• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), con motivo del Día Internacional del Implante Coclear, que se celebra el 25 de febrero, advierte de la necesidad de que los profesionales sanitarios, familias y pacientes tomen conciencia de la repercusión que tiene la sordera para la calidad de vida y conozcan las distintas soluciones que existen tanto para niños como para adultos. En este sentido el otorrinolaringólogo y cirujano de cabeza y cuello es el profesional que se ocupa del diagnóstico, la indicación de las diferentes opciones para restablecer la audición, la cirugía de implante coclear y el seguimiento de los pacientes.

Según la Guía de Implantes Cocleares elaborada por las comisiones de Otología, Otoneurología y Audiología de la SEORL-CCC los adultos candidatos para esta técnica deben cumplir las siguientes condiciones: tener hipoacusia neurosensorial bilateral de severa a profunda; hipoacusia poslocutiva o prelocutiva; no obtener beneficio o tener un beneficio mínimo con los audífonos después de un período de prueba de 3 a 6 meses; estar convencido de que la mejora auditiva que le aportará el implante le beneficiará personal y socialmente; y tener estudios de imagen que confirmen que la cóclea puede alojar el electrodo y la presencia del nervio coclear.

En cuanto a la técnica del implante coclear, debe realizarse en centros implantadores con equipos consolidados que una tengan experiencia contrastada. Esta no solo comprende la cirugía, sino la puesta en marcha de un programa que garantice una correcta selección del candidato, la ejecución efectiva de la cirugía y de la programación del dispositivo, una adecuada rehabilitación, una estrecha coordinación entre los especialistas que forman parte del programa y un seguimiento del paciente, junto con el mantenimiento del dispositivo. En este sentido, el otorrinolaringólogo desempeña un papel clave como coordinador de este programa.

Un trabajo realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Berlín afirmó que la implantación coclear tiene un efecto protector sobre el funcionamiento cognitivo y, por tanto, sobre el riesgo de aparición de demencia. Por ello desde SEORL se cree fundamental desarrollar campañas para incrementar el uso de audífonos en personas mayores, pues estos dispositivos son el paso previo al implante coclear. Estas deben dirigirse, además de a la población, para que conozcan los tipos de soluciones, a los otorrinolaringólogos, médicos especialistas en medicina familiar y geriatría. Todavía los adultos, sobre todo de edad avanzada, son reacios a buscar soluciones para la sordera profunda con el implante coclear, a pesar de los numerosos beneficios que aportan no solo para recuperar la capacidad auditiva, sino sus relaciones sociales, familiares y afectivas.

Un estudio reciente publicado en la revista Codas concluye que los implantes cocleares mejoran, no solo el desempeño auditivo, sino la inserción social y la calidad de vida de los adultos con sordera profunda. Así, resume “aumenta su sentido de seguridad, les permite ver la vida desde una nueva perspectiva, les hace recuperar la autoconfianza y la autoestima, les permite comunicarse e interactuar de manera más efectiva, disfrutar de la música y otros entretenimientos, rescatar proyectos antiguos y hacer planes para el futuro”.

Últimas novedades en implantes cocleares

En la actualidad existe la posibilidad de elegir una guía de electrodos personalizada para cada situación. Cada persona tiene una anatomía de la cóclea diferente, y esto se debe tener en cuenta a la hora de elegir la longitud de la guía de electrodos que se va a introducir en la cóclea durante la cirugía del implante coclear. Esta puede variar desde 25 a 36 mm, lo que supone un 50% de cambio de un paciente a otro. En este sentido, algunos programas de planificación quirúrgica permiten medir la longitud de la cóclea previa a la implantación para elegir la guía de electrodos más adecuada a cada medida. Esto es de gran utilidad tanto en casos convencionales como en casos complejos tales como meningitis, malformaciones, etc.

El futuro de la implantación coclear y el tratamiento de la hipoacusia está en la cirugía de implantes cocleares con sustancias intracocleares que preserven o mejoren la audición residual. Además, el reto es el desarrollo de células madre que suplanten las células ciliadas de la cóclea. Hasta el momento solamente se han podido crear neuronas pero no células ciliadas funcionales.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*