• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
¿Qué es un CPAP?

¿Qué es un CPAP?

Un CPAP es un dispositivo de presión continua positiva en las vías respiratorias que proporciona aire a una presión predeterminada a través de una mascarilla, y constituye el tratamiento de primera línea del Síndrome de Apnea-Hipopnea Obstructiva del Sueño (SAHOS). Se utiliza para mantener constante la presión en la vía aérea durante todo el ciclo respiratorio. Actúa de manera fisiológica, ajustándose de forma hermética sobre la nariz del paciente, como una férula neumática, evitando el colapso de la vía aérea superior durante la inspiración y la espiración.

La apnea-hipopnea obstructiva del sueño es una alteración común con una prevalencia de aproximadamente el 4% de los hombres y del 2% en las mujeres de edad media. Se han asociado varios factores a un incremento de su prevalencia como la obesidad, edad e hipertensión arterial. Entre sus síntomas se encuentran el colapso recurrente de la vía aérea superior durante el sueño, lo que resulta en episodios repetitivos de disnea y despertares frecuentes, que puede traer consigo somnolencia diurna, disminución de la capacidad de atención y de la calidad de vida, y un aumento en la prevalencia de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, además de un incremento de la resistencia a la insulina.

El tratamiento con CPAP está indicado en aquellos pacientes con un índice de apnea-hipopnea mayor de 30 episodios por hora, con independencia de los síntomas asociados. También está indicado en los que presentan un índice de apnea-hipopnea de 5 a 30 episodios por hora acompañados de síntomas como somnolencia diurna, disminución cognitiva, alteraciones del humor, insomnio o enfermedades cardiovasculares que incluya hipertensión arterial, enfermedad isquémica cardiovascular o accidente cerebrovascular.

Entre los efectos que permite el uso de CPAP para tratar la apnea del sueño se encuentran la disminución de los despertares nocturnos bruscos, mejorando así la calidad del sueño y la actividad cognitiva diurna de los pacientes. No se trata de un tratamiento curativo por lo que debe emplearse a diario y, en este sentido, un mayor cumplimiento del tratamiento contribuirá a una mayor mejoría de los síntomas en estos pacientes. Un estudio publicado en Sleep Disorders confirma que después de dos años de tratamiento solo la mitad de las mujeres estudiadas son adherentes al tratamiento. Otra investigación reciente publicada en HNO advierte de que la adherencia a CPAP es limitada debido a los efectos secundarios y las complicaciones, y que estos pacientes corren el riesgo de desarrollar comorbilidades como la hipertensión arterial, la enfermedad de las arterias coronarias o la diabetes, y están expuestos a un mayor riesgo de sufrir accidentes de tráfico u ocupacionales debido a la somnolencia diurna.

En cualquier caso, el tratamiento del SAOS deberá comprender también una modificación de ciertos hábitos de vida como la pérdida de peso con una dieta sana y equilibrada, practicar ejercicio físico diario, no fumar ni consumir alcohol, ni otras sustancias excitantes, no consumir fármacos sedantes y seguir unas medidas de higiene del sueño en cuanto a tiempo de descanso.

El equipo del CPAP está compuesto de un generador de presión, una mascarilla nasal y un circuito que une estos dos componentes. Una válvula permite eliminar el CO2 retenido en el espacio muerto del circuito. Por su parte, el generador puede aplicar presiones de 2 a 20 cm H2O. Cada paciente va a requerir de una presión en este tipo de terapias por lo que ésta debe ser valorada mediante el estudio polisomnográfico que se realizará al paciente durante la noche del estudio-diagnóstico o en una noche adicional. De esta manera el especialista podrá determinar el nivel máximo de presión óptima que evite los eventos obstructivos, restablezca los niveles de saturación arterial de oxígeno y disminuya la frecuencia de los despertares en los diferentes estadios de sueño.

Aparato de Radiofrecuencia

30/07/2018

El modelo OR1 de Vesalius tiene una amplia gama de electrodos y accesorios, por lo que ofrece una gran facilidad de uso. El instrumento se presta perfectamente para su uso en cirugía conservadora, en implantología y en patología oral.

Gracias a la peculiar característica de Resonancia Cuántica Molecular que consiste en limitar en gran medida la transferencia de energía térmica, el tejido circundante, tanto durante el corte como la coagulación, no se necrosita y esto asegura una gran ventaja en términos de recuperación postoperatoria rápida, notable reducción de dolor y reacción en el amoniaco.

Precio: 3000€

Persona de contacto: Joaquin Broto
Email: jbrotos@seorl.net
Teléfono: 659658202

Tabaco, alcohol y virus del papiloma humano, principales factores de riesgo del cáncer de cabeza y cuello

Tabaco, alcohol y virus del papiloma humano, principales factores de riesgo del cáncer de cabeza y cuello

El tabaco, el alcohol y el virus del papiloma humano son los principales factores de riesgo del cáncer de cabeza y cuello, según advierte la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) con motivo del Día Mundial del Cáncer de Cabeza y Cuello, que se celebra el 27 de julio. La SEORL-CCC recuerda que el diagnóstico precoz puede reducir la mortalidad hasta un 90% por lo que destaca la importancia de prestar atención a los principales signos de alarma en caso de asociarse a los principales factores de riesgo. Desde la Comisión de Cabeza y Cuello de la SEORL-CCC, presidida por el doctor Pablo Parente, se han hecho una serie de recomendaciones para explicar en qué consisten estos tumores.

Cada año se detectan 10.000 nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello en España, sobre todo en personas de entre 45 y 65 años, por  lo que la SEORL-CCC advierte de las localizaciones y los síntomas de los más frecuentes para acudir al otorrinolaringólogo ante la mínima sospecha. Uno de los más frecuentes es el cáncer de laringe, de hecho tiene la tasa de incidencia más alta del mundo, con 18 casos por cada 100.000 habitantes. En España es más frecuente encontrarlo en la región glótica, que es el tejido correspondiente a las cuerdas vocales. No suelen producir síntomas muy llamativos en estadios iniciales, por lo que suelen diagnosticarse en fases avanzadas, cuando presentan dificultad para respirar-disnea- o un sonido agudo en la inspiración-estridor. Por eso se insiste en la necesidad de evitar el tabaco a toda costa y en estar pendientes de cualquier signo, sobre todo si se es fumador.

Los tumores que afectan a la cavidad oral representan en torno al 25 y 30% de todos los tumores de cabeza y cuello, según datos de la SEORL-CCC. Suelen provocar efectos sobre la respiración, la deglución y el habla y sus localizaciones más frecuentes y de peor pronóstico tienen lugar en la lengua (la mayoría en bordes laterales y superficie ventral), el suelo de la boca y la encía inferior. Los de orofaringe representan el 18% de los casos y su localización inicial suele encontrarse, por orden de frecuencia, a nivel de la amígdala, en el surco amigdalogloso, en la lengua, en el trígono retromolar y en la pared lateral de faringe. Se diagnostica en estadios más avanzados por lo que puede afectar a varias zonas contiguas. En general, el cáncer de la cavidad oral en España representa entre el 2 y el 3% de muertes por cáncer. Aquí es donde el diagnóstico precoz puede realmente salvar vidas y aumentar de forma drástica las tasas de supervivencia.

Por último, el cáncer de tiroides, se presenta más frecuentemente como un hallazgo casual durante una exploración rutinaria en forma de nódulo tiroideo solitario, palpable e indoloro. Del 4 al 7 % de la población posee nódulos tiroideos palpables, pero sólo un 5 % de ellos son tumores malignos, según datos de la SEORL-CCC. Se puede sospechar su presencia en pacientes mayores de 60 años o menores de 30, varones, cuando existan antecedentes de radiación cervical, cuando aumenten de tamaño o presenten síntomas como disfonía o disfagia, adenopatías cervicales o en aquellos con antecedentes familiares.

El cáncer de cabeza y cuello es evitable

Los tumores muy asociados a factores de riesgo controlables por lo que se puede prevenir su aparición. Un estudio reciente publicado en World Journal of Oncology confirma que a nivel mundial se detectan unos 650.000 casos nuevos y se producen 350.000 muertes por este tipo de tumores, y que el consumo de alcohol y el tabaquismo son los principales factores responsables del aumento del riesgo de cáncer de cabeza y cuello en todo el mundo. Según datos de la SEORL-CCC, el tabaco hace que el riesgo de padecer cáncer de laringe o faringe se incremente hasta 20 veces. Por su parte, el alcohol, asociado al consumo de cigarros, permite la disolución de los carcinógenos del tabaco y un mayor contacto con la mucosa. Su combinación puede multiplicar por cuatro el riesgo de padecer cáncer.

Otra investigación realizada en Francia y publicada este mes en Oral Oncology concluye que más de la mitad de los pacientes con cáncer de orofaringe inducido por el virus del papiloma humano (VPH) tienen un historial de tabaquismo positivo y que para este tipo de pacientes el hecho de fumar aumenta el riesgo de muerte por este tipo de tumores.

Signos de alarma del cáncer de cabeza y cuello

La Comisión de Cabeza y Cuello de la SEORL-CCC recomienda estar atento al siguiente listado de signos y síntomas de un posible tumor de cabeza y cuello, sobre todo en personas vinculadas a los principales factores de riesgo (alcohol y tabaco). Ante la presencia de cualquiera de ellos, lo mejor es consultar con un otorrinolaringólogo:

  • Dolor de garganta y dificultad al tragar persistente más de tres semanas a pesar del tratamiento
  • Dolor de oído persistente que empeora al tragar durante más de tres semanas a pesar del tratamiento
  • Aparición de tumefacción o úlcera en la boca o de sangre en la boca y la garganta durante más de tres semanas a pesar del tratamiento
  • Aparición de lesiones blancas o rojas en la boca que persisten durante más de tres semanas a pesar del tratamiento
  • Cambios en la voz, afonía o ronquera no relacionada con una infección y que persiste más de tres semanas a pesar del tratamiento
  • Aparición de bultos en el cuello, sobre todo si son duros, crecen o duelen durante más de tres semanas a pesar de tratarlos
  • Obstrucción nasal y/o sangrado nasal persistente durante más de tres semanas a pesar del tratamiento

 

Expertos mundiales y nacionales en otorrinolaringología se reúnen en octubre en Madrid

Expertos mundiales y nacionales en otorrinolaringología se reúnen en octubre en Madrid

Los mayores expertos mundiales y nacionales en otorrinolaringología se reunirán del 19 al 22 de octubre en el 69 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) (#SEORL2018). Durante estas jornadas más de 1.300 otorrinolaringólogos tratarán los últimos avances de la especialidad y pondrán en común las experiencias de su práctica clínica diaria. Hay que recordar que las anteriores ediciones, de 2016 y 2017, han sido todo un éxito de asistentes y participación de socios.

Entre los objetivos que persigue el congreso de la SEORL-CCC, en palabras de su presidente, el doctor Miquel Quer, se encuentran el diálogo sobre la Otorrinolaringología y la Cirugía de Cabeza y Cuello, pues para la Comisión Delegada actual ha sido primordial priorizar la participación de los socios, por lo que un elemento clave de su congreso son las comunicaciones libres y los pósteres.

Durante esos días se entregarán los Premios del Congreso al Fórum de Investigación, de Pósteres y de Vídeo. Para optar a los mismos es requisito indispensable que el primer autor sea miembro de la SEORL-CCC. La convocatoria para enviar los trabajos finaliza el próximo 29 de julio. También se pueden presentar hasta esa fecha los trabajos para los Premios de SEORL-CCC, el Premio Acta ORL Española, el Premio a la mejor Tesis Doctoral y el Premio al mejor Trabajo Clínico publicado en una revista internacional. Además se otorgará el Premio Nacional Juan Gassó Bosch al mejor trabajo realizado en las áreas de Audiología, Otología y Otoneurología.

Las jornadas también sirven de espacio para la formación continuada de los otorrinolaringólogos pues incluye cursos de instrucción, talleres y conferencias sobre temas de interés compartidos por todos los socios. Los mismos cuentan con la presencia de reconocidos invitados, como es el caso de los profesores Francis Marchal (Ginebra), director del Centro Europeo de Entrenamiento en Sialendoscopia, y Giuseppe Spriano (Roma), jefe del Departamento de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello del Humanitas University Milan. Además, este año la novedad está en la celebración conjunta del XVII Congreso Hispano-Luso.

¿Cuál es la relación entre vértigo y migraña?

¿Cuál es la relación entre vértigo y migraña?

Aunque la relación causal entre el vértigo y la migraña no está descrita, si es cierto que se ha observado con frecuencia que los pacientes con vértigo tienen frecuentes episodios de migraña y viceversa. Ambos son dos cuadros clínicos muy comunes en la población general por lo que es posible que se solapen. Así la migraña tiene una prevalencia que varía entre un 11.2-18.2% en las mujeres y un 4-6.5% en los hombres. Por su parte, un 23%  de la población general sufre algún episodio de mareo a lo largo de su vida. Además, está comprobado que la prevalencia de migrañas es mayor en aquellos pacientes que tienen cuadros de vértigo.

El inicio de la sintomatología asociada a ambas patologías se sitúa en torno a la cuarta década de vida en el caso de los hombres y entre los 30 y 50 años en el caso de las mujeres. En el caso de la migraña los criterios aprobados para su diagnóstico, comprenden sufrir al menos cinco episodios con cefalea de duración entre 4 y 72 horas; que ésta se manifieste con al menos dos de estas formas: unilateral, pulsátil, de intensidad moderada/severa o que empeore con la actividad; y que se acompañe de náuseas y/o vómitos o fotofobia o sonofobia. Además, se añade la exclusión de otros diagnósticos.

Entre los distintos tipos de migraña se sitúan la clásica que se inicia con un aura (visual, vértigo, acúfenos, hipoacusia, diplopía, ataxia, parestesias y/o paresias bilaterales e incluso disminución del nivel de conciencia). Estos síntomas duran entre 15 minutos y una hora y suelen aparecer de forma gradual, si bien en algunos casos aparecen de forma abrupta. La cefalea es generalmente unilateral, y comienza a medida que los síntomas del aura van desapareciendo. Su intensidad puede crecer de forma progresiva hasta llegar a un pico que suele producirse a la hora del inicio. A partir de ahí la intensidad va disminuyendo de forma progresiva en un plazo de entre 4 y 8 horas.

La migraña de fosa posterior es similar a la anterior pero en este caso los síntomas, como vértigo, ataxia, disartria o acúfenos, se sitúan en la fosa posterior, responsable del equilibrio, el movimiento y la coordinación, por lo que se asocia con cuadros de afectación motora y sensitiva. El vértigo de este tipo de migrañas suele ser de inicio brusco y suele durar entre 5 y 60 minutos. La cefalea típica es occipital unilateral pero puede aparecer en cualquier zona.

Dentro de los tipos de migraña también están los equivalentes migrañosos, como el vértigo benigno paroxístico de la infancia y el vértigo benigno recurrente. En el primer caso, aparece antes de los 4 años y tras 2 o 3 años los brotes van haciéndose más infrecuentes hasta desaparecer. Éstos se identifican cuando el niño presenta un comportamiento extraño, asustado, grita, se agarra a sus padres o camina tambaleándose, y puede tener nauseas, vómitos o sudoración. Pasados unos minutos vuelven a su vida normal. En estos casos se ha demostrado que más de la mitad de estos pacientes desarrollarán migrañas.

Por su parte el vértigo benigno recurrente, más frecuente en mujeres, y que puede durar hasta 3 o 4 días, se da con más frecuencia en pacientes migrañosos o con antecedentes importantes de migrañas. Al igual que éstas, se desarrollan por falta de sueño, consumo de alcohol, estrés, etc.

Por último, el vértigo migrañoso es muy variable en síntomas, aunque suele presentarse como cuadro de giro de objetos. Su duración puede durar desde unos segundos a varios días, aunque lo más frecuente es que dure unos minutos o unas horas. Pueden pasar años hasta llegar a vincular los mareos del vértigo con las cefaleas de la migraña. Cuando están asociados, las crisis pueden empezar con cualquiera de los dos síntomas. El mareo en estos pacientes suele ser descrito generalmente como vértigo, con sensación de giro de objetos o bien como cinetosis. Con frecuencia suele ser suficiente el movimiento ocular para desencadenar la sensación de mareo.

Translation and validation of the MD Anderson Dysphagia Inventory (MDADI) for Spanish-speaking patients

Fecha de publicación: 05/07/2018

Autores: Lourdes Montes-Jovellar MD, PhD4 | Alvaro Carrillo MD1 | Alfonso Muriel MD, PhD2 | Rafael Barbera MD, PhD3 | Fatima Sanchez MD, PhD4 | Ignacio Cobeta MD, PhD5

Abstract: Background: The main objective of this study was to perform the adaptation and cultural translation and validation of the MD Anderson Dysphagia Inventory
(MDADI) questionnaire for the Spanish language.
Methods: A total of 69 patients were diagnosed with head and neck cancer treated with surgery; radiotherapy and chemoradiotherapy were included. MDADI was translated and a feasibility, internal consistency, test-retest reliability, and construct validity were assessed.

Área de la especialidad: Cabeza y Cuello

Datos bibliográficos: Head&Neck DOI: 10.1002/hed.25478

Congreso Mundial de Cirugía Endoscópica de senos paranasales, base de cráneo, cerebro y columna

Congreso Mundial de Cirugía Endoscópica de senos paranasales, base de cráneo, cerebro y columna

Barcelona acoge desde el jueves 5 hasta el domingo 8 de julio la octava edición del Congreso Mundial de Cirugía Endoscópica de los senos paranasales, base de cráneo, cerebro y columna vertebral. Este evento cuenta con el aval de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Durante el mismo tendrá lugar también la segunda actualización mundial sobre Cirugía Endoscópica Nasosinusal y de Base de Cráneo.

Este congreso mundial reunirá a cientos de expertos en el uso de la endoscopia para senos paranasales, clave en el tratamiento de tumores craneales. Se trata de una técnica novedosa utilizada en pacientes con tumores en la nariz y la base del cráneo con la que se evitan incisiones para extirparlos. Además, permite una sola cirugía, tanto para diagnosticar como para tratar el cáncer. Todo esto beneficia en el postoperatorio y recuperación de las personas que se someten a este tipo de intervenciones.

La endoscopia, junto con las cámaras de alta definición y los navegadores mejoran el diagnóstico y tratamiento no sólo de los tumores nasosinusales sino de otras patologías que afectan a la cavidad nasal. Con ella se consiguen mejores resultados gracias a una mayor precisión que permite llegar a lesiones que, usando técnicas convencionales generarían mucha mayor comorbilidad.

El congreso contará con la participación de numerosos otorrinolaringólogos y cirujanos de cabeza y cuello españoles, en concreto un total de 132. Además, el comité nacional cuenta con varios miembros de la SEORL-CCC.

 

Incidental Histopathologic Finding of Sinonasal Inverted Papilloma Among Surgically Excised Polyps Increases the Risk of Tumor Recurrence

Fecha de publicación: 04/07/2018

Autores: Franklin Mariño-Sánchez1,2 • Gonzalo de los Santos1,3 • Ana Giribet1 • Alejandra Aguirre1 • Javier Alonso1 • Daniel L. Wansley4 • Ignacio Cobeta1,3

Abstract: Abstract Inverted papilloma (IP) is a benign tumor remarkable for its tendency toward recurrence. Local relapse implicates incomplete resection concerning the bone adjacent to tumor base. The high false negative rates on biopsies, mainly when nasal polyps coexist, may affect the surgical management and outcomes. Our objective was to study the impact of preoperative histologic diagnosis in IP recurrence, particularly in patients with pre-surgical diagnosis of inflammatory polyps.

Área de la especialidad: Rinología

Datos bibliográficos: https://doi.org/10.1007/s12070-018-1302-y

¿Qué pruebas son necesarias para detectar problemas de audición en niños?

El diagnóstico precoz de la hipoacusia consiste en una serie de pruebas que deben realizarse a todos los recién nacidos para diagnosticar problemas de audición. Es universal y obligatorio por ley en todo el territorio nacional. Así lo explica el doctor Javier Cervera, vocal de la Comisión de Otorrinolaringología Pediátrica de la SEORL-CCC, en este vídeo.

Una de las pruebas que se realizan son las otoemisiones acústicas (OEA). Es una prueba muy sencilla que consiste en medir los ruidos generados por las células del oído interno ante el estímulo sonoro. Su medición se realiza colocando un pequeño dispositivo en el oído del recién nacido. Para su realización se requiere que el niño esté dormido y debe hacerse en un ambiente silencioso para que, tanto el  ruido ambiental como el propio ruido biológico del bebé, interfieran lo mínimo posible.  También influye el estado del oído externo y medio por lo que es recomendable realizar la prueba al tercer día de vida, antes del alta hospitalaria, ya que en los dos primeros días el conducto auditivo externo puede estar ocupado por detritus.

Una alternativa a las OEA son los potenciales evocados auditivos del tronco cerebral automatizados (PEATC-A). También se realizan en los primeros días de vida y consisten en medir la actividad cerebral ante un estímulo sonoro a 35 dB. Para su realización se requiere, al igual que en las OEA, un ambiente silencioso y que el bebé esté preferiblemente dormido.

En los casos en los que las OEA o los PEATC-A estén alterados, se realiza una segunda prueba: los potenciales evocados auditivos del tronco cerebral (PEATC). Es también una prueba sencilla y consiste en poner unos cascos al niño, que estará dormido, para que emitan unos sonidos y se registra la respuesta cerebral. Con esta prueba es posible  determinar el umbral de audición del niño y en algunos casos localizar el sitio de la vía auditiva donde se encuentra la alteración.

Entre los 6 meses y los 4 años, se pueden realizar una serie de pruebas basadas en el juego y en el comportamiento del niño ante los sonidos, con el objetivo de determinar si la audición está alterada. Entre estas pruebas se encuentran la audiometría por observación del comportamiento, la audiometría con juguetes sonoros o la audiometría con refuerzo visual.

Cuando son más mayores, a partir de los 3 o 4 años, se puede realizar una audiometría convencional, como las del adulto, donde se exploran las frecuencias y las intensidades y se realiza un diagnóstico exacto.

Otra prueba que se puede realizar desde el nacimiento es la impedanciometría para medir la presión del oído. Ésta ofrece información sobre el estado del oído medio y de la integridad del complejo tímpano osicular. Resulta imprescindible en aquellos niños con OEA negativas para descartar una otitis secretora. Siempre debe ser precedida por una otoscopia para descartar acúmulo de detritus, un tapón de cerumen o una atresia del conducto auditivo externo. Si la timpanometría sale plana significará que probablemente el oído medio se encuentra ocupado por secreciones, lo que justifica una pequeña pérdida de audición. Si sale normal significará que el oído medio tiene un buen estado de ventilación, lo cual no descarta que exista una alteración de la audición.

La calidad de un programa de detección precoz de la hipoacusia en recién nacidos va más allá de la propia detección y debe incluir y garantizar las fases de diagnóstico e intervención a los 3 y 6 meses. Más allá de los problemas y recursos sanitarios, todo programa de detección debe tener en cuenta los recursos sociales y educativos a los que ha de hacer frente (provisión de prótesis auditivas, profesionales especializados en el diagnóstico y en el tratamiento de la hipoacusia, además de integración escolar adecuada con apoyo a las familias).