• Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Linkedin
Publicada la nueva versión de la guía GEMA

Publicada la nueva versión de la guía GEMA

Un año más, la SEORL-CCC ha participado en la nueva edición de la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA), probablemente la guía de referencia mundial sobre esta enfermedad en castellano. Su revisión ha consistido en actualizar las diferentes incorporaciones que se han producido durante 2017 a la bibliografía científica.

Los principales cambios incorporados incluyen una revisión sistemática sobre el mayor riesgo de desarrollo de asma en pacientes con rinitis previa, así como los resultados del estudio FERIN sobre los costes económicos asociados a la rinitis en España. El mismo concluye que los costes ocasionados son elevados, pues el coste por paciente y año era de 2.326,70 euros.

También se incorpora la cita bibliográfica de un estudio que identificó que la sensibilización a diferentes alérgenos puede comportar también síntomas y/o enfermedades alérgicas respiratorias diferentes. Así, en este trabajo, realizado con 2.711 pacientes, se ha demostrado que la sensibilización a aeroalérgenos estacionales se asocia con rinitis, mientras que los ácaros se relacionaron con rinitis y la sensibilización a Alternaria y epitelios animales a asma.

El objetivo de la guía es la mejora del control y la calidad de vida de los pacientes con asma a través de una mayor formación técnica de los profesionales sanitarios que se ocupan de su atención. Sobre todo en los aspectos que tienen que ver con la prevención y la valoración diagnóstica-terapéutica de la enfermedad.

La publicación está dirigida a médicos de Atención Primaria, pediatras, neumólogos, alergólogos, pediatras neumólogos y pediatras alergólogos, otorrinolaringólogos, farmacólogos, farmacéuticos, Enfermería general y especializada en patología respiratoria, educadores, profesores, pacientes y familiares de pacientes.

Consejos para cuidar los oídos en verano

Consejos para cuidar los oídos en verano

Llega el verano, época de baños, fiestas y festivales musicales, vuelos…Todo ello puede hacer mella en los oídos si no seguimos una serie de cuidados y precauciones. Especial atención merecen los niños, pues son los más vulnerables a sufrir episodios de otitis externa como consecuencia de la humedad generada en piscinas y playas. Para prevenir estos problemas se recomiendan los siguientes consejos:

  • Tener precaución a la hora de bañarse: deberán evitarse los baños en aguas contaminadas, reducir el tiempo de inmersión, sobre todo en niños, y secar la parte externa del oído y la entrada al conducto auditivo al salir del agua. En principio no es necesario utilizar tapones salvo que se padezca alguna enfermedad del oído o tendencia a las otitis con la entrada del agua.
  • Proteger los oídos de la música alta: la exposición a ruidos fuertes, como los de conciertos, fiestas populares o festivales, puede tener un efecto perjudicial que va a depender de la intensidad del ruido y del tiempo durante el que se esté expuesto. La exposición prolongada a un ruido por encima de los 80 decibelios, puede ser dañino y generar tanto disminución en la capacidad auditiva como acúfenos. Se recomienda evitar situarse próximo a las fuentes de sonido como altavoces y orquestas, y protegerse con tapones. En caso de molestias o síntomas será necesario acudir al otorrinolaringólogo.
  • Prestar atención a los cambios de presión al bucear: en actividades de riesgo como el submarinismo o el paracaidismo el oído sufre cambios de presión. Lo aconsejable es compensar de forma eficiente esos cambios mediante la función de la trompa de Eustaquio y no practicar estos deportes si se padece un catarro o se tiene alguna patología del oído.
  • Practicar maniobras para evitar taponamientos en viajes: la sensación de taponamiento es habitual con los cambios de presión atmosférica que se producen al viajar en avión, en AVE o al subir o bajar un puerto de montaña. En principio, sino existe una infección respiratoria ni problemas en el oído, con realizar maniobras sencillas que permitan abrir la trompa de Eustaquio puede ser suficiente. Entre ellas se encuentran tragar saliva, mascar chicle o chupar caramelos.

Los otorrinolaringólogos recomiendan que, ante cualquier problema en el oído o en las vías respiratorias altas, se consulte con el especialista antes de ir de vacaciones, sobre todo si existe previsión de practicar alguna actividad que comprometa a los oídos.

Primer estudio sobre el impacto de la laringectomía en la situación laboral

Primer estudio sobre el impacto de la laringectomía en la situación laboral

El 47% de los pacientes laringectomizados no retornan a su actividad laboral después de la cirugía. Así lo concluye el primer estudio que analiza el impacto de la laringectomía en la situación laboral realizado en Barcelona y publicado en el Acta Otorrinolaringológica Española, la revista de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Sus autores, coordinados por el doctor Miquel Quer, anterior presidente de la SEORL-CCC, han analizado 116 pacientes laringectomizados por un carcinoma escamoso de laringe o hipofaringe. También han comprobado que tener un trabajo cualificado alto-intermedio y el uso de prótesis fonatoria como método de rehabilitación vocal, son los dos factores principales para regresar a la actividad laboral tras la extirpación de la laringe.

En el momento de indicar el tratamiento, el 53% de los pacientes estaba laboralmente activos, y a los 2 años seguía trabajando el 28% del total. El 60% tenían profesiones de bajo grado, y el grupo más numeroso era el de los trabajadores de la construcción. En el grupo de la cualificación más alta, el mayor número de profesionales eran ingenieros. El resultado es que el 80% de los pacientes con profesiones de cualificación alta-intermedia se reincorporan al trabajo frente al 35% de los del grupo de baja cualificación. En resumen, tienen casi 6 veces más probabilidades de volver a trabajar que si la cualificación es baja.

Por otro lado, la media de edad en función de la situación laboral en el momento de la intervención, fue de 53 años para los laboralmente activos, de 56,5 años para los que están en situación de invalidez y de 71 años para el grupo de jubilados. En cuanto al sexo, destaca una mayor proporción de pacientes activos entre el grupo de mujeres (78%) que entre el los hombres (51%).

Además se ha demostrado que el uso de prótesis fonatoria está asociado a un mayor retorno laboral que la erigmofonía. Esto también está influido porque existe prioridad entre los cirujanos de cabeza y cuello y rehabilitadores sobre el uso de las prótesis en aquellos pacientes con mayor motivación para hablar. A esto hay que añadir que los pacientes con mayor cualificación laboral y mayor deseo de reincorporarse al trabajo son los más deseosos de conseguir una voz de calidad. De hecho, hay datos que demuestran que el uso de las prótesis permite obtener una mejor calidad de voz, lo que contribuye a un efecto positivo sobre la calidad de vida y autoestima de los pacientes.

La laringectomía es una de las cirugías oncológicas más mutilantes y uno de los tratamientos más frecuentes del cáncer de laringe, el más prevalente en España dentro de los tumores de cabeza y cuello. La supervivencia es elevada, pero a expensas de una mutilación significativa, pues las secuelas que deja sobre el paciente son muy incapacitantes. Por un lado, está el traqueostoma permanente que impacta en su calidad de vida. Y por otro está la necesidad de conseguir una voz, ya sea mediante prótesis fonatoria, erigmofonía o laringófono. Por todo esto, uno de los elementos clave para alcanzar la mejor calidad de vida posible es recuperar la actividad laboral previa a la intervención.

¿Cómo cuidar el oído de los niños?

La audición y los oídos de los niños deben cuidarse de forma preventiva para evitar la aparición de problemas. Así lo explica el doctor Javier Cervera, vocal de la Comisión de Otorrinolaringología Pediátrica de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Una de las medidas más importantes, según este especialista, es retrasar en la medida de lo posible el inicio de la incorporación a la guardería, ya que al ser pequeños tienen menos desarrollado el sistema de defensas. Hay que tener en cuenta que el 90% de los menores de un año tienen al menos un episodio de otitis media aguda que se desarrolla fundamentalmente por infecciones en las vías respiratorias altas, muy contagiosas en estos centros.

Otro factor a evitar es el tabaquismo familiar, puesto que también está demostrada su vinculación con las infecciones de vías respiratorias altas, como catarros o bronquitis, así como con las otitis.

Además, conviene alargar en la medida de lo posible la duración de la lactancia materna porque contribuye a un correcto desarrollo del sistema inmunológico y fortalece las defensas, al transmitir las inmunoglobinas de la madre.

Por otro lado, de cara al verano también hay que tener en cuenta que son frecuentes las otitis externas en los niños, debido a que pasan muchas horas en el agua, lo que genera humedad en el oído y propicia la aparición de estas infecciones.