• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
Tumores de cavidad oral: síntomas y tratamiento

Tumores de cavidad oral: síntomas y tratamiento

Los tumores de la cavidad oral representan en torno al 25 y 30% de los que afectan a la zona de cabeza y cuello y sus principales responsables son el tabaco y el alcohol. Así, entre el 80 y el 98% de los pacientes con cáncer oral son fumadores. En España este tipo de tumores representan entre el 2 y el 3% de todas las muertes por cáncer en España y su tipo más frecuente, el carcinoma escamoso oral, está dentro de los 10 cánceres más frecuentes en todo el mundo. Los tumores de la cavidad oral comprenden aquellos localizados en los labios, la mucosa yugal, las encías superior e inferior, el suelo de la boca, los dos tercios anteriores de la lengua y el paladar duro.

Los tumores de la cavidad oral han afectado siempre con mayor frecuencia a los varones. Sin embargo, el incremento del hábito tabáquico y alcohólico en las mujeres ha hecho que en los últimos años esa diferencia se haya reducido. Otros factores implicados en su aparición, además del tabaco y el alcohol, son los factores genéticos e higiénicos (el 80% de los pacientes presenta una higiene bucal deficiente). Las radiaciones, determinadas lesiones mucosas consideradas como premalignas y ciertos hábitos como el consumo de la nuez de betel, también se incluyen como factores de riesgo del cáncer oral.

En cuanto a la edad, su prevalencia aumenta en mayores, siendo más frecuente entre los 50 y 60 años.  EL cáncer de cavidad oral supone un fuerte impacto en la calidad de vida de quien lo sufre ya que se ven afectadas funciones importantes como son el habla, la masticación, la salivación, el sentido del gusto y la deglución.

Síntomas del cáncer de cavidad oral

Los síntomas son escasos hasta que el tumor alcanza entre los 2 y 3 centímetros de diámetro. Por lo general, se manifiesta por una lesión, inicialmente indolora, en la mucosa que no cura. Además, aparecerán los signos típicos del cáncer de cabeza y cuello: la odinofagia, otalgia refleja, disfagia, halitosis y hemorragia. También puede aparecer inestabilidad en las prótesis removibles o movilidad de piezas dentarias, así como una masa cervical, anorexia o pérdida de peso.

Las lesiones mucosas que deberán hacer sospechar de malignidad son las que presenten: dolor, hemorragia, crecimiento rápido con bordes mal definidos o aquellas que se asocien a masas cervicales.

En el diagnóstico, el otorrinolaringólogo-cirujano de cabeza y cuello realizará una exploración minuciosa de la cavidad oral y una palpación cervical, así como pruebas complementarias para evaluar la extensión y afectación del tumor. El diagnóstico de certeza lo establece la biopsia.

En cuanto al pronóstico, en general, los tumores diagnosticados en estadios primarios tienen una mejor supervivencia. Los de labio diagnosticados precozmente son curables con tasas de hasta el 100%, y los diagnosticados en estadios avanzados, con tratamiento combinado, tienen hasta un 90% de tasa de supervivencia. Los tumores que peor pronóstico tienen son los que afectan a la lengua, la mayoría localizados en los bordes laterales de esta y en la superficie ventral, así como los situados en el suelo de la boca y la encía inferior.

Tratamiento del cáncer de cavidad oral

Los tumores avanzados de la cavidad oral son propensos a la recurrencia lo que hace necesario un tratamiento multidisciplinar. La cirugía es el pilar del tratameinto de estos tumores en cualquiera de sus estadios.

El objetivo principal del tratamiento debe ser la extirpación radical del tumor y la cirugía  para los diagnosticados en los estadios tempranos, es el tratamiento de elección. En estos casos no suele ser necesario administrar otros tratamientos. En el caso de tumores avanzados, lo recomendable es la combinación de cirugía y radioterapia para prevenir el riesgo de recidiva o persistencia locorregional. El tratamiento con quimioterapia y radioterapia, sin cirugía, no suele ser el tratameinto de elección de estos tumores.

En estadios avanzados, el tratamiento quirúrgico lleva con frecuencia asociado un procedimiento reconstructivo. En cabeza y cuello, y en especial en cavidad oral, la reconstrucción aparte de estética tiene que ser lo más funcional posible.

La rehabilitación posterior a la cirugía es un elemento clave de todo el proceso de tratamiento del cáncer de cavidad oral. Tras las resecciones orales importantes, los pacientes necesitarán rehabilitación para recuperar las funciones de hablar, masticar y deglutir. Además, hay que tener en cuenta la recuperación estética.

La reconstrucción de los defectos orales tras la cirugía ablativa es fundamental para la rehabilitación oral. En los últimos años, la utilización segura y eficaz de la transferencia de tejidos para realizar la reconstrucción ha permitido una excelente reconstrucción de la mandíbula, la piel y la mucosa de la cavidad oral. Una adecuada reconstrucción incrementará las posibilidades de conseguir un habla y deglución aceptables tras la cirugía.

El éxito de la rehabilitación oral después de la cirugía por cáncer oral requiere un equipo dedicado de diferentes especialistas que deben trabajar coordinados. Cada uno puede contribuir de manera significativa hacia la rehabilitación del habla y la deglución. Este proceso incluye cirujanos de cabeza y cuello, logopedas, enfermeras, dentistas y ortodoncistas.