• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

La SEORL-CCC celebró el Día Mundial de la Audición y el Día Internacional del Implante Coclear con la celebración de la jornada ‘Disfruta de los sonidos de tu vida’ englobada dentro del emblema mundial ‘Escucha de por vida: que la pérdida auditiva no te limite’. La jornada contó con la participación de la Federación AICE (Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España) y FIAPAS (Confederación Española de Familias y Personas Sordas). El evento tuvo una gran acogida de público asistente, la mayoría usuarios de audífonos e implantes cocleares.

La sesión, organizada por las Comisiones de Otología y Audiología de la SEORL-CCC, consistió en un debate acerca de la calidad de vida de las personas con sordera, las dificultades con las que se encuentran en su día a día y el papel del otorrinolaringólogo en la detección y tratamiento de la hipoacusia, tanto en niños como en adultos. En él participaron el doctor Luis Lassaletta, presidente de la Comisión de Otología, y la doctora María José Lavilla, presidenta de la Comisión de Audiología.

En representación de AICE, asistió su presidente, Joan Zamora; y en representación de FIAPAS, Natalia Beraza, del área de Relaciones Institucionales. El inicio estuvo marcado por la actuación de Diego Castaño, Mayor Tom, cantante y compositor que tiene una hija con hipoacusia, que interpretó la canción ‘Tu barrera del sonido’, compuesta para ella, y que también participó en el debate para compartir su experiencia. Además, participaron en el debate José María Aina Martínez, implantado coclear, y Ramón Rodríguez Carrero, usuario de audífonos.

Falta de acceso a soluciones auditivas

Uno de los temas que centraron el debate fue el acceso a las distintas soluciones auditivas disponibles para permitir la audición a personas con hipoacusia. Los especialistas otorrinolaringólogos coinciden en que se han conseguido muchos avances al respecto, sobre todo en implantes cocleares, que cada vez hay más unidades en España que los incluyen y que, a día de hoy, tienen diversas opciones para tratar casi todos los casos de hipoacusias. Aun así, falta por hacer y por conseguir que lleguen a todas las personas con sordera, quienes destacan una falta de información. Además, aconsejaron a las personas que tengan sospecha de pérdida auditiva que acudan lo antes posible a un otorrinolaringólogo especialista en audición para que valore el origen, el grado de hipoacusia y la solución auditiva más adecuada a cada caso.

Por otro lado, también abordaron el desconocimiento de los sistemas de accesibilidad a la comunicación oral para facilitar la escucha y la conversación de personas con sordera, usuarias de audífonos o implantes cocleares, en entornos públicos: colegios, universidades, foros, etc. En este sentido, dispositivos de bucles de inducción, traducción simultánea o de emisoras FM, pueden permitir que estas personas entiendan y escuchen en condiciones similares a las de un normooyente.

La protección frente al ruido

Además, los especialistas otorrinolaringólogos dedicaron una parte del debate a concienciar sobre la importancia de proteger los oídos de los factores de riesgo evitables y que pueden provocar hipoacusia adquirida en un futuro, el peor de todos ellos, la exposición a ruidos excesivos. En este sentido, recalcaron que un alto porcentaje de jóvenes en países desarrollados están en riesgo por hábitos como escuchar la música a volúmenes muy altos o al uso de auriculares con teléfonos móviles.  Así, según la OMS más de 1100 millones de jóvenes de entre 12 y 35 años de edad están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos. Además, recordaron que no solo hay que controlar el volumen alto sino el tiempo de exposición y que hay que evitar exponer a los niños, muy vulnerables, a ruidos demasiado intensos, como los que suceden en fiestas populares, parques de atracciones, etc. o, al menos, protegerles de ellos con unos tapones.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*