OPEM publica oferta para Médico/a especialista en Otorrinolaringología para Francia (Languedoc Roussillon)

17/11/2017

Experiencia requerida de un año Jornada completa, contrato indefinido.

  • Ayuda en la búsqueda de alojamiento.
  • Integración de su familia: ayuda para encontrar colegio, guardería, etc
  • Ayuda en su inscripción al colegio de médicos francés y en todos los procedimientos administrativos
  • Ayuda en el perfeccionamiento del francés
  • Médico especialista con un mínimo de 1 años de experiencia en un puesto similar
  • Diplomas y nacionalidad europeas o con certificado de autorización por parte del CNG
  • Nivel de francés: B1 / B2 o motivación para conseguir el nivel de francés necesario

 

Las inscripciones han de realizarse a través de la plataforma OPEM http://opem.fphomc.es

Instrucciones:

 

Lugar: Francia (Languedoc Roussillon)
Salario: a partir de 4000 netos al mes + guardias

Persona de contacto: Irene García Martínez
Email: opem@fphomc.es
Teléfono: 914317780

Las nuevas técnicas de cirugía de cabeza y cuello han reducido el dolor de los pacientes

Las nuevas técnicas de cirugía de cabeza y cuello han reducido el dolor de los pacientes

Los últimos avances en las técnicas de cirugía de cabeza y cuello han permitido reducir el dolor,  las complicaciones y las secuelas de los pacientes. Así ha quedado patente durante el 68 Congreso de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) que se ha celebrado este fin de semana en Madrid. Así, entre otros, se ha presentado un consenso sobre cirugía de cáncer de tiroides y los resultados de las diferentes técnicas de cirugía mínimamente invasiva para glándulas salivales. El papel de los otorrinolaringólogos, especialistas en este tipo de cirugías, ha sido clave para conseguir estas mejoras.

Las técnicas mínimamente invasivas y la aplicación de las nuevas tecnologías permiten realizar procedimientos complejos en la zona de cabeza y cuello, a través de orificios naturales o pequeñas incisiones, con un mínimo daño y unas mínimas secuelas para los pacientes. El cáncer de orofaringe compromete de manera notable la calidad de vida de los pacientes pues genera problemas en la voz y en la deglución. Con técnicas como la cirugía robótica transoral (TORS), con la que el cirujano se ayuda del robot que ofrece imágenes en 3D para extraer los tumores que afectan a la garganta,  se consigue minimizar esas complicaciones. De hecho, un estudio publicado en octubre en Annals of Surgical Oncology, concluye que este tipo de cirugía produce resultados oncológicos favorables y un estado de deglución favorable en los pacientes, incluso con quimioterapia neoadyuvante combinada.

También en los últimos años se ha avanzado gracias a la Cirugía Endoscópica Transoral Ultrasónica (TOUSS) para el tratamiento de cáncer de orofaringe, desarrollada por el otorrinolaringólogo español Mario Fernández, secretario general de la SEORL-CCC. Tiene las mismas indicaciones que la robótica pero es menos costosa y más accesible para los pacientes, instituciones y sistemas sanitarios. En este caso, se utiliza visión endoscópica y un bisturí ultrasónico, y permite extirpar tumores avanzados, incluso la laringe completa, a través de la boca, en lugar de tener que hacerlo por el cuello. Así lo explica el doctor Pablo Parente, presidente de la Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello de la SEORL-CCC:

Consenso en cirugía de tiroides

Una investigación reciente publicada en Molecular and Clinical Oncology confirma que un sistema de monitoreo del nervio laríngeo puede ayudar a asegurar el funcionamiento normal de la cuerda vocal en cirugía tiroidea. Por ello, durante el 68 Congreso de la SEORL-CCC se ha presentado un consenso para la monitorización del nervio laríngeo en cirugía de tiroides en el que se han establecido los puntos clave a tener en cuenta por los cirujanos de cabeza y cuello para disminuir los riesgos de pérdida de voz en personas operadas de bocio o cáncer de tiroides.

En el área de las glándulas salivales también ha habido innovaciones quirúrgicas que han permitido mejorar el postoperatorio. Si antes la única técnica utilizada implicaba la extirpación de la glándula lo que dejaba una cicatriz en la cara o en el cuello, desde hace unos años se están desarrollando técnicas mínimamente invasivas que dejan mínimas secuelas en los pacientes. En patologías como la estenosis o la litiasis, la gran novedad es la introducción de la sialendoscopia, utilizada en el diagnóstico y tratamiento de cálculos o piedras y su extracción mediante la fragmentación mecánica, por láser o por litotricia intracorpórea. Un estudio reciente publicado en Otolaryngology Head and Neck Surgery concluye que es una técnica efectiva pues pocos pacientes necesitan procedimientos adicionales y consigue una tasa de preservación de la glándula del 91%.

En el tratamiento de tumores que afectan a las glándulas salivales también se emplean las técnicas transorales por las que se interviene a través de la boca. También se ha introducido la RAHI, una técnica por la cual se hace una incisión en la línea del pelo y se diseca la piel para llegar a la glándula, y la MIVAS, por la que se realiza una incisión de un solo centímetro.

 

Recomiendan tratar los casos complejos de parálisis facial en unidades multidisciplinares

Los casos complejos de parálisis facial deben ser tratados en unidades multidisciplinares formadas por diferentes especialistas y lideradas por un otorrinolaringólogo. Así lo recomienda la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) en el marco de su 68 Congreso que se celebra en Madrid del 10 al 12 de noviembre. En la actualidad existen en España dos Unidades de Parálisis Facial de este tipo con una trayectoria consolidada, una en Madrid y otra en Barcelona.

Las unidades multidisciplinares y especializadas evitarían que los pacientes estén varios años sin obtener una solución. La parálisis facial es una lesión del nervio facial que ocasiona la pérdida total o parcial del movimiento muscular voluntario de la cara. Su causa más frecuente es la parálisis de Bell, también llamada idiopática. Es una enfermedad de probable origen vírico, que en la mayoría de los casos se recupera de forma espontánea, en el 30% de los casos, con alguna secuela. Puede aparecer a cualquier edad, afectando por igual a hombres y mujeres. Otras causas pueden ser el virus de la varicela, los accidentes vasculares cerebrales, los tumores de base de cráneo, los tumores que se originan en el nervio facial, los traumatismos craneales con fractura de peñasco, las infecciones del oído o la iatrogenia tras cirugía de oído, de parótida o de base de cráneo.

Una revisión de estudios reciente publicada en Journal of Multidisciplinary Healthcare advierte de que para optimizar el resultado del paciente, los profesionales involucrados en el manejo de parálisis facial deben colaborar dentro de equipos multidisciplinares integrales, debido al impacto funcional y psicosocial de esta patología. Los centros de referencia con equipos multidisciplinares especializados pueden ofrecer al paciente todas las opciones terapéuticas existentes, desde las más sencillas a las más complejas, pasando por el amplio abanico de técnicas complementarias y de rehabilitación. El doctor Luis Lassalleta, presidente de la Comisión de Otoneurología de la SEORL-CCC,  indica que cuando los casos complejos se tratan por parte de especialistas individuales, “estos adaptan la patología a las técnicas que conocen, mientras que el tratamiento en unidades de referencia permite seleccionar la/s técnica/s más adecuadas para cada caso, muchas veces realizadas por diferentes profesionales”. El otorrinolaringólogo debe liderar esas unidades, pues su conocimiento del nervio facial, desde su salida del tronco cerebral hasta sus ramas terminales en la parótida, es clave para poder orientar el diagnóstico y el tratamiento.

Cómo tratar la parálisis facial

Los casos de parálisis de Bell son tratados con corticoides orales y la mayoría recuperan su función facial de forma completa. Por el contrario, una lesión quirúrgica, traumática o infecciosa del nervio facial requiere con frecuencia, una actitud quirúrgica decidida. Cuando se produce una lesión severa del nervio, nunca se restablece completamente la función facial, y el paso del tiempo disminuye las posibilidades de reinervación. De esta manera, si el especialista no tiene el suficiente conocimiento ni experiencia no se enfrentará con el problema y el resultado será mucho peor que si se enfoca correctamente y a tiempo.

Para aquellos pacientes con una musculatura facial aún viable, es decir, con menos de 1 o 2 años de evolución de la parálisis, se reconstruye el nervio facial directamente o bien con un injerto de nervio. Si esto no es posible se recurre a otros nervios donantes como el nervio hipogloso, el nervio maseterino o el nervio facial contralateral. Si la parálisis está establecida, lleva más de 1 o 2 años de evolución y los músculos faciales ya no son viables, se requieren transposiciones musculares o injertos microvascularizados en función de la edad, características y preferencias de cada persona.  En este sentido, lo más novedoso es la combinación de varias técnicas de reinervación, en las que los mejores resultados se obtienen combinando varios nervios, y esto solamente es posible en Unidades Multidisciplinarias de Parálisis Facial.

Por otro lado, un estudio reciente realizado por otorrinolaringólogos de la Universidad de Johns Hopkins y publicado en Plastic Sugery concluye que la técnica de transferencia del tendón temporal mínimamente invasiva ofrece un retorno inmediato, predecible y simétrico de la función de la sonrisa.  Esta técnica es útil en pacientes con parálisis de larga evolución que no pueden beneficiarse de técnicas de reinervación. Además, después de la cirugía, será necesario complementarla con rehabilitación específica de reeducación neuromuscular facial, muchas veces combinada con toxina botulínica. Por otro lado, en la mayoría de los casos se siguen procedimientos complementarios estéticos y sobre el ojo para mejorar el parpadeo y evitar problemas corneales.

Nueva escala de diagnóstico

Uno de los aspectos más controvertidos en el diagnóstico de esta patología es la evaluación del grado de parálisis de cada paciente. La escala más empleada hasta el momento es la de House-Brackmann, que asigna 6 grados desde una función normal (grado 1) hasta una parálisis completa (grado 6). Pero esta escala es muy subjetiva y hace complicado establecer claramente la asignación de los grados intermedios, especialmente diferenciar entre los grados 3 y 4. Para tratar de minimizar la diferencia entre observadores, se está popularizando una nueva escala electrónica (eFACE), descrita por la Unidad de Parálisis Facial de Harvard. Se trata de una escala analógica-visual de 15 ítems que evalúa la cara de cada paciente en reposo y en movimiento. La escala está accesible como app para iphone y android. Los primeros estudios muestran una gran concordancia entre los resultados asignados por distintos evaluadores, y está llamada a convertirse en la herramienta universal para la evaluación de estos pacientes.

 

Las personas que roncan no son conscientes o no buscan solución

Las personas que roncan no son conscientes o no buscan solución

Según datos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), más de la mitad de las personas que roncan no busca solución o no es consciente de ello. La SEORL-CCC  celebra su 68 Congreso en Madrid del 10 al 12 de noviembre, en el que se debatirán las últimas novedades en el tratamiento de esta patología, la roncopatía, que sufre el 20% de la población general y que afecta a más de la mitad de las personas mayores de 50 años.  La SEORL advierte de la importancia de recurrir a un otorrinolaringólogo cuando el problema se produzca todas las noches y cause alteraciones del sueño, en lugar de recurrir a remedios sin base científica. La Comisión de Roncopatía y Trastornos del Sueño de la SEORL-CCC ha recogido en el informe Los ronquidos y los remedios más usados para combatirlos algunas de las soluciones más utilizadas que circulan por la Red para desmontar los mitos en torno a ello.

Existen muchos métodos que circulan en la Red con ninguna base científica, como por ejemplo colocar una llave hueca debajo de la almohada o los zapatos usados ese mismo día debajo de la cama en forma de cruz. Algunos pueden ser útiles, como los lavados nasales con suero antes de acostarse para mejorar la obstrucción nasal o hacer gárgaras para mejorar el flujo en las vías aéreas superiores. Así lo explica el doctor Guillermo Plaza, miembro de la Comisión de Roncopatía y Trastornos del Sueño de la SEORL-CCC  y coordinador del informe. Por otro lado, si el ronquido es posicional, es decir, es mayor en la postura decúbito supino, es mejor dormir de lado, con la ayuda de almohadas u otros mecanismos.

Este especialista subraya que si no se acude al otorrinolaringólogo en busca de tratamiento y se recurre de forma constante a este tipo de remedios no se conseguirá una solución definitiva y más efectiva y los problemas pueden ser mucho mayores: puede provocar Síndrome de Apnea del Sueño, producir fragmentación del sueño tanto en el paciente como en su compañero de habitación, lo que puede derivar en conflictos familiares, sociales y hasta de pareja, pues incluso puede ser motivo primario de divorcios. Así mismo, puede ser causa de accidentes de tráfico y de mala rentabilidad laboral. Lo recomendable es acudir a un otorrinolaringólogo para que estudie cada caso y pueda determinar el mejor tratamiento a seguir por el paciente. “Sobre todo, cuando los ronquidos tienen lugar todos los días y producen alteraciones del sueño”, advierte el doctor Plaza.

Tratamientos eficaces

Hoy en día el tratamiento más eficaz para la roncopatía se basa, por un lado, en la modificación de los principales factores de riesgo causantes y, por otro, en técnicas quirúrgicas selectivas: con la cirugía del tabique nasal (septoplastia), la cirugía de los cornetes (turbinoplastia) y la cirugía del paladar (faringoplastia), podemos conseguir mejoras significativas y duraderas del ronquido, si se seleccionan de manera adecuada. Es por eso que el especialista más adecuado para el diagnóstico y el tratamiento es el otorrinolaringólogo. Para optimizar los resultados también se pueden añadir otras herramientas como la radiofrecuencia, la endoscopia o el láser. Una investigación publicada el pasado mes en Clinical Otolaryngology concluye que los pacientes intervenidos de septoplastia o turbinoplastia por obstrucción nasal demuestran una mejora significativa.

Las nuevas tecnologías también hacen posible mejoras en las técnicas quirúrgicas y en los resultados. En este sentido, otorrinolaringólogos españoles están trabajando en el desarrollo y estudio de una aplicación que permite navegar, analizar el flujo del aire en la fosa nasal en tres dimensiones y realizar una endoscopia virtual de forma interactiva. Un estudio en Acta Otorrinolaringológica Española concluye que esta herramienta proporciona información útil para el diagnóstico, el pronóstico y el seguimiento de las patologías nasales y representa una alternativa no invasiva para los pacientes con obstrucción nasal.  

En caso de que la roncopatía se deba a un síndrome de apnea obstructiva del sueño, el tratamiento más habitual es el de la Presión Positiva Continua en la vía aérea (CPAP, por sus siglas en inglés). Se trata de un respirador artificial o máscara nasal con la que se introduce aire a presión durante toda la noche para facilitar la respiración, puesto que mantiene despejadas las vías respiratorias, eliminando los ronquidos.

El ronquido primario o ronquido simple es la presencia de sonidos respiratorios graves durante el sueño en la vía aérea superior. Por norma general, no suele haber una interrupción de la respiración ni del sueño puesto que se suceden sin episodios de apnea, hipoventilación, desaturaciones, ni evidencia de insomnio o hipersomnia relacionados con esa fuerte respiración. Sin embargo, si al ronquido le acompaña la obstrucción de las vías respiratorias superiores, es señal de que esa persona padece algún tipo de trastorno del sueño. Entre los principales factores de riesgo, se encuentran ser hombre, la obesidad, la obstrucción nasal o el consumo de alcohol y tabaco. Por ello, entre las primeras medidas para acabar con los ronquidos se indican la pérdida de peso, ya que la acumulación de tejidos y grasas en la zona del cuello puede oprimir las vías respiratorias y dificultar la respiración.

Para descargar el informe Los ronquidos y los remedios más usados para combatirlos pincha aquí

Más de 1.300 otorrinolaringólogos debatirán los últimos avances en Madrid

Más de 1.300 otorrinolaringólogos debatirán los últimos avances en Madrid

Los últimos avances y actualizaciones en otorrinolaringología serán analizados del 10 al 12 de noviembre en el 68 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Durante estas jornadas más de 1.300 otorrinolaringólogos debatirán sobre los avances en sus diversas áreas. Es de resaltar la actividad en cirugía de cabeza y cuello, parálisis facial, plástica facial y apnea del sueño, sobre la que se presentará una guía de práctica clínica sobre la exploración física de la vía aérea superior en adultos. Las jornadas podrán seguirse en Twitter con los hashtag #SEORL2017 y #somosORL.

Una de las nuevas intervenciones quirúrgicas de las que se ofrecerán resultados durante el Congreso es la sialoendoscopia, una endoscopia que ayuda a diagnosticar y tratar de manera mínimamente invasiva las patologías que afectan a las glándulas salivales. Además, con respecto a la cirugía del cáncer de laringe, que tiene su mayor incidencia en España, se hablará sobre los avances en la rehabilitación funcional del paciente laringectomizado.

En estas jornadas se sentarán las bases para el tratamiento multidisciplinar de la parálisis facial y el papel importante el otorrinolaringólogo y se dedicará un espacio a los trastornos del equilibrio, donde se presentará una guía práctica de vértigo posicional paroxístico benigno, la causa más frecuente de vértigo en la población. Además se actualizarán conocimientos y experiencias en implantes cocleares, cirugía otológica, la incorporación de la tecnología 3D en la cirugía nasosinusal o la audición.

Habrá un apartado especial para la historia de la otorrinolaringología y de la propia Sociedad Española de Otorrinolaringología  (SEORL-CCC) en un novedoso formato comic, desarrollado por el doctor Primitivo Ortega. Los asistentes podrán aprovechar los diversos cursos de instrucción, talleres de trabajo y conferencias impartidas por un gran elenco de profesores expertos invitados de diferentes partes del mundo.