acufeno

El acúfeno, una percepción de ruido en el oído en ausencia de una fuente sonora, es un síntoma muy frecuente en la práctica clínica otorrinolaringológica. También llamados tinnitus, son más frecuentes a partir de la quinta década de la vida y presentan una incidencia similar en hombres y mujeres, según datos de la Sociedad Española de Otorrinolarinología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Es el resultado de una actividad anómala en la vía auditiva y entre sus causas destacan la sobreexposición a ruidos extremos, explosiones, infecciones de oído, tapones de cera,  o la toma de algunos fármacos.

Produce efectos y consecuencias sobre los pacientes como preocupación, miedo o ansiedad y, de hecho representa el tercer síntoma más incapacitante que puede sufrir un individuo, después del dolor intenso y los trastornos de equilibrio. Genera interferencia en la inteligibilidad del mensaje auditivo, además se acompaña de hipoacusia. Puede alterar el sueño, la capacidad de descanso y de concentración, causar irritabilidad y acompañarse de síntomas como cefalea o inestabilidad.

En cuanto a su tratamiento, el primer paso es prevenir su aparición o progresión. Dada la habitual asociación de hipoacusia y acúfenos es importante mantener un correcto cuidado de los oídos. Puede indicarse tratamiento farmacológico en caso de que el otorrinolaringólogo lo encuentre necesario, así como el uso de audífonos que sirvan como instrumento rehabilitador y de enmascaramiento al amplificar el ruido ambiental.

Un estudio realizado por otorrinolaringólogos españoles y publicado en la revista Acta Otorrinolaringológica Española concluye que la terapia cognitiva conductual debe incluirse siempre en el tratamiento de las personas con tinnitus. En ella se incluyen técnicas de relajación y exposición a situaciones desafiantes para favorecer la habituación del acufeno, reducir el malestar emocional y los problemas de adaptación social.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*