La nariz es el órgano respiratorio superior por excelencia. Cumple varias funciones importantes que se relacionan entre sí y que se engloban en cuatro grandes grupos: respiratoria, defensiva, fonatoria y olfatoria. Además, existen ciertas curiosidades acerca de la nariz que poca gente conoce como las siguientes:

  1. DESARROLLO: En el nacimiento las fosas nasales presentan su arquitectura básica y comienza el desarrollo de los senos paranasales, claramente primero las celdas etmoidales, ya desarrolladas en el neonato, y en menor grado el seno maxilar. A partir de los 2 años comienza el crecimiento del seno esfenoidal y de los 4 años el del seno frontal. Inicialmente suelen existir asimetrías entre cada lado. El seno esfenoidal, casi inapreciable en el recién nacido, comienza a neumatizarse alrededor de los 2 años y progresa en sentido anteroposterior sobretodo hasta los 5 años completando su desarrollo a los 15 años en el 50% de casos e incluso sigue hasta los 30 años.
  2. RESPIRACIÓN: El volumen de aire que pasa en un solo sentido por las fosas nasales en condiciones normales es de 6 a 8 litros/minuto, pudiendo llegar a 60 litros/minuto cuando la ventilación es máxima. En la inspiración, el aire atraviesa en primer lugar las ventanas nasales formando una columna vertical dirigida hacia arriba, a una velocidad aproximada de 2-3 metros/segundo. Tras esto el flujo converge para convertirse en laminar en el punto más estrecho de la fosa, la válvula nasal.
  3. TEMPERATURA DEL AIRE: En 1970 se demostró que el aire inspirado está más caliente y húmedo si respiramos por la nariz que si lo hacemos por la boca. Para ello Sven Ingelstedt colocó un microsicómetro en el espacio subglótico para medir la temperatura y humedad del aire tanto en inspiración como en espiración.
  4. FONACIÓN: Existen varios sonidos en los que se ve la implicación de la resonancia nasal de manera muy clara. Estos son sobre todo, las llamadas consonantes “nasales”: m, n, ng; o por otro lado, las “vocales nasales”, presentes en algunos idiomas (portugués, francés). En la formación de estos sonidos, el aire fluye a través de las fosas nasales abiertas, tras producirse el descenso del velo del paladar y la oclusión de la cavidad oral llevada a cabo por la lengua.
  5. OLFACIÓN: Debido a las escasas implicaciones graves sobre la salud humana que conlleva su ausencia, el sentido del olfato es el menos estudiado en el humano. Sin embargo, se trata del sentido más primitivo y primero en aparecer en la escala evolutiva. El olfato sufre una fase de aprendizaje hasta los veinte años, se mantiene estable hasta los cuarenta y empieza a decaer a partir de los cincuenta años de edad.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*