocal coach y directora vocal de Operación Triunfo; y Carlos Chamarro, actor. Durante la misma se ha debatido el consenso sobre disfonía elaborado este año por la Academia Americana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello así como los distintos problemas y cuidados de los profesionales que trabajan con la voz.  Además, tuvo lugar una actuación musical de canto con el tenor Victor Trueba; el barítono Mario Millán; y al teclado, Francisco Hernández.

La jornada reunió a profesionales sanitarios, expertos en voz y pacientes para debatir sobre los cuidados de la voz y cómo detectar posibles problemas laríngeos de forma precoz. El Día Mundial de la Voz se celebra con el objetivo de concienciar sobre la importancia de los cuidados de la voz y las distintas patologías que pueden afectar a las cuerdas vocales. Su celebración se inició en 1999 por iniciativa de la Federación Internacional de Sociedades de Otorrinolaringología y en España está coordinado por la SEORL.

La voz es la principal herramienta para desarrollar las relaciones personales y sociales por lo que es imprescindible cuidarla y prestar atención ante cualquier alteración. Sin embargo, una de cada 13 personas sufre trastornos de la voz pero la mayoría no se tratan adecuadamente, según estimaciones de la SEORL-CCC. Por ello, es imprescindible estar alerta si son de larga duración y acudir al otorrinolaringólogo que es el especialista que podrá realizar una correcta evaluación de la laringe a través de la laringoscopia, con la que podrá realizar un diagnóstico precoz de problemas laríngeos.

 

La Comisión de Laringología celebra un curso acreditado en marzo

La Comisión de Laringología celebra un curso acreditado en marzo

La Comisión de Laringología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) celebrará un curso del 15 al 17 de marzo de 2018 en el Hospital Universitario La Paz. Esta actividad está acreditada por la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias. El programa preliminar del mismo ya está disponible aquí.

Durante el curso habrá talleres de videoendoscopia de la deglución, videofluoroscopia y esofagoscopia transnasal, análisis acústico y estroboscopia. Además, se incluirán ponencias sobre la evaluación logopédica de la disfagia y de la voz, el manejo diagnóstico de lesiones que afectan a la vibración vocal o de la disfonía en profesionales de la voz. Habrá varios apartados dedicados a la cirugía de la laringe como la microcirugía, fonocirugía de lesiones de borde libre o de lesiones congénitas, así como de la parálisis laríngea bilateral.

El curso contará con dos profesores internacionales invitados. Por un lado, tendrá la presencia del doctor Peak Woo, profesor clínico de Otorrinolaringología en el Icahn School of Medicine. Además, estará Mara Behlau, Fonoaudióloga, Especialista en Comunicación humana para particulares y empresas, procedente de Brasil.

Para realizar las inscripciones y tener más información pincha aquí.

La hemorragia en las cuerdas vocales, una “urgencia vocal”

La hemorragia en las cuerdas vocales, una “urgencia vocal”

Uno de los diagnósticos más comunes entre los profesionales de la voz son las hemorragias en las cuerdas vocales. Se considera una “urgencia vocal” en la que el paciente nota un cambio brusco de la voz tras el uso o abuso vocal, bien por cantar, por hablar en público o por gritar, y se asocia con irritación.

La hemorragia se produce debido al llamado fonotrauma, un choque brusco de las cuerdas vocales de forma repetida, por forzar la voz o por una excesiva carga de trabajo. También se puede producir por utilizar la voz con una garganta previamente inflamada como consecuencia de una infección. Esto hace que el paciente experimente cambios en la voz, ya que la sangre se queda retenida impidiendo la vibración de las cuerdas vocales.

En población general es frecuente en mujeres, sobre todo en la etapa premenstrual, con suplemento hormonal o en el embarazo. Aunque también se presenta en tratamientos con AAS (ácido acetilsalicílico), AINE´s (antiinflamatorios no esteroideos) así como en infecciones del tracto respiratorio superior. El hecho de que sea una patología con mayor prevalencia en los profesionales de la voz puede deberse a que ellos son los que más exploraciones de las cuerdas vocales se realizan.

El tratamiento de la hemorragia en las cuerdas vocales requiere, en primer lugar, reposo vocal de un mínimo de 7 días, aunque lo recomendable para un cantante está entre las tres y las cuatro semanas. Además, será imprescindible someterse a rehabilitación. Si se formara hematoma persistente, podrá ser necesaria la cirugía.

Para los profesionales de la voz, los otorrinolaringólogos recomiendan realizar unos mínimos cuidados que les permitan evitar los trastornos más frecuentes. Es importante no carraspear porque puede irritar las cuerdas vocales y aplicar unas técnicas para aclarar la voz. También es útil la toma de líquidos para tener la garganta hidratada y un buen descanso. En cualquier caso, ante cualquier cambio o alteración de la voz que dure más de dos semanas, lo aconsejable es visitar la consulta del especialista.

La rehabilitación de los pacientes laringectomizados no está cubierta en todas las áreas sanitarias

La rehabilitación de los pacientes laringectomizados no está cubierta en todas las áreas sanitarias

La laringectomía total es la estrategia terapéutica que mayor supervivencia ofrece en el tratamiento del carcinoma localmente avanzado de laringe e hipofaringe. Sin embargo, esta cirugía conlleva un importante daño físico pero también social y emocional, en cuanto que supone un deterioro en la calidad de vida, afectando la capacidad de comunicación, la imagen corporal, la respiración, la deglución, la olfacción, la capacidad física, entre otras.

La rehabilitación del paciente laringectomizado total es de suma importancia para mejorar su calidad de vida, intentando que esta se asemeje lo máximo posible a la vida que el paciente realizaba previamente. La atención global del paciente que se somete a una laringectomía total no sólo se debe circunscribir al procedimiento terapéutico quirúrgico o al seguimiento oncológico, sino que es importante prestar atención a la rehabilitación integral del paciente laringectomizado total.

Desde la Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL-CCC) se advierte de que la rehabilitación de los pacientes laringectomizados no está suficientemente cubierta y garantizada en todos los centros sanitarios lo que dificulta su calidad de vida y la readaptación social. Por ello la SEORL-CCC quiere promover la rehabilitación integral del paciente laringectomízado y la Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo ha elaborado un documento (Acta Esp Otorrinolaringol 2019) que resume las principales características y los fundamentos imprescindibles para poder garantizar una adecuada rehabilitación del paciente laringectomizado total. Se han intentado establecer los criterios mínimos que deben cumplir los programas de rehabilitación y los medios humanos y técnicos a los que debe tener acceso en cualquier centro del país que trate a estos pacientes.

Según se recoge en el mencionado Documento, la laringectomía total debe realizarse en un ámbito especializado, dentro de un equipo multidisciplinar que permita al paciente el acceso a las diferentes técnicas y tratamientos actualizados para lograr la curación de su enfermedad, con las menores secuelas físicas, psicológicas y sociales y en el menor tiempo posible.

Es necesario un mínimo de personal con conocimientos específicos en este tema. El otorrinolaringólogo especializado en cirugía oncológica de cabeza y cuello debe liderar el equipo de profesionales que tratan a estos pacientes. El otorrinolaringólogo tiene que tener conocimientos y habilidades acerca de las diferentes técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas de rehabilitación y debe valorar las necesidades y las opciones de rehabilitación en cada paciente. La enfermería debe ser experta en oncología de cabeza y cuello y juega un papel importante en la educación del paciente previa a la cirugía, debe conocer los dispositivos y materiales específicos para el cuidado y rehabilitación de estos pacientes y debe instruir al paciente y a sus familiares en los cuidados postoperatorios requeridos. El logopeda experto en rehabilitación del paciente laringectomizado desempeña un rol fundamental. Debe realizar una evaluación preoperatoria a los pacientes y a su entorno familiar, informar de las consecuencias en el habla y en la deglución tras la cirugía y conocer las técnicas de rehabilitación. Otros profesionales que deberían estar implicados en la rehabilitación integral del laringectomizado serían el especialista en nutrición, un psicooncólogo y el asistente social.

En el cuidado del paciente laringectomizado se deben disponer de diversos recursos que contribuyan a paliar los efectos de la pérdida de la voz laríngea, del cambio del sistema de ventilación pulmonar y de la creación de un estoma traqueal. Para ello es importante disponer de un material específico como son diversos modelos de cánulas, útiles de limpieza y aspirado, sistemas de intercambio de calor-humedad y sistemas de comunicación (prótesis fonatorias y laringófono de muestra).

El proceso de rehabilitación del paciente laringectomizado debe iniciarse con una valoración preoperatoria por parte del logopeda y del especialista en nutrición y, eventualmente, de un psicooncólogo y del asistente social. La rehabilitación debe adaptarse a las necesidades, expectativas y características de cada paciente. Según afirma el doctor Pablo Parente, “es fundamental que el paciente sepa de antemano cuales van a ser las secuelas y las posibilidades de rehabilitar todas ellas”. Posteriormente, durante la hospitalización se iniciará la rehabilitación logopédica y la enfermería, el psicooncólogo y el experto en nutrición deben colaborar en los cuidados del paciente postoperado. Iniciar precozmente la rehabilitación fonatoria, deglutoria, de la respiración y de la olfacción es fundamental para alcanzar eficazmente los objetivos propuestos. Al alta hospitalaria el paciente laringectomizado debe ser autónomo para el cuidado del traqueostoma y, en su caso, de la prótesis fonatoria, ya que el objetivo último es que realice una vida lo más parecida a la que desarrollaba antes de la laringectomía.

“La actitud con la que te enfrentas a la intervención y la rehabilitación son fundamentales. No hay que pensar en que se ha perdido la voz, sino en que se ha ganado la vida. Simplemente nos enfrentamos a una nueva situación a la que hay que adaptarse”, asegura Jose María Bello, paciente laringectomizado de 64 años, de A Coruña, intervenido en julio de 2012. Este arqueólogo de profesión tuvo una rehabilitación completa y cubierta por la Seguridad Social en el Hospital Universitario de A Coruña con un equipo coordinado del que formaban parte, tanto el cirujano otorrinolaringólogo que le operó en Madrid, como los responsables de la rehabilitación en esta localidad y dos logopedas. “Me colocaron una válvula traqueoesofágica y me enseñaron a producir y practicar una nueva voz con la ayuda de la prótesis traqueoesofágica, con la que, hasta el momento, he podido dar tres conferencias sobre arqueología, lo cual quiere decir que el grado de recuperación es altísimo”, afirma. No tuvo problemas de deglución y solo tuvo alterado el gusto al principio.

 

 

¡Cuidado con el aire acondicionado!

¡Cuidado con el aire acondicionado!

El uso del aire acondicionado puede incrementar los problemas de garganta en verano, según advierte la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Las variaciones bruscas de temperatura y humedad, por el contraste entre recintos cerrados con aire frío y las altas temperaturas de la calle, son las responsables de dichos problemas, que se detallan a continuación.

El aire frío y seco que expulsan este tipo de máquinas provoca una serie de alteraciones en los sistemas de defensa naturales de la nariz y la garganta. Así, los cilios pierden movilidad y la circulación normal de la mucosa se vuelve más lenta o incluso cesa, lo que también puede dar lugar a la aparición de sinusitis y otitis.

Por otro lado, también se genera un ambiente seco que aumenta el daño en estos mecanismos de defensa. Por el mismo mecanismo de aire seco y frío tiene lugar una inflamación del tejido faríngeo y da lugar a la denominada faringitis.

Los principales síntomas son la sequedad y constricción faríngea, a veces, sensación de quemazón, así como carraspeo y exudado que desencadena una tos pertinaz. Por otro lado, los cambios bruscos de temperatura pueden ocasionar inflamación de la mucosa laríngea y provocar laringitis, cuyos síntomas principales son la disfonía y la odinofagia.

Las medidas recomendadas por los otorrinolaringólogos para prevenir problemas de garganta durante el verano pasan por evitar el uso prolongado del aire acondicionado y los cambios bruscos de temperatura. Además, será preciso llevar a cabo una adecuada y constante hidratación, para hacer frente a la sequedad del ambiente y, si es posible, usar humidificadores. Por otro lado, también es importante el seguimiento de una dieta equilibrada y seguir medidas higiénicas para evitar los contagios, como el lavado de manos.

 

¿Qué problemas puede haber detrás de una disfonía?

La doctora María Uzcanga Lacabe, jefa de Otorrinolaringología del Complejo Hospitalario de Navarra y miembro de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL), explica en este vídeo las distintas patologías que pueden esconderse tras una disfonía o afonía de más de 15 días de duración. Si el paciente es consumidor habitual de tabaco o alcohol siempre se buscará una causa oncológica.

Si no existen estos factores de riesgo pero hay un sobreuso o uso forzado de la voz se puede tratar del desarrollo de unos nódulos, tensión muscular, pólipos o incluso patologías infecciosas como papilomas.