• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

Diferentes especialistas coordinados por el doctor Eduard Esteller, presidente de la Comisión de Roncopatía y Trastornos del Sueño de la SEORL-CCC, han elaborado la Guía de Práctica Clínica sobre la Exploración Física de la Vía Aérea Superior en el Síndrome de Apnea-Hipoapnea Obstructiva del Sueño (SAHOS) del Adulto. El objetivo de la misma es ofrecer a todas las especialidades  implicadas en el tratamiento de esta patología una serie de recomendaciones para la buena práctica basadas en la mejor evidencia clínica disponible.

El abordaje diagnóstico y terapéutico del SAHOS es multidisciplinar. Así, gracias a la visión de médicos de familia, neumólogos, neurofisiólogos clínicos, otorrinolaringólogos (ORL), odontólogos, cirujanos maxilofaciales, neurólogos, etc; se ha conseguido aumentar el conocimiento sobre el mismo y se han podido aumentar las alternativas terapéuticas.

El SAHOS del adulto se caracteriza por la obstrucción repetida de la vía aérea superior mientras el paciente duerme, lo que comporta alteraciones en la saturación de la oxihemoglobina y la presencia de microdespertares durante el sueño. En su fisiopatogenia concurren múltiples factores anatómicos y funcionales que finalmente son los que condicionan la presencia del colapso repetido de la vía aérea superior.

Ante la falta de un documento con recomendaciones sobre las exploraciones más adecuadas para los pacientes y en qué objetivo y evidencia científica se sustentan, la Sociedad Española de Sueño (SES) y la SEORL-CCC han solicitado al Comité Científico de la SES y a la Comisión de Trastornos Respiratorios del Sueño de la SEORL y CCC, esta guía. En ella se hace especial hincapié en los hallazgos exploratorios relacionados con el diagnóstico y la gravedad del síndrome, y en los que conforman un factor predictivo de éxito para cada una de las opciones terapéuticas disponibles hoy en día. Así, incluye la exploración física en consulta y las exploraciones complementarias, como la tomografía axial computarizada (TAC), la resonancia magnética nuclear (RMN), cefalometría y técnicas funcionales como la rinomanometría o la medición de presiones. También se dedica un apartado especial a aquellas técnicas, anatómicas o funcionales, que se realizan con el paciente sometido a un sueño inducido o natural.

Con el objetivo de convertirse en una referencia a nivel estatal para todas las especialidades implicadas, este documento recomienda las diferentes exploraciones básicas a llevar a cabo, en qué casos, en qué ámbito y finalmente describir, de la forma más precisa, la técnica con la que debe realizarse dicha exploración para conseguir la máxima universalización y utilidad.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*