¡Cuidado con el aire acondicionado!

¡Cuidado con el aire acondicionado!

El uso del aire acondicionado puede incrementar los problemas de garganta en verano, según advierte la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Las variaciones bruscas de temperatura, por el contraste entre recintos cerrados con aire frío y las altas temperaturas de la calle, propician la aparición de faringitis y laringitis, así como alteraciones en la voz. Entre las recomendaciones para evitarlos se encuentran evitar el uso y exposición prologados de estos aparatos, humedecer el ambiente con humidificadores y  proteger la garganta.

El aire frío que expulsan este tipo de máquinas provoca una serie de alteraciones en los sistemas de defensa naturales de la nariz y la garganta. “Así, los cilios pierden movilidad y la circulación normal de la mucosa se vuelve más lenta o incluso cesa, lo que también puede dar lugar a la aparición de sinusitis y otitis. Por otro lado, también se genera un ambiente seco que aumenta el daño en estos mecanismos de defensa”, comenta el doctor Carlos Ramírez, miembro de la Junta Directiva de la SEORL.

Factores como el aire frío y el ambiente seco que propician estas máquinas pueden desencadenar una inflamación del tejido faríngeo y dar lugar a la denominada faringitis, que también puede aparecer como consecuencia de la baja humedad. Los principales síntomas son la sequedad y constricción faríngea, a veces, sensación de quemazón, así como carraspeo y exudado que desencadena una tos pertinaz. Por otro lado, los cambios bruscos de temperatura pueden ocasionar inflamación de la mucosa laríngea y provocar laringitis, cuyos síntomas principales son la disfonía y la odinofagia.

Las medidas recomendadas por los otorrinolaringólogos para prevenir problemas de garganta durante el verano pasan por evitar el uso prolongado del aire acondicionado y los cambios bruscos de temperatura. Además, será preciso llevar a cabo una adecuada y constante hidratación, para hacer frente a la sequedad del ambiente y, si es posible, usar humidificadores. Por otro lado, también es importante el seguimiento de una dieta equilibrada y seguir medidas higiénicas para evitar los contagios, como el lavado de manos.

La apnea del sueño, alteración común con mayor prevalencia en hombres

La apnea del sueño, alteración común con mayor prevalencia en hombres

El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es una alteración común con una mayor prevalencia en los hombres, pues afecta al 4% de estos en edad media, frente al 2% de mujeres, según datos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Consiste en la aparición de pausas de respiración de más de 10 segundos de duración (apneas) durante el sueño que se repiten de forma importante a lo largo del sueño, originando importantes alteraciones médicas a medio y largo plazo.

No se debe confundir al paciente roncador simple (que solo ronca) del paciente que además de roncar tiene frecuentes y repetidas apneas. En este último suele aparecer somnolencia diurna (por inadecuada calidad del sueño), alteraciones del comportamiento (irritación, nerviosismo) y dificultad de concentración. A largo plazo y si no se toman las medidas necesarias pueden aparecer severos problemas cardiopulmonares (Hipertensión arterial, hipertensión pulmonar) que lleguen a poner en peligro la vida del paciente.

Algunos signos que pueden hacer sospechar la presencia de apnea obstructiva del sueño son episodios repetitivos de asfixia, despertares frecuentes con interrupción del sueño, así como somnolencia diurna, disminución de la atención y de la calidad de vida.

Debido a la complejidad de este Síndrome resulta fundamental un adecuado y profundo estudio de cada paciente para evaluar la posibilidad de diversos tratamientos quirúrgicos o la utilización de dispositivos que durante el sueño introduzcan el aire en la vía respiratoria con presión suficiente para que esta no se colapse (CPAP o dispositivos equivalentes).

 

¿Cuáles son las últimas novedades en audífonos?

El doctor Jaime Marco, vicedepresidente de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), explica en este vídeo cuáles son los principales avances que se han producido en audífonos en los últimos años. Entre ellos se encuentran los que incorporan bluetooth o los adaptados para personas con tinnitus.

Los audífonos con bluetooth permiten a las personas que sufren pérdida auditiva escuchar directamente desde la fuente emisora del sonido. Por otro lado, existen aparatos adaptados para pacientes con tinnitus que generan ruidos neutros que son capaces de mitigar los acúfenos.

La cirugía endoscópica, solución para pacientes con sinusitis y rinosinusitis crónica

La sinusitis crónica, la rinosinusitis crónica y la poliposis nasosinusal son patologías que afectan a la vía aérea superior, es decir, la fosa nasal, y son muy frecuentes en la población. Así lo explica en este vídeo el doctor Carlos Ramírez Calvo, director de Reuniones y Congresos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). El doctor Ramírez es codirector del Servicio de ORL del Hospital Vithas Nuestra Señora de América de Madrid y destaca por su amplia formación y experiencia en cirugía endoscópica nasal.

La sinusitis y la rinitis son dos enfermedades que, en la mayoría de los casos, suelen coexistir, de ahí que el término correcto empleado sea el de rinosinusitis. Se trata de una inflamación de las fosas nasales y de los senos paranasales que se caracteriza por la presencia de síntomas como la obstrucción o congestión nasal, secreción nasal, rinorrea, dolor o sensación de presión facial o pérdida total o parcial del sentido del olfato. Además, en la exploración endoscópica se detectan pólipos nasales y/o secreción mucopurulenta y edema u obstrucción mucosa. Para considerarse crónica debe tener más de 12 semanas de evolución sin resolución completa de los síntomas. La rinosinusitis es un problema de salud importante que representa una elevada carga económica a la sociedad.

Cuando no se resuelven bien con tratamiento médico está indicada la cirugía y la más utilizada es la cirugía endoscópica nasosinusal, que supone una solución definitiva para la mayoría de pacientes, salvo los casos de poliposis nasosinusal muy agresiva y con otras patologías concomitantes. Con ella se consigue explorar la fosa nasal a través de los orificios naturales de la nariz gracias al endoscopio. La mayor parte de las veces se utiliza para abrir los senos paranasales a la cavidad oral para que el drenaje de estos senos sea efectivo, no se acumule moco, se resuelva la sinusitis, y en los pacientes que presentan pólipos, retirarlos y abrir la fosa nasal para que la recurrencia sea menor.

Se trata de una cirugía muy segura. Hoy por hoy existen medios terapéuticos suficientemente seguros como para que la posibilidad de complicación sea mínima. Lo normal es realizar la cirugía endoscópica nasosinusal bajo anestesia general, aunque habrá casos con patologías complejas en los que haya que emplear anestesia local y sedación. Las nuevas tecnologías han permitido incorporar el uso de balones nasosinusales para realizar técnicas con anestesia local incluso en consulta.

¿Cómo será el próximo Congreso de la SEORL?

El doctor Mario Fernández, secretario de la SEORL, explica en este vídeo las principales novedades del 67 Congreso Nacional que se celebrará en Sevilla del 21 al 24 de octubre. Pretende ser un evento ambicioso en el que tengan cabida tanto el ámbito científico como el social.

 En palabras del doctor Miquel Quer i Agusti, presidente de la SEORL, el primer objetivo de este congreso es el diálogo entre los especialistas sobre la pasión y vocación que les une: la Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Este diálogo permite el intercambio de experiencias, conocimientos, habilidades, etc.,. En este sentido considera que el elemento clave del Congreso son las comunicaciones libres y los pósteres, donde todos podrán explicar y aportar su quehacer e inquietudes.

El segundo objetivo es la formación continuada, con especial énfasis en la actualización de conocimientos y en la exposición de las últimas novedades. Para ello el Congreso presenta un gran número de cursos de instrucción, de talleres de trabajo y de conferencias impartidas por compañeros expertos y por los profesores invitados. En este apartado, las Comisiones Científicas de la SEORL juegan un papel fundamental en el programa, dado que son ellas las que proponen y dinamizan el mismo, buscando los mejores expertos para cada tema. La especialidad progresa a una gran velocidad, y el Congreso es un marco magnífico para conocer, actualizarse y también para conocer de primera mano los últimos avances.

El tercer objetivo, y posiblemente el más importante, es mantener el contacto personal entre todos. Es un papel muy específico del Congreso: ofrece la posibilidad de conocerse, dialogar, aumentar el compañerismo y cultivar la amistad.

Los baños en playas y piscinas incrementan el riesgo de otitis en verano

Los baños en playas y piscinas incrementan el riesgo de otitis en verano

Los baños en playas y piscinas unidos al calor, incrementan el riesgo de otitis externa como consecuencia de la humedad, según advierte la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Las personas con sudoración excesiva y que pasan más tiempo en el agua, como la población infantil, son las más vulnerables. “Además, los niños tienen los conductos del oído más pequeños, lo que facilita en ocasiones la retención del agua”, destaca el doctor Manuel Manrique, presidente de la Comisión de Otología de la SEORL.

Este tipo de patologías se conocen también como la otitis del nadador. “Son muy frecuentes durante el verano y consisten en la infección e inflamación del epitelio que recubre el conducto auditivo externo”, comenta el doctor Manrique. Este epitelio o piel, que protege de la infección de bacterias y hongos, añade, “sufre una maceración como consecuencia de la humedad y el calor, lo que facilita la actuación de los gérmenes”.

Los principales síntomas derivados de este tipo de otitis son: dolor, molestias al masticar o bostezar, picor, sensación de taponamiento, una leve pérdida de audición y percepción de humedad en el oído, a veces en forma de supuración. La ausencia de cerumen puede favorecer su aparición ya que éste actúa como protector del conducto auditivo, “de ahí que lo recomendable sea no extraerlo de forma sistemática. En aquellos casos en los que la persona tiene tendencia a formar tapones que ocluyen de cera o queratina de forma completa el conducto, es importante que la limpieza sea realizada por un profesional sanitario antes de la llegada del verano”, explica el doctor Manrique. El uso de bastoncillos u otros objetos tampoco se aconseja porque pueden irritar la piel y hacer que la cera quede impactada en la parte más profunda del oído, desprotegiendo la zona, “lo que complica aún más el problema”, insiste.

Otros factores de riesgo son las dermatitis alérgicas, el estrés, los ambientes polvorientos, así como la contaminación bacteriana o química de las aguas. Además, las personas con antecedentes de dermatitis, exostosis del conducto, perforaciones timpánicas, cirugías previas sobre los oídos, diabetes o inmunodeficiencia deben tener especial cuidado e incluso utilizar tapones óticos, cintas o gorros de baño, para reducir la posibilidad de entrada de agua en los oídos.

El tratamiento de las otitis externas difusas en fases iniciales puede ser aplicando localmente gotas antibióticas-corticosteroideas y antinflamatorios por vía oral. En algunos casos más avanzados en su evolución, “será preciso utilizar antibióticos por vía oral”, afirma este experto. Una vez curada, “será necesario advertir al paciente de la posibilidad de futuros brotes ya que suele haber personas muy susceptibles a padecerlas con más facilidad. De ahí la importancia de la prevención”, indica.