¿Por qué nos duelen los oídos al volar en avión?

¿Por qué nos duelen los oídos al volar en avión?

Los cambios de presión que se sufren al volar en un avión, o en la práctica de buceo y paracaidismo, o en descensos rápidos de puertos y montañas, pueden afectar a las cavidades del aire del organismo como son los oídos, los senos paranasales y los pulmones. Las variaciones de presión ambiental determinan una serie de cambios físicos en el organismo que se conocen en su conjunto como disbarismos o barotraumatismos.

El oído es un órgano, que al estar constituido por una cavidad no compresible con un orificio-tubo de drenaje colapsable, es muy sensible a los cambios de presión y por tanto muy susceptible a esta patología. Los síntomas principales pueden ser sensación de plenitud ótica, seguida de crisis de dolor intensa, acúfenos, autofonía, ruidos al movilizar la articulación temporomandibular e hipoacusia de transmisión. En algunos casos pueden aparecer alteraciones vestibulares.

El volumen de aire en el oído se expande al subir la presión y se contrae cuando esta desciende. En un vuelo la presión es constante manteniéndose entre 1.500 y 2.500 metros de altitud, una presión ante la que el aire del oído se expande y aumenta su volumen. El barotrauma se suele sufrir sobre todo al aterrizar ya que es un ya que supone un cambio muy brusco en la presión que provoca que el tímpano se desplace hacia adentro, lo que da lugar al taponamiento del oído.

Para prevenirlo hay que evitar viajar en avión con infecciones respiratorias y efectuar maniobras que posibiliten la permeabilidad de la trompa, como son la deglución, el bostezo y la masticación. También puede ser útil la maniobra de Valsalva, que consiste en tomar aire, tapar la nariz y la boca y soplar aumentando la presión en la faringe, que ayuda a ventilar el oído. Además, es importante mantenerse despiertos pues durante el sueño el mecanismo de deglución se ralentiza, lo que impide regular la presión.

¿Cómo se produce?

La función de la trompa de Eustaquio consiste en equilibrar la presión entre la caja timpánica y la rinofaringe (presión atmosférica del entorno). Cuando existe una hiperpresión en el oído medio, la trompa se abre pasivamente dejando escapar el aire, mientras que en una hipopresión se necesita la acción de los músculos periestafilinos para abrirse activamente dejando entrar aire del cavum.

La Ley de Boyle Mariotte establece que en condiciones de temperatura constante, el volumen de los gases guarda una relación inversa con la presión a la que son sometidos. Así, al ascender a grandes alturas rápidamente la presión atmosférica desciende por lo que según Boyle, produce un aumento del volumen del aire contenido en la caja timpánica proyectándose la membrana timpánica hacia fuera. En condiciones normales, la apertura pasiva de la trompa compensaría esta situación. Por el contrario al descender, la presión aumenta con lo que el aire de la caja timpánica tiende a reducir su volumen, produciéndose una retracción del tímpano hacia la caja. Esta situación precisa de la apertura activa muscular de la trompa para equilibrarse.

Equipo e instrumental para consulta ORL

Consulta completa de ORL, mobiliario, equipos e instrumental. Se vende completo o por separado.
Se enviarán fotos por whatsapp si se solicita.

Descripción: Sillón de exploración ORL eléctrico, microscopio Zeiss de luz halógena, 2 monitores LCD blancos, cámara y fuente de luz Storz con sus respectivos soportes estilo torre, 2 ópticas de 30º y 70º, cable de luz asociado.
Material de utillaje para la consulta: otoscopio, rinoscopios, juego de diapasones, aspiradores Frazier de varios tamaños, set de pinzas varias (bayoneta, rectas finas, gruesas, pinzas de cuerpo extraño cavidad oral e hipofaringe, pinzas de manejo en oído, nariz, laringe…), caja de salvá de oído completa, material quirúrgico para amigdalectomía, aspirador portátil potente con depósito de 1 litro.
Mobiliario: mesa antigua de madera de castaño y piel con dos sillas de piel y capitoné, muy elegantes. Impresora Hewlett-Packard.

Precio: 8500€ (negociable)

Persona de contacto: Diana Lourido Piedrahita
Email: dilouro81@gmail.com
Teléfono: 679278698

Información práctica del próximo Congreso de la SEORL

Información práctica del próximo Congreso de la SEORL

El 67 Congreso de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) se acerca y en este post se ofrece información necesaria a tener en cuenta para los asistentes:

  1. Se celebra del 21 al 24 de octubre. Empieza un viernes, siendo la ceremonia inaugural esa misma tarde y termina un lunes.
  2. Se celebra en el Palacio de Exposiciones de Sevilla, FIBES II, que se encuentra en Avda. Alcalde Luis Uruñuela, 1. Las sesiones científicas se desarrollarán en las diferentes salas del edificio y en los tres auditorios del Palacio.
  3. Cualquier duda se puede dirigir a la secretaría técnica en 915 759 393 y congreso.consultas@seorl.net
  4. El programa preliminar previsto por la organización se compone de videopresentaciones, cursos y talleres de formación, simposios, conferencias y sesiones de comunicación y pósters, entre otros. Se puede consultar aquí.
  5. Las cuotas de inscripción se incrementarán a partir del 13 de septiembre. Las fechas límite de inscripción son el 14 de octubre para las inscripciones pagadas por transferencia bancaria, y el 20 de octubre para las pagadas por TPV virtual.
  6. La organización tiene un listado de hoteles para facilitar el alojamiento de los asistentes que además incluye un servicio de traslados a la sede del congreso. Se pueden consultar aquí.
  7. La organización dispone de un descuento en RENFE del que los asistentes se pueden beneficiar con este bono
  8. Los miembros del comité organizador son, como presidentes, los doctores Francisco Esteban Ortega y Serafín Sánchez Gómez; como vicepresidente, el doctor Mario Fernández; como secretario, el doctor Carlos Ramírez, y, como vocal, el doctor Carlos Domingo Carrasco.
  9. Si los asistentes desean hacer alguna sugerencia con respecto a la organización del congreso pueden hacerla en el siguiente enlace
  10. Para consultar el listado de expositores pincha aquí
¿Qué hacer si un niño se traga un cuerpo extraño?

¿Qué hacer si un niño se traga un cuerpo extraño?

La presencia de cuerpo extraño faríngeo o hipogaríngeo es una patología muy frecuente en niños, fácil de diagnosticar y tratar. Los más habituales en la práctica otorrinolaringológica son las espinas o cartílagos de pescado, huesos pequeños, así como objetos metálicos dejados, inadvertidamente o con intención, en los alimentos. Otros menos frecuentes son prótesis dentales, alfileres, monedas…

Si por accidente o por intención, un niño se ha tragado uno de estos cuerpos extraños faríngeos, los síntomas que puede presentar son dolor faríngeo que aumenta con la deglución. Lo importante será acudir al servicio de urgencias más próximo para que sea atendido por un especialista en otorrinolaringología. Para su diagnóstico será preciso evaluar la posible relación de las molestias con la ingesta, el tipo de cuerpo extraño o el tiempo transcurrido desde que se lo ha tragado. Para ello se preguntará al menor o a sus padres sobre la naturaleza del objeto ingerido.

También puede suceder que el cuerpo extraño esté en la zona de nasofaringe a la que pueden llegar por dos vías. Una de ellas es debido a una mala técnica de extracción de cuerpo extraño, al inicio nasal, y la otra es porque se haya impactado como consecuencia de un vómito. También pueden localizarse ahí como resultado de gasas olvidadas después de maniobras de taponamiento para cohibir hemorragias durante la adenoidectomía (la llamada operación de vegetaciones).

Lo importante es que el niño esté tranquilo para facilitar la exploración y la extracción del cuerpo extraño en caso de que sea necesario. El paciente se sentará en el sillón de exploración y deberá no deglutir saliva, además de señalar exactamente el lugar en el que nota el cuerpo extraño para que el especialista se pueda hacer una idea de su localización.

Entre los síntomas que puede presentar, dependiendo de su localización, son dificultad total para tragar o disfagia, mucho dolor, babeo y regurgitación total, si se localiza en el tercio medio del esófago. Si el cuerpo extraño es laríngeo el niño presentará disfonía, accesos de tos y, dependiendo del tamaño y la localización del mismo, puede incluso presentar disnea o dificultad respiratoria.

El especialista realizará la exploración de la cavidad bucal, las fosas amigdalares y la orofaringe. Si fuera necesario explorar la hipofaringe o la laringe, será necesario realizar una laringoscopia.

¿Qué es un implante coclear?

¿Qué es un implante coclear?

Los implantes cocleares son dispositivos electrónicos que permiten restaurar la función auditiva mediante la estimulación eléctrica de las terminaciones nerviosas del nervio coclear. Se colocan mediante una intervención quirúrgica y permiten a un paciente completamente sordo de ambos oídos obtener sensación auditiva. Lo pueden utilizar los pacientes que padezcan una pérdida auditiva profunda de ambos oídos y se deban a alteraciones del oído interno, en concreto de la cóclea (caracol).

Se pueden colocar tanto en niños que han nacido sordos como en adultos que han perdido la audición a lo largo de su vida. Dentro de la cobertura del sistema nacional de salud, están incluidos tanto el estudio como el tratamiento quirúrgico de estos pacientes, siempre y cuando se realice en uno de los centros acreditados a tal efecto.

Los resultados son extraordinariamente satisfactorios dado que la gran mayoría de los pacientes implantados, tras un periodo variable, tienen sensación auditiva que les permite desarrollar una vida que en muchos casos es equiparable a la de una persona normoyente.

Funcionamiento de un implante coclear

Consta de una parte externa conocida como procesador de voz que dispone de un micrófono para captar la señal sonora, una unidad de baterías para alimentar el dispositivo, una bobina y la electrónica necesaria para procesar la señal. La bobina contiene un imán y un transmisor de radiofrecuencia para comunicarse con la parte interna. La electrónica de la parte externa analiza la señal acústica y la codifica en forma de estímulos eléctricos, es decir, hace las funciones de transductor mecano-eléctrico que fisiológicamente lleva a cabo la cóclea.

La parte interna actúa como receptor o estimulador y es la que se introduce en el paciente mediante un acto quirúrgico por lo que queda aislada del exterior. Se compone de una carcasa que se fija sobre el cráneo del paciente, una guía de electrodos que se aloja en la rampa timpánica de la cóclea y, en algunos modelos, un electrodo de referencia que se coloca debajo del músculo temporal.

Los imanes de la bobina y del receptor-estimulador mantienen unidas ambas partes: el receptor-estimulador queda anclado al hueso y la bobina del procesador de voz queda al otro lado de la piel sujeta por la fuerza del imán. La comunicación entre una y otra parte se realiza mediante ondas de radio que atraviesan la piel, sin que exista ningún contacto físico entre ambas. Estas ondas de radio transportan la energía para la parte interna (que carece de unidad de baterías propia) y los datos procesados por la parte externa. La parte interna genera los pulsos eléctricos codificados en los datos que recibe del procesador de voz y los transmite a las terminaciones nerviosas del nervio auditivo a través de la guía de electrodos.