• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
¿Qué son los implantes de conducción de vía ósea?

¿Qué son los implantes de conducción de vía ósea?

Los implantes de conducción de vía ósea son unos dispositivos que transmiten el sonido por vía ósea directa al oído interno. Se emplean en personas con hipoacusia transmisiva o mixta, así como en personas con hipoacusia neurosensorial profunda con audición normal contralateral, es decir, sordera unilateral, cuando no pueden usar audífonos convencionales por razones médicas o porque no obtienen un buen rendimiento de ellos. También suponen una alternativa para aquellos pacientes en los que han fracasado las cirugías previas. Así se refleja en la Guía clínica sobre implantes de conducción de vía ósea elaborada por la Comisión de Audiología de la SEORL-CCC junto con las de Otología y Otoneurología.

El implante de conducción ósea consta de un procesador externo con un micrófono que capta el sonido y lo transmite al implante, que hace vibrar el hueso del cráneo llegando al oído interno, empleando la capacidad natural del cuerpo para transmitir el sonido a través del tejido óseo. De esta forma evita tanto el oído externo como el oído medio.

Existen diferentes tipos de sistemas de conducción ósea, pudiéndose clasificar en per-cutáneos y transcutáneos, en función de cómo se realice la conexión entre el procesador externo y el implante. Los percutáneos tienen una conexión directa con el implante ya que este atraviesa la piel. En los transcutáneos el procesador externo se comunica con el implante a través de una piel intacta y se mantienen unidos mediante imanes.

La audición por vía ósea permite una percepción clara de los sonidos en la medida en que la función coclear esté conservada. Además, en niños con hipoacusia conductiva unilateral congénita y adquirida ha demostrado resultados altamente positivos. La mejora se observa sobre todo en las situaciones de escucha con un interlocutor en grupo, al escuchar música, escuchando el televisor o la radio y en la mesa del comedor, hablando con la persona que se sienta orientada al oído afectado. Incluso estos niños mejoran sus relaciones sociales y habilidades comunicativas gracias al empleo de estos implantes.

Para asegurar al paciente una asistencia adecuada, y que los sistemas de conducción ósea resulten efectivos, es necesario cumplir con un mínimo de estándares de calidad y contar con un equipo multidisciplinar que trabaje de forma coordinada. Este equipo deberá estar formado por otorrinolaringólogos, que se ocuparán del diagnóstico, cirugía y seguimiento de los pacientes. Por ello, es importante que el cirujano tenga avanzada experiencia y esté especializado en otología y cirugía del oído medio. También deberán formar parte del equipo los audiólogos, que se ocuparán sobre todo de la programación de los implantes. Además, deberá tener acceso a disciplinas como la radiología, la foniatría, la logopedia, la psicología y la psiquiatría.

La hipoacusia transmisiva o mixta

La hipoacusia transmisiva, también llamada de transmisión o de conducción, consiste en la dificultad para transmitir las ondas sonoras desde el exterior al oído interno. Esto puede deberse a obstrucciones del conducto auditivo externo (CAE) o por lesiones en el oído medio que pueden alterarla membrana timpánica, la cadena de huesecillos del oído o ambas estructuras. Por lo general, son hipoacusias consideradas tratables o recuperables mediante tratamiento médico o quirúrgico.

Por su parte, las hipoacusias mixtas se deben a alteraciones simultáneas en la transmisión y en la percepción del sonido en el mismo oído.

La terapia celular y la terapia génica, el futuro para tratar la hipoacusia neurosensorial

La terapia celular y la terapia génica, el futuro para tratar la hipoacusia neurosensorial

La hipoacusia neurosensorial, debida sobre todo a la pérdida de células ciliadas cocleares, podría tener una nueva vía de tratamiento con buenos resultados a medio plazo gracias al uso de la terapia celular en combinación con implantes cocleares y fármacos.  Es una de las líneas en las que se está investigando con el objetivo de ofrecer posibilidades para la regeneración celular del oído interno, ya que a día de hoy la única forma de restaurar esas células es mediante la estimulación directa del nervio auditivo a través de los implantes cocleares o el uso de prótesis auditivas, en casos de hipoacusias moderadas-severas.

La hipoacusia es un problema que afecta a 278 millones de personas en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la mayoría de los casos sufren hipoacusia neurosensorial debido sobre todo a alteraciones de las células ciliadas cocleares. Existen una serie de factores que pueden estar implicados en esta alteración como las mutaciones, infecciones virales, la autoinmunidad, la exposición crónica al ruido, la edad o la toma excesiva de medicamentos ototóxicos, entre otros. El resultado de ello es la incapacidad de la cóclea para la regeneración de las células ciliadas.

El uso de implantes cocleares y de prótesis auditivas en pacientes con hipoacusia neurosensorial tiene resultados variables debido a la complejidad de este tipo de pérdida de audición, así como a los diferentes grados de lesión tisular. Así mismo, existen limitaciones en la discriminación auditiva, además de tener una vida útil limitada. Por ello, los investigadores trabajan en la consecución de resultados al combinar terapia génica, terapia celular e implante coclear.

¿Cómo regenerar las células del oído interno?

Los otorrinolaringólogos están trabajando en varias líneas para conseguir la recuperación de la audición en un paciente con hipoacusia neurosensorial:

  • Mediante la regeneración del órgano espiral de Corti. Se trata de un órgano situado en el laberinto membranoso, en el interior del conducto coclear, formado por una gran variedad de tipos celulares, desde las células ciliadas neurosensoriales hasta células de soporte especializadas. La estrategia consiste en reparar y regenerar esos tipos de células que lo conforman.
  • Regenerar el órgano espiral de Corti y el nervio coclear mediante la generación de nuevas SGN, neuronas del ganglio espiral.

La manipulación de células madre de forma directa en el oído interno proporcionaría el ambiente ideal para la generación de células nuevas. En este sentido, la creación de células del oído interno a partir de células madre embrionarias, las células madre del oído interno adulto y las células madre neurales, con una buena integración en la cóclea, ha supuesto un avance importante.

Las células madre empleadas en la terapia celular para la regeneración del oído interno serán células madre modificadas genéticamente que sustituyan las células dañadas.

La hipoacusia neurosensorial esta causada por mutaciones en el ADN que producen una proteína que no puede realizar su función. La terapia génica consiste en la introducción mediante un “transportador” de copias del gen normal en el oído interno para restituir la función de la proteína dañada.

Posibilidades de la terapia celular para tratar la hipoacusia neurosensorial

Hasta el momento la investigación en regeneración celular para tratar la hipoacusia neurosensorial ha permitido extraer las siguientes conclusiones:

  1. El método más seguro para regenerar células ciliadas neurosensoriales y neuronas cocleares es la reprogramación de iPSC humanas obtenidas del propio paciente.
  1. La activación de células madre endógenas mediante la sobreexpresión o inhibición de genes por terapia génica o farmacológica resulta una terapia muy prometedora.
  2. La combinación de varias técnicas con efecto sinérgico, como implantes cocleares con células madre, la terapia génica y los tratamientos farmacológicos parece la estrategia terapéutica que mejores resultados podría producir a medio plazo.
  1. Las terapias tendrán que ser aplicadas de forma personalizada, en función de la reserva coclear y neuronal de cada paciente.

Más información en: https://www.elsevier.es/es-revista-acta-otorrinolaringologica-espanola-102-articulo-perspectivas-el-tratamiento-hipoacusia-neurosensorial-S0001651914001861?referer=buscador

Un estudio asocia la anemia con pérdida auditiva en adultos de Estados Unidos

Un estudio asocia la anemia con pérdida auditiva en adultos de Estados Unidos

La anemia por deficiencia de hierro podría estar relacionada con una pérdida auditiva neurosensorial  o mixta (componente transmisivo y perceptivo) en pacientes adultos. Esta es la principal conclusión de un estudio publicado en JAMA Otolaryngoloy Head & Neck Surgery realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (EEUU).

Los autores de la investigación analizaron a más de 300.000 personas norteamericanas de entre 21 y 90 años, de los que un 43% eran hombres y la edad media era de 50 años. Entre ellos un 0,7% presentaba anemia ferropénica y un 1,6% tenía una hipoacusia mixta.

Los análisis comparativos permitieron observar que la hipoacusia mixta está presente en el 3,4% de los pacientes con déficit de hierro y la pérdida auditiva neurosensorial en 1,1% de los mismos.

Los investigadores concluyen que, aunque se observó una asociación entre la anemia por déficit de hierro  y la hipoacusia neurosensorial o mixta  en una población de pacientes adultos, se necesitan más estudios para comprender mejor los potenciales vínculos existentes entre ambas entidades y si suplemento con hierro podría tener implicaciones clínicas en pacientes con pérdida auditiva.

La anemia es un trastorno muy común entre la población y afecta sobre todo a mujeres y niños, además de la tercera edad. Según la Sociedad Española de Medicina Interna, tiene una prevalencia de hasta el 40-50% en enfermedades crónicas como la insuficiencia cardíaca, la EPOC o en pacientes con comorbilidad múltiple.