• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
La vacuna contra el VPH podría prevenir algunos tipos de cáncer de orofaringe

La vacuna contra el VPH podría prevenir algunos tipos de cáncer de orofaringe

El Virus del Papiloma Humano (VPH) está muy extendido y puede estar presente en hasta el 80% de las personas que mantienen relaciones sexuales, aunque en la gran mayoría no provoca síntomas y acaba desapareciendo.

Se transmite por vía sexual por lo que su riesgo se asocia al número de parejas sexuales, la introducción de una nueva pareja sexual o el historial sexual de cualquier pareja. Debido a que el virus puede permanecer durante años en el organismo sin causar síntomas, es difícil concretar el momento exacto en que la persona lo contrae.

Su detección puede indicar la infección, pero no quiere decir que se vaya a desarrollar o que exista un tumor maligno. Además, no todos los subtipos de VPH tienen la capacidad de causar cáncer. La infección por serotipos concretos que permanecen en el organismo durante años, puede desembocar, en ocasiones en cáncer de útero o cérvix, de pene o de la orofaringe.

Vacunas frente al VPH en España

Una de las medidas de prevención del cáncer de orofaringe asociado al VPH es la vacunación. En España se comercializan 3 tipos de vacunas que resultan eficaces y seguras para evitar la infección persistente y las lesiones asociadas al VPH. Estas vacunas están financiadas por la Seguridad Social para las niñas a partir de los 14 años, antes del inicio de su actividad sexual para garantizar que estarán protegidas frente al virus; no obstante, en algunas comunidades se inicia antes ya que están indicadas para edades más tempranas (9 años).  Se administran por vía intramuscular y son necesarias entre 2 y 3 dosis dependiendo de la edad.

Es importante señalar que las vacunas resultan eficaces para prevenir la infección inicial por VPH frente a los genotipos incluidos en las mismas, pero no tienen ningún efecto sobre personas ya infectadas o que tengan lesiones asociadas a la infección.

Se recomienda garantizar la mayor cobertura para asegurar la máxima protección posible frente al cáncer de cérvix, así como los cánceres vulvar, vaginal y anal, y extenderla a adolescentes y mujeres adultas hasta los 26 años.

Desde hace unos años, ante el aumento de la incidencia del cáncer de orofaringe por VPH entre la población masculina, también se recomienda vacunar a los adolescentes varones, tal y como aconseja la Asociación Española de Pediatría (AEP). Desde la AEP destacan entre las razones para vacunar a los hombres frente al VPH el incremento del cáncer de cabeza y cuello asociado al VPH. Además, les protege frente al cáncer de pene y de ano.

Cáncer de cabeza y cuello por VPH

El cáncer de orofaringe representa el 18% de todos los casos de cáncer de cabeza y cuello y, en algunas regiones de España, hasta el 30% de ellos puede deberse al VPH. En EE.UU. y en los países nórdicos estas cifras pueden llegar al 90% de los tumores de orofaringe. Este tipo de cáncer vinculado al VPH ha visto aumentada su incidencia en los últimos 20 años debido, en gran parte, al cambio en los hábitos sexuales de la población.

Los tumores ligados al VPH suelen manifestarse a edades más tempranas, entre los 45 y 50 años, que los asociados al tabaco y el alcohol, la tasa de respuesta al tratamiento con radioterapia y quimioterapia es mayor y tienen una mayor tasa de supervivencia.

Con motivo del Día Mundial de Concienciación sobre el Virus de Papiloma Humano (VPH), que se celebra el 4 de marzo, la SEORL-CCC recuerda que la mejor medida de prevención es la vacuna contra este virus.

Las últimas novedades en cirugía de cabeza y cuello serán debatidas en Sevilla

Las últimas novedades en cirugía de cabeza y cuello serán debatidas en Sevilla

Los próximos 14 y 15 de junio tendrá lugar en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla la IV Reunión de Primavera de la Comisión de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). A la misma asistirán expertos nacionales en cirugía de cabeza y cuello.

Uno de los temas centrales que serán abordados en esta reunión es la cirugía de tiroides que, en concreto, se centrará en la tiroidectomía con neuromonitorización. Habrá cirugías en directo que permitirán a los asistentes interaccionar con las ponencias relacionadas con la patología. Además, se presentará el Consenso sobre hipoparatiroidismo post-tiroidectomía desarrollado conjuntamente por la SEORL-CCC y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y se discutirá a acerca de la utilidad de la radioterapia cervical en el carcinoma de tiroides avanzado.

Por otro lado, durante las jornadas también se dará un espacio importante al cáncer de cavidad oral, con la creación de un grupo de trabajo específico para el avance en los tratamientos quirúrgicos de esta patología y su rehabilitación. También se abordará el cáncer de orofaringe y su relación con el virus del papiloma humano (VPH), cuya epidemiología y estado actual serán también analizados. Asimismo se expondrán las últimas novedades en cirugía transoral (TOS) y cirugía transoral mediante ultrasonidos (TOUSS), así como las mejoras técnicas y materiales para la inserción fonoprotésica.

Concurso de casos clínicos MIR

Durante la reunión se celebrará una exposición de casos clínicos de oncología de cabeza y cuello presentados por residentes de la SEORL-CCC. Los participantes tendrán 5 minutos para presentar su trabajo. El mejor caso será premiado con la inscripción al 70 Congreso Nacional de la SEORL-CCC que tendrá lugar en Santiago de Compostela del 3 al 6 de octubre.

 

 

El cáncer orofaríngeo por virus de papiloma humano tiene una mayor supervivencia

El cáncer orofaríngeo por virus de papiloma humano tiene una mayor supervivencia

El cáncer de cabeza y cuello es el sexto con más incidencia a nivel mundial y en España se producen más de 11.500 nuevos casos cada año, según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Sus principales factores de riesgo son el tabaquismo y el alcohol. Sin embargo, en los últimos años  se están diagnosticando un número cada vez mayor de tumores de cabeza y cuello relacionados con la infección por el virus del papiloma humano (VPH). De hecho, según datos de la SEORL-CCC, en algunas comunidades,  el 30% de los casos de cáncer de orofaringe están relacionados con el VPH. Los tumores asociados al VPH suelen aparecer a edades más tempranas que los relacionados con la exposición al tabaco y al alcohol y son más frecuentes en pacientes jóvenes no fumadores.

Los tumores asociados al VPH tienen una mayor tasa de supervivencia que los que se asocian al tabaquismo.En diferentes estudios de tumores avanzados se observó que la supervivencia es de dos a tres veces superior  para los cánceres VPH positivos en comparación con los tumores con VPH negativo.

Formas de prevención del cáncer de cabeza y cuello

Evitar el alcohol y el tabaco: son los dos agentes que más aumentan el riesgo de cáncer. Fumar provoca que el riesgo de desarrollarlo sea 20 veces mayor, y, en combinación con el alcohol, que hace que los compuestos tóxicos estén más en contacto con la mucosa, las probabilidades se multiplican por cuatro. El 75% de los casos diagnosticados se deben a estos dos factores, según datos de la sección de cáncer de cabeza y cuello del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC).

Vacuna contra el VPH: en la actualidad existe una vacuna contra las cepas oncogénicas de este virus. Por ello, se ha implementado en los calendarios de vacunación como estrategia para reducir las infecciones de VPH, la transmisión sexual más extendida en todo el mundo. En España, todas las Comunidades vacunan a las niñas a los 14 años, salvo Asturias que lo realiza a los 13, de forma gratuita. Después de esa edad y para todos los varones, tengan la edad que tengan, si se desea, se debe comprar en la farmacia. No obstante, la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda su administración en niños para lograr una mejor cobertura frente al virus.

Relaciones sexuales con protección: como se ha mencionado, el VPH es la infección de transmisión sexual más expandida y está relacionada con el aumento de la incidencia del  cáncer orofaríngeo. Además de la vacuna, la protección durante las relaciones es importante para frenar su propagación.

-Estilo de vida saludable: la alimentación también es relevante en la prevención del cáncer. Seguir una dieta variada y equilibrada en la que las verduras y las frutas tengan relevancia, reduce el riesgo de aparición, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El diagnóstico precoz es una pieza fundamental para mejorar las tasas de supervivencia.  Por ello es necesario saber cuáles son los signos de alarma para acudir al especialista. Una disfonía de más de 15 días de evolución, la presencia de molestias persistentes al tragar con dolor irradiado al oído, la palpación de adenopatías (bultos) en el cuello que no desaparecen tras un periodo razonable de tiempo, la expulsión de sangre por la boca o la detección de una herida en la cavidad oral que no cura en 2-3 semanas, pueden requerir que el pacietne sea evaluado por un especialista.

 

El tabaco, el principal responsable del cáncer de laringe

El tabaco, el principal responsable del cáncer de laringe

El consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante para el cáncer de cabeza y cuello en general y particularmente para el cáncer de faringe y laringe. España tiene una de las tasas de incidencia de cáncer de laringe más alta del mundo debido al exceso en el consumo de tabaco, según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).  Existen registros de hasta 18 casos por cada 100.000 habitantes. Además, diferentes informes apuntan a que la tasa de carcinomas orales ha aumentado en los países con bajo nivel de ingresos o nivel medio-bajo debido a la adicción a los cigarrillos.

El riesgo de padecer cáncer de laringe es mucho mayor en los fumadores que en las personas que no fuman.  El tabaco produce daños biológicos a nivel celular y deja una huella mutacional en las células sobre las que actúa. Los mecanismos de actuación son muy variados. Por ejemplo, en los cánceres en tejidos expuestos directamente al tabaco, como son el de pulmón o el de faringe o laringe, los daños moleculares predominantes se producen sobre los mecanismos de replicación del ADN y están causados por las sustancias carcinógenas del tabaco.

Una manera muy eficaz de prevenir este tipo de cánceres es evitando el consumo de tabaco. Este tóxico es el responsable del 25% de los tumores malignos e influye en al menos 18 tipos, entre los que se encuentran el cáncer de orofaringe, laringe, vejiga, riñón, páncreas, cérvix, pulmón, estómago, próstata, etc. Además, es el responsable del 80% de las muertes de cáncer de pulmón, y del 30% de las muertes por cáncer en general. Así, es la primera causa de muerte evitable en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Las nuevas técnicas de cirugía de cabeza y cuello han reducido el dolor de los pacientes

Las nuevas técnicas de cirugía de cabeza y cuello han reducido el dolor de los pacientes

Los últimos avances en las técnicas de cirugía de cabeza y cuello han permitido reducir las complicaciones y las secuelas de los pacientes. Es una de las conclusiones expuestas en el 68 Congreso de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Durante el mismo se presentaron un consenso sobre cirugía de cáncer de tiroides y los resultados de las diferentes técnicas de cirugía mínimamente invasiva para glándulas salivales. El papel de los otorrinolaringólogos, especialistas en este tipo de cirugías, ha sido clave para conseguir estas mejoras.

Las técnicas mínimamente invasivas y la aplicación de las nuevas tecnologías permiten realizar procedimientos complejos en la región de cabeza y cuello, a través de orificios naturales o pequeñas incisiones, con un mínimo daño y unas mínimas secuelas para los pacientes.

El cáncer de faringe puede comprometer de manera notable la calidad de vida de los pacientes pues puede generar dolor y problemas en la deglución. Con técnicas como la cirugía robótica transoral (TORS), con la que el cirujano se ayuda del robot que ofrece imágenes en 3D para extraer los tumores que afectan a la garganta,  se consigue minimizar esas complicaciones. De hecho, un estudio publicado por Park y colbs. en Annals of Surgical Oncology, concluye que este tipo de cirugía en tumores localmente avanzados de laringe e hipofaringe, produce unos resultados oncológicos favorables conservando funciones como la deglución, incluso con la administración combinada de quimioterapia.

También se ha avanzado gracias a la Cirugía Endoscópica Transoral Ultrasónica (TOUSS) para el tratamiento de cáncer de orofaringe, desarrollada por el otorrinolaringólogo español Mario Fernández. Sus indicaciones son similares a las de TORS pero es menos costosa y más accesible para los pacientes, instituciones y sistemas sanitarios. En este caso, se utiliza visión endoscópica y un bisturí ultrasónico, y permite extirpar tumores avanzados, incluso la laringe completa, a través de la boca, en lugar de tener que hacerlo por el cuello.

Consenso en cirugía de tiroides

Durante el 68 Congreso de la SEORL-CCC se presentó también un consenso para la monitorización del nervio laríngeo recurrente en la cirugía de tiroides en el que se establecen los puntos clave a tener en cuenta por los cirujanos de cabeza y cuello para disminuir los riesgos de daño del nervio en personas operadas de bocio o cáncer de tiroides. El daño del nervio laríngeo recurrente produce alteraciones en la voz (disfonía) y en la deglución.

Glándulas salivales

En el área de las glándulas salivales también ha habido innovaciones quirúrgicas que han permitido mejorar el postoperatorio. Si antes la única técnica utilizada implicaba la extirpación de la glándula lo que dejaba una cicatriz en la cara o en el cuello, desde hace unos años se están desarrollando técnicas mínimamente invasivas que dejan mínimas secuelas en los pacientes. En patologías como la estenosis o la litiasis, la gran novedad es la introducción de la sialendoscopia, utilizada en el diagnóstico y tratamiento de cálculos o piedras y su extracción mediante la fragmentación mecánica, por Láser o por litotricia intracorpórea. Un estudio publicado por Achim y colbs. en Otolaryngology Head and Neck Surgery concluye que es una técnica efectiva pues pocos pacientes necesitan procedimientos adicionales y consigue una tasa de preservación de la glándula del 91%.

En el tratamiento de tumores que afectan a las glándulas salivales también se emplean las técnicas transorales por las que se interviene a través de la boca.