• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

Las otitis son uno de los principales problemas que sufre la población infantil, según explica en este vídeo el doctor Javier Cervera, miembro de la Comisión de Otorrinolaringología Pediátrica de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Sobre todo son frecuentes en invierno, como consecuencia de los catarros, y en niños que desde antes de cumplir el año han asistido a guardería. De hecho, es la causa más frecuente de visitas de lactantes y niños pequeños a las consultas de los otorrinolaringólogos, puesto que en el 90% de los que acuden a guardería sufren algún episodio.

La otitis media aguda es un proceso inflamatorio que afecta al oído medio, debido sobre todo a la infección de la vía aérea superior. Es uno de los problemas más habituales en los niños debido a que su Trompa de Eustaquio es más ancha, más corta y más horizontal que en los adultos,  por lo que su mecanismo de apertura es menos eficiente y facilita la llegada de gérmenes desde la nariz.

La otitis, a pesar de ser muy frecuente y habitual, no es una enfermedad que deba asustar y se puede prevenir si se evitan los factores de riesgo. Es decir, habrá quehacer unos cuidados y evitar en la medida de lo posible los contagios, el tabaquismo familiar (es lo más importante), y el abandono temprano de la lactancia materna. La leche materna tiene inmunoglobulinas que van a permitir aumentar las defensas del niño, por lo que mientras más tarde se deje más defensas tendrá.

Otra patología frecuente que afecta al oído del niño es la hipoacusia congénita. En este sentido, lo más importante es poder llevar a cabo un diagnóstico precoz del niño con sospecha de hipoacusia. Por ello, en el momento de nacer habrá que evaluar si el niño oye o no. Si fuera negativo, habrá que poner una serie de mecanismos en marcha para solucionar esa pérdida de audición. Además, puede ser que la hipoacusia sea adquirida por diferentes causas como pueden ser las otitis.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*