• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
Dolores de cabeza o dolores de cara

Las algias craneofaciales se definen como dolores de la cabeza o el cráneo y de la cara debidos a múltiples causas. Son una patología muy frecuente en la que se ve implicada la inervación sensitiva de ambas regiones llevada a cabo por los nervios craneales trigémino, glosofaríngeo y vago así como por las 3 primeras raíces cervicales. Su diagnóstico se fundamenta sobre todo en una completa anamnesis y en un exhaustivo examen clínico por parte del otorrinolaringólogo y cirujano de cabeza y cuello.

Los dolores craneofaciales pueden ser debidos a neuralgias de los nervios sensitivos mencionados anteriormente, dolores asociados a afecciones otorrinolaringológicas, oftalmológicas, estomatológicas o motivados por uno de las diversos subtipos de cefaleas.

Es preciso conocer las áreas inervadas por los nervios craneales que se ocupan de la inervación sensitiva del cráneo y de la cara. El nervio trigémino es el que recoge la sensibilidad de la cara, el tercio anterior del cuero cabelludo y las cavidades de la cara. En cuanto a los nervios glosofaríngeo y vago, estos inervan la faringe, cara posterior de la laringe y las cavidades del oído. Por último, las 3 primeras raíces cervicales reciben la sensibilidad del tercio posterior del cuero cabelludo, las articulaciones y la musculatura cervical.

Diagnóstico de las algias craneofaciales

Durante el diagnóstico de las algias faciales el otorrinolaringólogo tendrá que examinar la forma de presentación y características del dolor, es decir, su localización, intensidad y repercusión en la vida diaria del paciente, el tipo de dolor y su duración, la presencia de síntomas acompañantes, así como la edad y el sexo. También se deberán tener en cuenta los factores desencadenantes.

Por otro lado, el otorrinolaringólogo realizará un examen clínico en el que estudiará la sensibilidad facial, se hará una palpación de la cara, una otoscopia, una rinoscopia y una faringoscopia. Es importante también hacer, un examen neurológico de los pares craneales.

Algunas algias craneofaciales

1. Las neuralgias faciales afectan sobre todo al trigémino, el nervio glosofaríngeo y la zona occipital:

  • Neuralgia del trigémino: suele ser de origen desconocido. Cursa  con un dolor lanzinante (eléctrico) que suele afectara al tercio medio de la cara por afectación de la segunda rama del nervio. Suele repetirse a modo de crisis  y el principal factor desencadenante es la palpación en zonas gatillo. Su tratamiento es farmacológico, sobre todo a base de antiepiléticos. En caso de ser muy grave e incapacitante se puede realizar un tratamiento quirúrgico. En ocasiones puiede ser debida a una causa conocida: es la llamada neuralgia sintomática del trigémino: Puede deberse a diversas causas: esclerosis múltiple, tumores en el  ángulo pontocerebeloso, causas infecciosas, tumorales o inflamatorias.
  • Neuralgia del glosofaríngeo: cursa con dolor lancinante, breve pero de gran intensidad, localizado en la base de la lengua y amígdala, pudiendo irradiarse hacia la mandíbula y el oído. Además, suele asociarse a carraspera en la garganta. Su factor desencadenante es la deglución. El tratamiento es farmacológico o quirúrgico cuando no resulte eficaz.
  • Neuralgia occipital de Arnold: cursa con dolor de tipo punzante que suele acompañarse de movilidad cervical limitada y tiene como principal factor desencadenante la hiperextensión de la cabeza,. Puede deberse a artritis inflamatorias, microtraumatismos y sobrecargas de articulaciones. En ocasiones se confunde con una cefalea o una contractura cervical.

2. Las neuralgias asociadas a afecciones de ORL están vinculadas a patologías como la sinusitis, tanto aguda como crónica, otitis o patologías tumorales de la zona de cabeza y cuello (tumores de orofaringe, supraglotis, hipofaringe). Es muy importante descartar un tumor de cabeza y cuello ante un dolor persistente a nivel faríngeo con irradiación al oído.

3. Las neuralgias asociadas a afecciones oftalmológicas, pueden deberse al glaucoma agudo o alteraciones de la refracción, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo también pueden provocar dolores frontales y oculares.

4. Otro grupo de algias craneofaciales es el que comprende las cefaleas. Dentro de ellas las migrañas son muy frecuentes. Su prevalencia oscila entre el 8 y el 12% de la población, sobre todo en mujeres, siendo su mayor incidencia entre los 30 y 40 años. La migraña puede ser de varios tipos, siendo la migraña sin aura, que es la migraña común, la más frecuente. El tratameinto es fundamentalmente médico. Las cefaleas tensionales son tan frecuentes como la migraña. Son episódicas, cuando duran menos de 15 días al mes, o crónicas cuando superan esta duración durante al menos 6 meses. Conviene aplicar medidas higiénico-dietéticas para su tratamiento y fisioterapia. La cefalea en racimos o cefalea histamínica de Horton. es menos frecuente que la migraña y afectan en mayor medida a hombres de entre 10 y 30 años. En el 90% de casos, las apariciones de dolor son episódicas y se producen de forma cotidiana a lo largo de 3-15 semanas.. El dolor es unilateral siendo predominante en la región periocular, y se irradia a menudo hacia la región frontal, la sien, la mejilla y la encía superior. EL tratamiento de las cefaleas corresponde al neurólogo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*