• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

La cirugía robótica transoral (TORS) se ha asentado en el área de la otorrinolaringología porque mejora los resultados, reduce los errores y evita secuelas en el tratamiento de patologías faringolaríngeas, especialmente en el cáncer de orofaringe. Los resultados de la implantación de esta técnica en hospitales españoles como Hospital Germans Trías i Pujol (Badalona) y el Hospital Rey Juan Carlos (Móstoles) serán presentados por la Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL-CCC) en su III Reunión de Primavera que se celebra en Barcelona este viernes y sábado.

La TORS ofrece un abordaje mínimamente invasivo de las lesiones malignas, al realizarse a través de la boca, mejorando la accesibilidad y el control visual de la intervención, lo que redunda en una mayor seguridad y accesibilidad. Por este motivo, desde  la SEORL-CCC se  pide una mayor inversión pública para dotar a los hospitales de sistemas quirúrgicos avanzados en otorrinolaringología, tal y como ya se realiza en centros privados.

Un reciente estudio publicado en American Journal of Otolaryngology concluye que TORS mejora la visualización, la destreza y el acceso del cirujano de cabeza y cuello frente a la técnica habitual. La cirugía robótica transoral permite una mayor precisión a los cirujanos de cabeza y cuello a la hora de abordar tumores localizados en una anatomía compleja. Así mismo, añade, tanto los sistemas robóticos como los sistemas transorales por ultrasonidos (TOUSS) aportan una visión tridimensional y una mayor versatilidad de movimientos en quirófano.

Otra investigación reciente publicada en European Archives of Otorhinolaryngology confirma la accesibilidad y la capacidad de la cirugía robótica. Así, otras ventajas que puede ofrecer para el cirujano de cabeza y cuello es una mayor facilidad para llevar a cabo las disecciones al evitar el manejo de instrumentos largos y finos, lo que hace que sea una técnica más segura, fácil y eficiente que la cirugía abierta.

La III Reunión de la Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la SEORL-CCC servirá para reclamar una mayor proyección y el aumento de la cirugía robótica transoral en otorrinolaringología. Se necesita una mayor inversión en el ámbito público para que los hospitales españoles puedan tener en sus servicios de otorrinolaringología sistemas avanzados de cirugía mínimamente invasiva para abordar patologías que tradicionalmente dejan importantes secuelas a los pacientes, sistemas como cirugía transoral robótica (TORS), cirugía transoral mediante ultrasonidos (TOUSS) o sialoendoscopia, por ejemplo.

En caso del cáncer de laringe, cuando los tumores están avanzados, es habitual que se necesite un tratamiento que implica la extirpación de la laringe, lo que conlleva unas secuelas que afectan de manera notable a la calidad de vida de los pacientes. Entre ellas se encuentra la pérdida de voz, además de problemas en el gusto y el olfato, así como en las relaciones sociales y familiares. En este aspecto los cirujanos de cabeza y cuello de la SEORL-CCC trabajan en dos frentes: mediante la implantación de la cirugía transoral se han minimizado las consecuencias que comporta el tratamiento de un cáncer de laringe, consiguiendo que el paciente tenga un postoperatorio más reducido en el tiempo y sufra el menor daño posible y, por otro lado, mediante la rehabilitación del paciente laringectomizado se logra recuperar la voz y mejorar la integración familiar y social del paciente.

A este respecto, la III Reunión de Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la SEORL-CCC supondrá el punto de partida de un estudio multicéntrico de ámbito nacional sobre calidad de vida de los pacientes con cáncer de cabeza y cuello, con el fin de tener un conocimiento más preciso de su situación para mejorar las capacidades, estado e integración de los cada vez más numerosos supervivientes.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*