• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
5 datos que debes conocer sobre la sordera

5 datos que debes conocer sobre la sordera

Se considera sordera a la pérdida total de audición en uno o en los dos oídos, un problema que, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a 360 millones de personas, de los que alrededor de 34 millones son niños.  Entre las causas habituales de este trastorno se encuentran el envejecimiento, los factores genéticos, y los factores ambientales o externos como un mal cuidado de la salud auditiva. La OMS calcula que el 50% de las pérdidas auditivas son prevenibles tomando las medidas adecuadas.

La Sociedad Española de Otorrinolaringología  y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) recuerda 5 datos claves sobre la sordera:

  1. El ruido es uno de los principales factores de riesgo

En la actualidad las fuentes de ruido a las que la población se expone de manera cotidiana han aumentado. La OMS recomienda no sobrepasar los 65 dB de intensidad de exposición al ruido, pero en bares, conciertos o festivales se superan normalmente los 110 dB.

El sonido es proporcionalmente lesivo a la intensidad y al tiempo de exposición. Según las recomendaciones, un sonido a 80 dB de forma prolongada durante 8 horas implica riesgo de pérdida audición, a 95 dB no convendría exponerse más de 15 minutos y a 110 dB menos de un minuto. Estos límites recomendados se sobrepasan de forma habitual en los eventos musicales, fenómenos que van en aumento.

Escuchar música mediante auriculares también puede propiciar problemas auditivos si se escucha a más del 60% del volumen. De hecho, un estudio alemán reveló que un tercio de los jóvenes que utilizan estos dispositivos lo hacen volumen superior a 80 dB.

  1. El diagnóstico en la infancia es importante

Unos 34 millones de niños sufren algún tipo de sordera discapacitante. Las causas pueden ser genéticas o por factores externos, pero los expertos señalan que el 60% de estas pérdidas auditivas son por causas que se pueden prevenir.

Desde que son bebés hay que prestar atención a la posible aparición de una pérdida auditiva, aunque sea leve, y tratarla de la forma adecuada. Los niños que sufren trastornos auditivos presentan un rendimiento académico más bajo y problemas de atención.

Tanto si la pérdida auditiva es temporal como permanente, puede condicionar trastornos en el aprendizaje, especialmente en el desarrollo del lenguaje. Por ello es fundamental detectar y tratar cuanto antes una posible pérdida auditiva. Además de la detección temprana, es necesario prestar atención a la salud auditiva a lo largo de la vida del niño:  proteger los oídos del frío, evitar que se expongan a ruidos fuertes, cuidar su higiene, etc;. En este decálogo de consejos de la SEORL-CCC se encuentran las principales recomendaciones para el cuidado de oídos en niños.

  1. Conocer los medicamentos que pueden ser peligrosos para los oídos

Existen ciertos tipos de medicamentos cuyos efectos secundarios pueden dañar la capacidad auditiva, se conocen como medicamentos ototóxicos. Los que más riesgo entrañan son los antibióticos aminoglucósidos y los antipalúdicos.

Los aminoglucósidos se emplean para infecciones graves de bacterias tipo gramnegativas, y si las dosis se prolongan demasiado en el tiempo, las consecuencias auditivas pueden ser irreversibles. En cuanto a los antipalúdicos, se emplean para prevenir o tratar la malaria y el paludismo. También se utilizan ciertos tipos de antipalúdicos para tratar la artritis reumatoide y el lupus.  La OMS insta a los especialistas a conocer al detalle todas las contraindicaciones y a controlar y recetar de forma racional este tipo de fármacos a los pacientes que lo requieran.

  1. Un tercio de los mayores de 65 años sufre pérdida auditiva

La presbiacusia o pérdida de audición relacionada con el envejecimiento afecta al 30% de la población a partir de los 65 años. Los datos demuestran que el envejecimiento general de la población en España es ya una realidad, por lo que este problema auditivo genera trastornos en una gran parte de la sociedad. Si no se realiza el tratamiento adecuado, las personas mayores corren el riesgo de aislarse y sufrir cuadros de depresión y ansiedad.

Como forma de prevención y para seguir un control adecuado, al menos una vez al año se recomienda hacer un examen auditivo para ajustar el tratamiento en caso de ser necesario.

  1. Audífonos e implantes cocleares, las soluciones más eficaces

Con los dispositivos adecuados, hasta un 20% de la población mejoraría sus problemas auditivos, pero la venta de audífonos, según las estadísticas de la OMS, satisface tan solo el 10% de las necesidades a nivel mundial y el 3% en los países en vías de desarrollo.

En función del tipo y del grado de sordera, existen diferentes soluciones para mejorar la audición. Cuando la patología no sea severa o profunda, los audífonos son la mejor opción dada su seguridad y eficacia. Su funcionamiento se basa en amplificar las ondas sonoras para facilitar la escucha.

Los implantes cocleares por su parte, se utilizan en pacientes que presentan un grado de sordera muy profundo o sordera total, y que no pueden ser rehabilitados con audífonos.  Se insertan en el interior de la cóclea mediante una intervención quirúrgica. Actúan sustituyendo la función de las células del oído interno, transformando las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Los implantes cocleares no restablecen la audición normal, pero si permiten reconocer sonidos y voces, por lo que mejoran la calidad de vida y permiten la comunicación de los pacientes con sordera profunda o total.

La mortalidad por cáncer de tiroides se ha reducido un 15%

El 28 de septiembre se celebra el Día Nacional del Cáncer de Tiroides con el objetivo de concienciar sobre esta enfermedad, que supone el noveno tumor más prevalente en el mundo y del que en España se detectan 3.000 nuevos casos cada año. Sin embargo, la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) resalta que a pesar de este aumento de la incidencia, la mortalidad ha descendido un 15% en los últimos años.  Las razones de este descenso se atribuyen a las mejoras en el diagnóstico precoz y al tratamiento multidisciplinar.

El cáncer de tiroides suele afectar más a mujeres que a hombres y aparece sobre todo en las edades centrales de la vida. Existen varios tipos de cáncer de tiroides. Por un lado, están los originados en las células foliculares de tiroides denominados carcinomas diferenciados de tiroides, entre los que se incluyen el carcinoma papilar, que supone más del 70% de los casos, el folicular y el oncocítico. Y por otro lado, están los originados en las células C o parafoliculares (carcinoma medular).  Cada uno de ellos, tiene un  tratamiento y pronóstico diferentes. Según un estudio publicado por Milano en Journal of Insurance Medicine la tasa de supervivencia a 5 años es superior al 90% para los carcinomas diferenciados de tiroides.

La realización de pruebas de imagen por diversos motivos o de ecografías cervicales ante la palpación de un nódulo en la región central del cuello, han permitido el hallazgo incidental de lesiones en la glándula tiroides en fases iniciales, en las que el porcentaje de curación supera el 95%. Además, el abordaje multidisciplinar, que incluye especialidades como endocrinología, otorrinolaringología, cirugía, oncología, medicina nuclear, radiología, etc, ha contribuido también a mejorar la supervivencia. La base del tratamiento es la extirpación de la lesión, realizada por otorrinolaringólogos- cirujanos de cabeza y cuello especializados en tiroides.

Por otra parte, según destacan desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la asignatura pendiente en el diagnóstico es llegar a conocer qué nódulo tiroideo maligno va a ser agresivo y cuál no. Hay carcinomas papilares de tiroides que no crecen y no generan metástasis. Sin embargo, una minoría de carcinomas papilares se pueden comportar de manera agresiva con invasión de estructuras próximas (laringe, traquea, etc;.) y metastatizan en el pulmón o en el hueso. El diagnóstico correcto y un manejo adecuado de estos casos es fundamental para conseguir unos resultados oncológicos satisfactorios.

El tratamiento del cáncer de tiroides no está exento de complicaciones, pues la cirugía, llamada tiroidectomía, puede dejar secuelas importantes en el paciente, especialmente problemas en la voz y en el metabolismo del calcio. En este sentido, desde la SEORL-CCC se ha trabajado en el estudio de métodos para intentar reducir las complicaciones de este tipo de cirugía. Así, se ha publicado el artículo Recomendaciones sobre el uso de la neuromonitorización en cirugía de tiroides y paratiroides  con el fin de disminuir los problemas de voz que pueden aparecer tras una cirugía de tiroides.

Esta preocupación por la reducción en las secuelas y complicaciones ha llevado a la SEORL-CCC, en colaboración con la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), a desarrollar un Documento de Consenso sobre prevención y tratamiento del hipoparatiroidismo postiroidectomía, (pendiente de ser publicado) que pretende reducir las secuelas en el metabolismo del calcio.

Cómo prevenir el dolor de garganta y oídos en la vuelta al cole

Cómo prevenir el dolor de garganta y oídos en la vuelta al cole

Septiembre es el mes de la vuelta al cole, al trabajo y al resto de rutinas. La bajada de temperaturas, cambios bruscos de estas, una mayor humedad en el ambiente sumado al reencuentro con los compañeros de clase, forman el cóctel perfecto de transmisión de virus y bacterias entre los niños. El dolor de garganta y oídos son los principales síntomas de este mes.

Aunque es prácticamente inevitable que los más pequeños pasen por tener algún catarro, sí podemos intentar prevenir el dolor de oídos y de garganta siguiendo varias pautas que recomendamos desde la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Con el inicio de clases los niños vuelven a estar todos juntos en un mismo espacio durante muchas horas, por lo que el contagio de virus o bacterias es más fácil. Para minimizar las opciones de contagio, se recomienda seguir estas pautas:

-Lavarse las manos: una de las medidas más importantes para evitar los virus y bacterias. Los niños juegan entre ellos, con objetos en clase o en el recreo, por lo que sus manos tocan infinidad de cosas plagadas de microorganismos. Lavarse las manos con agua y jabón, especialmente antes de comer, es fundamental. Con ello se previenen enfermedades como el resfriado, la tosferina o la bronquitis, entre las más de 200 que se transmiten principalmente por el contacto de mano a mano.

-No compartir determinados objetos: los cubiertos, los vasos o las botellas mejor que sean individuales. Son los artilugios que más riesgo de contagio suponen, por ello se recomienda que cada niño disponga de los suyos propios y evite compartirlos.

Proteger el cuello: aunque todavía no estamos en invierno, el tiempo es más frío y las temperaturas varían mucho a lo largo del día. Protegerse durante las primeras horas con un pañuelo y evitar las corrientes de aire frío es importante para prevenir  la irritación de garganta.

Hidratarse bien: deben beber agua frecuentemente para que no se resequen ni irriten las cuerdas vocales.

Protegerles del frío: en esta época en la que todavía el frío no ha aparecido del todo, los aires acondicionados siguen todavía presentes. Es necesario protegerles de estas corrientes de aire y así controlar las infecciones de las vías respiratorias, pues influyen en los oídos.

Higiene: después de ducharse o de nadar en la piscina es necesario que se sequen bien los oídos. Recordar que la cera en los oídos es algo normal, se trata de un mecanismo de defensa ante organismos externos. Se suele eliminar sola, y tan solo hay que extraerla cuando produce molestias como disminuir la audición. En ese caso hay que lavar con agua y jabón la parte superficial de la oreja, nunca con un bastoncillo ya que se corre el riesgo de empujar el cerumen hacia adentro en lugar de sacarlo.

Evitar gritar en exceso: en los recreos juegan y hacen deporte, algo en lo que la mayoría suele gritar de más. Intentar educarles a no gritar. Se fuerzan demasiado las cuerdas vocales, y dado que van al colegio 5 días a la semana, sumado al resto de actividades que hagan, la intensidad a la que está sometida su garganta puede causarles afonías recurrentes.

-Acudir al especialista: en caso de que los síntomas sean persistentes en garganta u oído, conviene llevar al niño al otorrinolaringólogo para verificar el origen del problema y que establezca el tratamiento más adecuado.

 

Propuestas de sede para el 72 Congreso Nacional (2021)

La votación se llevará a cabo durante el 69 Congreso Nacional. La mesa de votación permanecerá abierta en la Secretaría del Congreso desde el comienzo del mismo hasta las 14:00 horas del día en que se celebre la Asamblea General (21 de octubre), donde se hará pública la Sede ganadora.

Las candidaturas presentadas son:

La disfonía, el problema más común en los profesores

La disfonía, el problema más común en los profesores

Los profesores, como profesionales de la voz, pueden desarrollar patologías, como la disfonía, en relación al mal uso o abuso de su principal herramienta de trabajo, la voz.  Esto hace que los trastornos de la voz sean un motivo frecuente de baja laboral entre personal docente. Es por eso que, la SEORL-CCC recomienda a los docentes seguir unos hábitos para favorecer un buen uso de la voz y una correcta técnica vocal.

Un estudio publicado en The Annals of Otology, Rhinology and Laryngology confirma que los profesores tienen tres veces más posibilidades de presentar fatiga vocal y más del triple de tener molestias físicas de la voz. En el caso de las mujeres, ellas tienen más probabilidades de padecer disfonía. Además, según un ranking elaborado por la SEORL-CCC, los maestros de infantil, que tienen alumnos de entre uno y cinco años, son los profesionales que más patologías de la voz sufren.

La disfonía se caracteriza por el cambio de la voz debido a una anomalía en la vibración de la mucosa de las cuerdas vocales. La alteración del timbre vocal es el síntoma más frecuente en estas patologías. Las principales causas son, por un lado, el abuso vocal y, por otra, el mal uso vocal. También puede deberse a trabajar en un ambiente muy ruidoso, tener estrés laboral, no descansar la voz o a hábitos como el consumo de tabaco o alcohol. Los profesores que la sufren suelen sentir molestias al hablar, fatiga vocal, malestar que provoca carraspeo o ineficacia vocal, dificultad para proyectar la voz y además suelen necesitar hacer un gran esfuerzo para comunicarse con sus alumnos.

Algunos consejos que pueden seguir los profesores para evitar las disfonías incluyen aprender a hacer un buen uso de la técnica vocal con ayuda de un profesional experto y seguir una serie de hábitos de higiene de la voz. Entre ellos se incluyen hablar en un volumen bajo, evitando los gritos,  comunicarse por encima de los demás para no hacer un sobreesfuerzo, evitar los ambientes ruidosos y el carraspeo. Además, será necesario beber mucho líquido, sobre todo agua para hidratar las cuerdas vocales, teniendo en cuenta que las bebidas estén a una temperatura adecuada, ni muy frías ni muy calientes. Se recomienda también evitar agentes irritantes como los cambios bruscos de temperatura, el aire acondicionado, el humo o el polvo, el tabaco y el alcohol. Será preciso también procurar un mínimo descanso y no pasar más de cuatro horas seguidas hablando. Por último, los profesionales de la voz como los profesores, deben someterse a controles periódicos para detectar posibles patologías en caso de presentar los síntomas detallados previamente.

 

¿Qué es el barotraumatismo y cómo evitarlo?

¿Qué es el barotraumatismo y cómo evitarlo?

El barotraumatismo es un trastorno debido a la despresurización de los oídos como consecuencia de un cambio de presión ambiental. Éste puede afectar a todas las cavidades aéreas del organismo debido a que, cuando aumenta la presión ambiental, el volumen de aire contenido en una cavidad disminuye, y a la inversa, cuando disminuye, el volumen de aire se expande. Si la trompa de Eustaquio, responsable de compensar esos cambios de presión, no funciona de forma correcta como consecuencia de una inflamación de la mucosa nasal por problemas como un resfriado, una rinitis o rinosinusitis, se produce el barotraumatismo.

Puede ocurrir también que el cambio sea tan brusco que, aunque no exista ninguna alteración en la trompa de Eustaquio, está no sea capaz de compensar la variación entre oído medio y rinofaringe y aparezca también el problema. Esto sucede sobre todo en las actividades subacuáticas como el buceo o submarinismo ante los cambios de presión de los primeros metros, que son mayores, y en los aterrizajes de emergencia.

Los cambios de presión también se pueden producir al ascender o descender puertos de montaña, viajar en avión o en tren o al practicar paracaidismo. Cuando la trompa de Eustaquio no es capaz de hacer frente a esas variaciones por diferentes circunstancias pueden aparecer síntomas como sensación de taponamiento del oído o dolor, pérdida de audición o acúfenos, o mareos. De hecho, según datos de la SEORL-CCC el 20% de la población tiene riesgo de sufrir problemas de oídos, como taponamiento o dolor al volar en avión.

Para evitar las consecuencias en los oídos de estos cambios de presión se deberán poner en práctica una serie de maniobras, siempre antes de que se vaya a producir el cambio. Por ejemplo, antes de la inmersión en el caso del buceo, o antes del aterrizaje en el caso del avión. Estas maniobras van encaminadas a facilitar el trabajo de la trompa de Eustaquio para equilibrar la presión entre el oído medio y el ambiente. Puede ayudar tragar saliva, pero sobre todo lo hará el seguimiento de unas maniobras específicas como es la de Toynbee que consiste en taparse la nariz y tragar, lo que contribuye a la despresurización durante un ascenso de presión. Por su parte, la maniobra de Valsalva, utilizada sobre todo en buceo, consiste en en tomar aire, tapar la nariz y la boca y soplar aumentando la presión en la faringe, que ayuda a ventilar el oído. En el caso de viajar en avión o en tren, es recomendable mantenerse despiertos para evitar que se ralentice el mecanismo de deglución. En cualquier caso, lo aconsejable es que, si se tiene algún tipo de alteración relacionada con la trompa de Eustaquio, se consulte con un especialista la conveniencia de realizar determinadas actividades y las pautas a seguir.

En caso de que el cambio de presión sea muy fuerte y la persona note durante el descenso dolor, abombamiento, inflamación o incluso hemorragia será preciso interrumpir la actividad si es posible y acudir de forma rápida a un centro sanitario para ser valorado.

 

 

Narrow band imaging endoscopy improves visualization of vessels of the perforated tympanic membrane

Fecha de publicación: 03/09/2018

Autores: Adela Cordero Devesa1 · Miguel Vaca González1 · Franklin Mariño‑Sánchez1 · Cecilia Pérez Martínez1 · Rubén Polo López1 · María del Mar Medina González1 · Ignacio Cobeta Marco1

Abstract: Purpose Because successful healing of a tympanic membrane perforation (TMP) depends upon the maintenance of blood supply to the injured area, we assessed the usefulness of narrow band imaging (NBI) video endoscopy to evaluate its vascularization.

To our knowledge, the use of NBI to assess tympanic membrane (TM) vascular patterns has never been attempted.

Área de la especialidad: Otología

Datos bibliográficos: European Archives of Oto-Rhino-Laryngology https://doi.org/10.1007/s00405-018-5119-9

Carta de agradecimiento a todos los compañeros de la SEORL

Valencia, septiembre de 2018

Apreciados compañeros de la SEORL: Tras dos legislaturas como vocal de la Comisión de Rinología, Alergia y Base de Cráneo Anterior de la SEORL y las dos últimas como presidente, quiero dirigirme a vosotros para expresaros mi sincero agradecimiento por vuestra confianza.

Quiero agradecer especialmente al entrañable Adolfo Sarandeses por su constante apoyo y sabios consejos, así como a todos los compañeros que han formado parte de la Comisión durante todo este tiempo.

He intentado durante estos 6 años como responsable de la misma abrir la participación en las actividades de la Comisión a compañeros jóvenes y llenos de energía. Por supuesto habrán quedado “fuera” muchos cuya valía será igual o superior, pero siempre hay que elegir y la elección comporta riesgos. Seguro que les quedan muchos años para participar. Nadie ha sido vetado nunca durante mi presidencia por cualquier causa y la responsabilidad de cualquier error ha sido solo mía.

He intentado establecer un equilibrio entre los aspectos “médicos” y quirúrgicos” de la Rinología, así como difundir la investigación clínica y básica.

Solo recordaros tres aspectos concretos que estoy seguro serán útiles para todos nosotros:

· Se han mantenido las Reuniones de Primavera, con una amplia participación y de gran interés, en mi opinión, para nuestra formación continuada.

· La inclusión en la denominación de la Comisión “…base de cráneo anterior”, que hace justicia a los rinólogos

· La elaboración y publicación de un documento de consenso sobre obstrucción nasal, publicado y accesible para todos nosotros: “Consenso nacional sobre la obstrucción nasal” con la participación de la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica (SEAIC). “Position paper on nasal obstruction: evaluation and treatment. J Investig Allergol Clin Immunol. 2018;28(2):67-90”.

Por último, es mi convencimiento que los cargos de gestión y responsabilidad deben tener un límite en el tiempo, deben venir otros a abrir nuevas líneas de actuación y nuevos horizontes. Estoy convencido y deseo sinceramente, que los futuros responsables de la Comisión lo harán mucho mejor.

Un fuerte abrazo

Miguel Armengot Carceller