La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) recomienda a todas las personas que detecten síntomas de pérdida de audición en la tercera edad que acudan a revisiones periódicas con el otorrinolaringólogo para diagnosticar su presbiacusia. La pérdida de audición progresiva que aparece en la tercera edad está presente en el 20% de las personas mayores de 60 años, según datos de la SEORL-CCC. Este porcentaje aumenta con el paso de los años, pues afecta a un 30% de las personas de entre 65 y 70 años y al 70% de los mayores de 70 años.

En la consulta de este especialista se cuantificará el grado de la pérdida auditiva y al mismo tiempo se determinará qué dispositivo tecnológico se adapta mejor a las necesidades del paciente.

En este vídeo, la doctora María José Lavilla, presidenta de la Comisión de Audiología de la SEORL-CCC establece una serie de pautas de cuidados para las personas que utilicen audífonos o implantes cocleares.  La primera medida destacada consiste en mantener hidratada la piel  del oído para evitar sequedad o la aparición de eccemas. Además, es necesario controlar el correcto funcionamiento de los filtros y moldes adaptadores de los dispositivos técnicos para que la señal de sonido llegue una forma nítida y clara al paciente.

Por último, resulta primordial controlar los cambios del nivel de presbiacusia del paciente y vigilar su evolución a lo largo del tiempo, por lo que los otorrinolaringólogos recomiendan visitar su consulta con una periodicidad mínima de una vez al año.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*