• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

El tratamiento del cáncer de laringe ha ido evolucionando desde hace varias décadas hacia los tratamientos no quirúrgicos, que están ganando terreno. Así lo afirma el doctor Mario Fernández, jefe de Sección de Cabeza y Cuello del Hospital Universitario Gregorio Marañón, en este vídeo. En el futuro hay muchas esperanzas puestas en la inmunoterapia, con pocos efectos secundarios y pocas secuelas. Aun así no ha sido posible desplazar a la cirugía como tratamiento angular del cáncer de laringe.

Desde hace años, los abordajes transorales y la utilización del LÁSER se han ido implementando progresivamente en el tratamiento del cáncer de laringe y sus indicaciones se han ido ampliando. Estos abordajes vienen a dar respuesta a la principal filosofía en el tratamiento: que la extracción de los tumores se haga a través de la boca y sin necesidad de hacer una incisión en el cuello. En este sentido, en los últimos años, se han incorporado técnicas transorales que, en lugar de utilizar el microscopio, emplean el endoscopio. Se trata de TOUSS, cirugía transoral ultrasónica y endoscópica, que ya ha sido incorporada para el tratamiento del cáncer de laringe. Con ella se busca obtener unos buenos resultados oncológicos con menor morbilidad. La TOUSS tiene indicaciones similares a la cirugía robótica pero es menos costosa y es más accesible para los pacientes, instituciones y sistemas sanitarios. En este caso, se utiliza visión endoscópica y un bisturí ultrasónico, y permite extirpar tumores avanzados, incluso la laringe completa, a través de la boca.

La cirugía mediante TOUSS junto con otros avances en las técnicas de cirugía de cabeza y cuello han permitido reducir el dolor,  las complicaciones y las secuelas de los pacientes, manteniendo el control oncológico, el cual es el objetivo fundamental. Sin embargo, no debe obviarse que la meta principal ante un paciente con el diagnóstico de un tumor de cabeza y cuello es el control de su enfermedad utilizando todas las técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas disponibles. Es primordial que la indicación del tipo de tratamiento sea la correcta.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*