La laringe, el órgano de la voz, no está preparada para hablar durante más de 50 minutos seguidos, según afirma el doctor Juan Carlos Casado, miembro de la Comisión de Voz y Foniatría de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Aquellas personas que ejercitan la voz de forma permanente pueden ver alterados los mecanismos y movimientos naturales de las cuerdas vocales y sufrir patologías asociadas a la voz.

Entre las profesiones que más pueden ocasionar alteraciones en la voz se encuentran los cantantes, docentes, abogados, sacerdotes, comerciales, telefonistas o conferenciantes. Estos profesionales van a tener unas necesidades vocales diferentes a otros en los que la voz no es su herramienta de trabajo fundamental.

Uno de los consejos para evitar cualquier trastorno de la voz, que se ofrecerán con motivo de la celebración del Día Mundial de la Voz el próximo 16 de abril, en este tipo de profesionales es la hidratación. El agua es el principal lubricante que permite evitar la sequedad de la mucosa laríngea y la fricción entre las cuerdas vocales. Además, es importante suprimir sustancias irritantes como el tabaco o las estancias largas en ambientes cerrados que pueden también alterar la mucosa.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*