La nueva estrategia de vigilancia y control de la COVID-19, que elimina las cuarentenas en positivos asintomáticos y casos leves, está vigente desde el 28 de marzo. Esta nueva política sanitaria se ha puesto en marcha por la alta tasa de cobertura vacunal de la población española (92,4% de los mayores de 12 años tienen la pauta completa y el 35% de los niños de 5 a 11 años), el cambio epidemiológico de la pandemia y la menor presión asistencial en los hospitales.

Puede acceder al documento completo de justificación de esta nueva estrategia aquí.