• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
¿Cuál es la relación entre el reflujo gastroesofágico y la otorrinolaringología?

¿Cuál es la relación entre el reflujo gastroesofágico y la otorrinolaringología?

Se estima que alrededor del 10% de los pacientes atendidos por patologías de otorrinolaringología tienen síntomas relacionados con reflujo gastroesofágico (RGE), según datos de la SEORL-CCC. El reflujo gastroesofágico, producido por el ascenso del contenido ácido del estómago hacia el esófago, puede producir una serie de manifestaciones extraesofágicas cuando esas sustancias pasan hacia la vía aérea superior. Esto puede dar lugar a otro tipo de patologías como, laringitis crónica, o, menos frecuentemente, rinosinusitis u otitis.

El RGE y las patologías ORL pueden interaccionar en un círculo vicioso, pues no sólo el primero puede provocar patologías en las vías aerodigestivas superiores, sino que, en ocasiones, un obstáculo en las vías respiratorias superiores (laringe o tráquea) puede aumentar las posibilidades de RGE. Esto es debido a que, a la hora de espirar, para combatir esa obstrucción, puede ser necesario aumentar la presión intraandominal y, como consecuencia, el ascenso de reflujo con contenido gástrico hacia el esófago.

Los efectos que el RGE puede causar en las vías respiratorias superiores pueden ser por 2 vías. Por un lado, a través del contacto directo del contenido gástrico con la mucosa laríngea y, faríngea y, por otro lado, el RGE puede dar lugar a una activación del reflejo esófago-bronquial –laríngeo, por el que se producirían una serie de síntomas como tos o asma debido a la irritación de la parte inferior del esófago.

Síntomas del RGE

Los síntomas digestivos propios del RGE son la pirosis, que es la sensación de ardor o quemazón ascendente retroesternal, y la regurgitación, que es el paso de contenido gástrico o esofágico hasta la boca. Además, pueden aparecer hemorragias digestivas altas o dolor torácico.

En cuanto a la parte extradigestiva, los síntomas relacionados con el área de la otorrinolaringología más manifiestos son la tos, la sensación de cuerpo extraño, la necesidad de aclaramiento faríngeo constante, dolor faríngeo, presencia de moco excesivo en la garganta, goteo nasal posterior, congestión nasal, halitosis, e incluso sinusitis y otitis media.

Dolor de garganta y RGE

Uno de los síntomas más frecuentes en los pacientes con reflujo es el dolor de garganta inespecífico y persistente, que pueden estar presentes hasta en el 60% de ellos, según algunas estadísticas. Las lesiones que más se han visto implicadas en este sentido son: edema, eritema y engrosamiento de la mucosa de la región posterior de la laringe, la región interaritenoidea y el tercio posterior de las cuerdas vocales.

El laringoespasmo paroxístico también se puede presentar por reflujo. Se trata de una contracción excesiva, prolongada y mantenida de las cuerdas vocales dando como resultado el cierre glótico y la obstrucción de la vía aérea.

Tos y reflujo

El RGE es la tercera causa de tos crónica, por detrás del asma y los problemas sinusales, afectando a un 20% de los pacientes. Se trata de una tos seca debido a la inflamación de la mucosa traqueal.

Diagnóstico y tratamiento del reflujo

La prueba principal para el diagnóstico del reflujo es la pHmetría de 24 horas para monitorizar el pH del paciente. Sin embargo, existen casos que presentan signos y síntomas compatibles con ERGE y Phmetría normal.

En cuanto al tratamiento, este se basa en cambios de dieta, modificaciones de vida y fármacos. En la dieta se deberían evitar los productos que contengan cafeína, el alcohol, el chocolate y la menta, pues favorecen la apertura del esfínter esofágico inferior. En cuanto a las modificaciones en el estilo de vida, conviene no consumir tabaco, no practicar deportes vigorosos después de comer, no hacer comidas copiosas y procurar no tumbarse después de comer. El tratamiento farmacológico de elección consiste en inhibidores de la bomba de protones, a doble dosis, durante al menos 3-4 meses.