• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

Se acercan fechas decisivas para los futuros residentes pues deben escoger especialidad, una decisión que condicionará su carrera profesional y para la que hay que tener en cuenta ciertos aspectos para que la residencia resulte ser lo más provechosa posible. La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) ha preguntado a algunos de los actuales residentes, qué características de la especialidad les animaron a escogerla.

En la elección de la especialidad es importante que el médico se plantee, no sólo sus preferencias profesionales o vocación, sino diferentes aspectos relacionados con sus propias cualidades, necesidades, habilidades y estilo de vida. Por ello, lo aconsejable es tener un mínimo contacto con la especialidad en la que están interesados, para conocer de primera mano las tareas y modos de trabajo que implica y cómo se sienten ante ellas, ya que marcarán sus hábitos de vida en el futuro.

Uno de los aspectos destacables de la otorrinolaringología a tener en cuenta para la elección del MIR es que se trata de una especialidad con un alto grado de especialización y que permite enfocar las patologías de modo integral. Así, abarca desde el diagnóstico al tratamiento, la rehabilitación y su prevención. Así mismo, es una especialidad “completa” que no depende de otras para el abordaje inicial de las patologías.

La elección del hospital en el MIR

La elección del hospital en la que el médico realizará la residencia es uno de los aspectos fundamentales. Algunas de las claves que suelen tener en cuenta los residentes son el prestigio y reconocimiento del centro, el tipo de formación, la trayectoria de los profesionales sanitarios que lo componen y el ambiente entre los componentes del servicio. También se debe mirar la localización, el tamaño del centro o el sector de población a la que se suele atender, así como el volumen de pacientes (entorno rural o urbano, por ejemplo). Todo dependerá de las preferencias de cada uno.

En el caso de la otorrinolaringología, los actuales residentes aconsejan preguntar por el programa formativo que tiene el hospital, si tienen rotaciones externas estructuradas, qué rotaciones intrahospitalarias son obligatorias, el número de sesiones de formación que se dan a la semana, la dinámica de investigación o la posibilidad de hacer la tesis. Por otro lado, es importante saber si tienen facilidad de acceso a un laboratorio de disección y la facilidad para asistir a cursos y congresos que complementen su formación.

Las guardias en ORL

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir el centro es el número de guardias mensuales, si se libran las guardias o si hay acompañamiento de adjuntos durante las mismas. Además es importante conocer si se realizan guardias de puerta o urgencias durante algún tramo de la residencia. Por lo general, y según comentan los actuales residentes, las guardias en los servicios de otorrinolaringología son buenas y, en la mayoría de los casos, de segunda llamada, aunque a veces se expondrán a situaciones de emergencia para las que la agilidad y rapidez son fundamentales. Algunos ejemplos de esas situaciones son los relacionados con el manejo de la vía aérea o las hemorragias cervicales. A pesar de lo estresante que puede resultar atender este tipo de urgencias, al mismo tiempo sirven de entrenamiento para aprender a afrontar dificultades.

Salidas laborales de la otorrinolaringología

El futuro profesional también es uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de escoger el MIR. En este sentido, la otorrinolaringología es una especialidad que tiene muy buena salida laboral, tanto en el ámbito público como el privado y, actualmente no tiene mucho paro. De hecho, hay otorrinolaringólogos en todos los hospitales y la mayoría de centros de trabajo. Se atienden a un gran número de pacientes y, según la subespecialidad a la que se dedique, puede ser una especialidad independiente y resolutiva, lo que es muy bueno para la práctica privada.

En general, los residentes coinciden en que la otorrinolaringología es una especialidad diversa en cuanto a la anatomía, patologías y tipos de pacientes. Esto hace que no sea monótona y que sea muy resolutiva pues contribuye a resolver los problemas de salud de los pacientes en un corto período de tiempo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*