• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
¿Es útil la inmunoterapia para cáncer de cabeza y cuello?

¿Es útil la inmunoterapia para cáncer de cabeza y cuello?

La inmunoterapia se utiliza desde hace pocos años para el tratamiento del cáncer, entre ellos los que afectan a la zona de cabeza y cuello. Es una opción terapéutica que puede resultar efectiva para algunos pacientes con tumores en estadios avanzados y puede utilizarse, dependiendo de cada caso, de modo aislado o en combinación con la quimioterapia o la radioterapia. La inmunoterapia en cáncer tiene como objetivo modular o estimular el sistema inmune del paciente para que este pueda defenderse y destruir las células cancerígenas y, por lo tanto, eliminar el tumor.

El cáncer de cabeza y cuello, que incluye el de labio, cavidad oral, cavidad nasal, senos paranasales, orofaringe, laringe y nasofaringe, representa cada año 700.000 casos nuevos y 380.000 muertes en todo el mundo.  En concreto, el carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello es el noveno en incidencia en el mundo y representa el 90% de todos los tumores que afectan al área de cabeza y cuello. Así se refleja en el Consenso sobre el empleo de inmunoterapia en el tratamiento del carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello realizado por la Sociedad de Inmunoterapia en Cáncer. Sus principales factores de riesgo son el tabaco y el alcohol, y en las últimas décadas se han hecho evidentes las implicaciones del Virus del Papiloma Humano (VPH) y el virus de Epstein Barr (VEB) en el desarrollo de carcinoma de células escamosas en la orofaringe y nasofaringe, respectivamente.

La mayor parte de los pacientes se presentan en estadios avanzados, tienen un alto riesgo de recurrencia y cerca del 10% presentan enfermedad metastásica, considerada incurable y con una supervivencia global de entre 10 y 13 meses. El tratamiento de los tumores avanzados implica generalmente una combinación de varios tratamientos: cirugía, quimioterapia y radioterapia, de acuerdo a diferentes esquemas. Todos estos tratamientos implican un fuerte impacto para la calidad de vida del paciente.

El uso de la inmunoterapia en pacientes con cáncer supone un gran avance en la oncología de cabeza y cuello. Permite ofrecer a algunos pacientes con tumores recurrentes o metastásicos una posibilidad de tratamiento activo con resultados prometedores. Uno de los tipos de inmunoterapia que han demostrado ser efectivos son los inhibidores del punto de control inmunológico PD-1/PD-L1. Su inhibición favorece activar la respuesta inmune contra el cáncer. Entre las ventajas que tiene el uso de la inmunoterapia en cáncer la baja tasa de efecto secundarios.

Anticuerpos monoclonales para cáncer de cabeza y cuello

En la actualidad, en España, están aprobados para el tratamiento de tumores recurrentes o metastásicos de cabeza y cuello en España dos fármacos, el Nivolumab y el Pembrolizimab. Ambos son anticuerpos monoclonales anti PD1/PDL1 y actúan favoreciendo la respuesta inmune contra las células tumorales.

La utilización de anticuerpos monoclonales dependerá del historial clínico del paciente, de su edad, tipo y estadio del tumor, etc. En general, las indicaciones aprobadas en España para ambos fármacos son pacientes que que progresen durante o después de quimioterapia basada en platino. No obstante, el pembrolizumab ya tiene la aprobación por la FDA para su uso en primera línea del cáncer recurrente/metastásico.

El uso de ambos tratamientos ha permitido buenos resultados hasta el momento para pacientes con cáncer recurrente o metastásico que evolucionan después de tratamientos basados en platino. El futuro de la inmunoterapia en el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello conlleva la mejora de resultados, sobre todo con en el uso de biomarcadores para la selección de pacientes y el uso de combinaciones de terapias más racionales. Además, será preciso superar los desafíos que plantea en cuanto a la resistencia del sistema inmune al tumor y los efectos adversos que puede generar sobre el sistema inmunológico.