• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

La introducción de la endoscopia en la cirugía de la base del cráneo ha permitido mejorar los resultados de las técnicas convencionales. Entre otros beneficios, ha reducido las secuelas de la cirugía pues permite abordar lesiones que afecen a la base del cráneo ventral con una menor tasa de complicaciones y sin incisiones faciales. Este fue el tema central de la XXI Reunión de Primavera de la Comisión de Rinología, Alergología y Base de Cráneo Anterior de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) celebrada en Madrid el 24 y 25 de mayo.

La cirugía endoscópica ha experimentado un desarrollo exponencial en los últimos años y ha sido empleada de forma combinada por otorrinolaringólogos- cirujanos de cabeza y cuello y neurocirujanos para el tratamiento de enfermedades que afectan a la base de cráneo. Entre las entidades que pueden afectar dicha región anatómica se incluyen desde las sinusitis complicadas o una fístula de líquido cefalorraquídeo, tumores originados en la fosa nasal o senos paranasales y otros que se originan intracranealmente. Además, destacan por su frecuencia las enfermedades de la glándula hipófisis.

Los síntomas originados por una patología en la base de cráneo también son diversos: alteraciones de la visión, alteraciones hormonales, rinolicuorrea, déficits neurológicos, etc…

El diagnóstico de la patología de base de cráneo lo realiza siempre un especialista, el otorrinolaringólogo, el neurocirujano o el endocrinólogo. La evolución en el abordaje y diagnóstico de estas patologías han permitido también la creación de equipos multidisciplinares, con neurocirujanos y también neurorradiólogos intervencionistas.

Beneficios de la cirugía endoscópica

Con la cirugía endoscópica el cirujano de cabeza y cuello interviene a través de los orificios nasales, sin hacer incisiones externas al paciente. De esta forma, tumores que antes requerían abordajes abiertos, a través de incisiones en la cara, el cuero cabelludo o el labio, ahora se intervienen con el mínimo daño para el paciente.

Los abordajes endoscópicos en comparación con los abordajes tradicionales, permiten abordar lesiones profundas centrofaciales, con una exposición de la línea media más directa y una menor manipulación del parénquima cerebral y de estructuras neurovasculares. Los resultados oncológicos  obtenidos mediante cirugía endoscópica son similares a los obtenidos con los métodos abiertos tradicionales. La menor invasividad de la técnica endoscópica no disminuye la radicalidad necesaria en la resección. Desde la perspectiva del paciente, la disminución del tiempo quirúrgico y de hospitalización, la menor tasa de complicaciones y la ausencia de incisiones faciales son ventajas de los abordajes endoscópicos.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*