• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin

New mHealth application software based on myofunctional therapy applied to sleep-disordered breathing in non-compliant subjects

Fecha de publicación:05/02/2020

Autores: CARLOS O´CONNOR REINA, GUILLERMO PLAZA, JOSE MARIA IGNACIO GARCIA, PETER BAPTISTA JARDIN, MARIA TERESA GARCIA IRIARTE, JUAN CARLOS CASADO MORENTE, EUGENIO DE VICENTE, AGUSTIN RODRIGUEZ

Abstract: Background
Myofunctional therapy (MT) is a therapeutic option with demonstrated efficacy for treating sleep-disordered breathing. We assessed the clinical application of a newly developed m-Health App, which aimed to allow patients with OSAHS (obstructive sleep apnea/hypopnea syndrome) to perform oropharyngeal exercises only by interacting with their smartphone without no other devices.

Área de la especialidad: MEDICINA DEL SUEÑO

Datos bibliográficos: Cite this article
O’Connor Reina, C., Plaza, G., Ignacio-Garcia, J.M. et al. New mHealth application software based on myofunctional therapy applied to sleep-disordered breathing in non-compliant subjects. Sleep Science Practice 4, 3 (2020). https://doi.org/10.1186/s41606-019-0040-8

¿Cómo se trata el síndrome de Ménière?

El síndrome de Ménière es una entidad fluctuante y crónica que tiene crisis en racimos, por lo que se caracteriza por la aparición de grandes crisis y por periodos asintomáticos. Por ello, su tratamiento tiene el doble objetivo de aliviar los síntomas durante las crisis y mejorar la evolución de la enfermedad para evitar nuevas crisis. Para ello es necesario controlar la función vestibular y coclear, y emplear una escala terapéutica o protocolo diferentes en función de cada caso. Todo ello lo explica el doctor Eduardo Martín, presidente de la Comisión de Otoneurología en este vídeo.

Cómo tratar una crisis aguda y los periodos intercrisis

En caso de crisis aguda se recomienda que el paciente permanezca en reposo, si fuese necesario en la cama, y en silencio, sin realizar ninguna actividad, ni movimientos o cambios bruscos de posición, ya que pueden empeorar la sintomatología. En estos casos, se pueden emplear sedantes vestibulares o antieméticos para reducir las posibles náuseas o vómitos.

Por otro lado, también existen periodos intercrisis en los que se recomienda seguir un llamado tratamiento de mantenimiento. Se aconsejará al paciente la restricción de la sal, para controlar la presión del oído interno, así como una serie de medidas higiénico dietéticas como evitar el consumo de tóxicos como el alcohol o el tabaco, reducir el consumo de cafeína, practicar ejercicio físico o la pérdida de peso.

Habrá casos en los que se recomiende la toma de diuréticos, que favorecen el equilibrio de los líquidos laberínticos al eliminar la sobrecarga hídrica y, por tanto, contribuyen a la mejora del vértigo.

Uno de los fármacos de elección a la hora de administrar un tratamiento farmacólogico a los pacientes con síndrome de Ménière es la betahistina, que provoca la vasodilatación de la estría vascular al suprimir el espasmo de los esfínteres precapilares. Esta resulta eficaz para la eliminación del vértigo y del desequilibrio.

Se pueden emplear trimatazidina, por su acción antiisquémica celular; o los antagonistas del calcio, como vasodilatadores.

Además, el otorrinolaringólogo contemplará también la opción de tratamiento intratimpánico, que consiste en la introducción de fármacos en el oído medio para reducir las crisis de vértigo. Desde la aplicación de corticoides a la instilación de gentamicina, un ototóxico, que genera una sub-ablación vestibular, se puede lograr el mínimo daño necesario con el máximo éxito terapéutico. Si el paciente tuviera buen resto auditivo, se pasaría a la neurectomía vestibular, mediante la cual se seccionan las raíces vestibulares del nervio estato-acústico, con el objetivo de evitar o mejorar el vértigo.

En los casos en los que el tratamiento farmacológico no funcione se puede valorar la cirugía para tratar esos vértigos. Se calcula que cerca del 10% de los casos de síndrome de Ménière son susceptibles de cirugía.

¿Qué pruebas se realizan para diagnosticar el síndrome de Ménière?

El síndrome de Ménière es la asociación de 3 grandes síntomas: episodios de vértigo espontáneo, hipoacusia neurosensorial de frecuencias bajas y medias y síntomas auditivos fluctuantes, como hipoacusia, acúfenos o plenitud ótica. Supone el tercer diagnóstico más frecuente en las consultas de otoneurología y requiere de una especialización en las pruebas diagnósticas y del conocimiento exhaustivo del oído interno para ser abordado de forma adecuada, por lo que el otorrinolaringólogo juega un papel muy importante en la valoración de los pacientes con este trastorno.

La presencia de estos 3 síntomas en pacientes con síndrome de Ménière puede acompañarse de fuertes dolores de cabeza y, náuseas y vómitos, lo que genera malestar y puede conducir a situaciones de ansiedad o estrés. De hecho, un trabajo reciente de Ahmadzai et al.  publicado en Systematic reviews confirma que la depresión afecta a entre el 40 y el 60% de pacientes con este trastorno.

Estos síntomas pueden aparecer de forma aguda en lo que se conoce como crisis. Ante esta situación, se recomienda que el paciente esté en reposo, a ser posible, tumbado en la cama, en silencio y sin realizar ningún tipo de movimiento ni cambio brusco de postura. Estas crisis pueden aparecer a raíz de situaciones de estrés, fatiga, problemas laborales o familiares, que generan en el paciente una serie de estímulos que le conducen a padecer este tipo de episodios.

Diagnóstico del síndrome de Ménière

El diagnóstico del síndrome de Ménière puede ser sencillo ya que se basa en la descripción por parte del paciente de los síntomas mencionados; pérdida auditiva con aumento de acúfeno, taponamiento ótico y crisis de vértigo espontáneo. Sin embargo, muchos pacientes no presentan esta triada completa por lo que será necesario que el otorrinolaringólogo preste atención a las pruebas auditivas y vestibulares, tal y como comenta el doctor Eduardo Martín, presidente de la Comisión de Otoneurología en este vídeo.

En primer lugar, será necesaria una audiometría. Se trata de una herramienta sencilla que va a mostrar un perfil característico auditivo del paciente. Generalmente mostrará una hipoacusia neurosensorial de predominio en frecuencias graves.

En aquellos casos en los que el diagnóstico no esté claro son necesarias las pruebas vestibulares. Entre ellas las más importantes son:

  • VHIT (Video head impulse test): consiste en una gafa que contiene un acelerómetro y una cámara de alta velocidad. Mientras el otorrinolaringólogo hace impulsos en la cabeza del paciente, de baja amplitud, pero con alta velocidad, el sistema registra la velocidad de esos movimientos de la cabeza en relación con la de los ojos. De esta forma se mide el reflejo oculovestibular.
  • Pruebas calóricas con videonistagmografía: se mide el nistagmo o movimiento ocular involuntario ante la irrigación del oído externo con agua a distintas temperaturas.. El sistema informático calculará la cantidad y amplitud del movimiento para comparar la respuesta de los 2 oídos. El oído enfermo tiene menor respuesta ocular que el oído sano. Es una prueba importante porque el síndrome de Ménière avanzado se caracteriza por un daño moderado-grave del oído según la respuesta calórica.
  • Electrococleografía: es una prueba que mide el grado de hidrops del oído interno para valorar si hay una afectación unilateral, o bilateral, así como monitorizar el tratamiento.
  • Posturografía dinámica computarizada: mide el centro de gravedad del paciente ante distintas situaciones de dificultad variable, desde estar solo de pie, hasta permanecer en un entorno visual móvil, etc. De esta forma se detecta el desequilibrio y su origen en un problema vestibular, ocular o somatosensorial.
  • VEMPs (potenciales evocados miogénicos vestibulares): mediante una estimulación auditiva se estimula el músculo esternocleidomastoideo del paciente. El síndrome de Ménière se caracteriza por una afectación de este órgano en estadios iniciales, resulta de ayuda en diagnósticos precoces.

Las consultas de otoneurología deberían disponer de todas las herramientas necesarias para el diagnóstico y tratamiento del Síndrome de Ménière, de ahí la importancia de buscar ayuda de profesionales especializados, como los otorrinolaringólogos.

Teratoma tiroideo en el adulto. Revisión de la bibliografía y presentación de un caso.

Fecha de publicación: 01/02/2020

Autores: Moreno Valor, Ana; Pagalday, Lide; García Martín, Mikel; Torrico Román, Pablo.

Abstract: Los teratomas son entidades raras en la glándula tiroides, sobre todo en adultos.
Presentamos el caso de un paciente de 42 años que acude por tumoración cervical de meses de evolución y disfagia.
Se realiza estudio de la lesión clasificándose como teratoma tiroideo maduro.

Área de la especialidad: Cirugía de cabeza y cuello

Datos bibliográficos: 1) P. Torrico Román, J. Pando Pinto, T. Mogollón Cano-Cortés, A. Blasco Huelva, R. Soria Corón. Teratomas tiroideos del adulto. Acta Otorrinolaring. Esp. 1999; 50, 1: 75-77.
2) Eunyoung Kim, Tae Seok Bae,Youngmee Kwon, Tae Hyun Kim, Ki-Wook Chung, Sun Wook Kim, Jungsil Ro, Eun Sook Lee. Primary Malignant Teratoma with a Primitive Neuroectodermal Tumor Component in Thyroid Gland: A Case Report. J Korean Med Sci 2007; 22: 568-71.
3) Renzo Ranaldi, M.D., Doriana Morichetti, M.D., Gaia Goteri, M.D., and Ascanio Martino, M.D. lmmature Teratoma of the Mediastinum Arising in Ectopic Thyroid Tissue.A Case Report. Anal Quant Cytol Histol 2009; 31:233-238.
4) Renate Pichler, Isabel Heidegger, Andrea Brunner, Hannes Steiner. Long-Term Follow-Up of a Primary Teratoma With Somatic-Type Malignancy Within the Thyroid Gland Mimicking Thyroid Carcinoma. Clinical Genitourinary Cancer. 2014;Vol. 12, No. 5, e221-4.
5) Eijun Nishihara, Akira Miyauchi, Mitsuyoshi Hirokawa, Takumi Kudo, Hidemi Ohye, Mitsuru Ito, Sumihisa Kubota, Shuji Fukata, Nobuyuki Amino, and Kanji Kuma. Benign Thyroid Teratomas Manifest Painful Cystic and Solid Composite Nodules. Three Case Reports and a Review of the Literature. Endocrine, vol. 30, no. 2, 231–236; October 2006. ENDO (online) ISSN 1559-0100.
6) Jose Ting, Diana Bell, Salmaan Ahmed, Anita Ying, Steven G.Waguespack, Shi-Ming Tu, Randal Weber, and Mark Zafereo. Primary malignant thyroid teratoma: an instutional experience. Thyroid, Vol. 29, No. 2. 26 Apr 2019. https://doi.org/10.1089/thy.2018.0206.
7) Gordan. M Vujanic, H.Rubén Harach, Predrag Minic, Nada Vuckovic. Thyroid/ cervical teratomas in children: Inmunohistochemical studies for specifics thyroid epithelial cell markers.Pediatric pathology.1993; 14:369-375.